eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Economistas Sin Fronteras

Somos una Organización no Gubernamental de Desarrollo (ONGD), fundada en 1997 por un grupo de profesores y catedráticos universitarios, activamente comprometidos y preocupados por la desigualdad y la pobreza.

Nuestro objetivo principal es contribuir a generar cambios en las estructuras económicas y sociales que permitan que sean justas y solidarias.

Nuestros fines son la realización de programas y proyectos para contribuir al desarrollo de zonas y sectores de la población especialmente vulnerables, tanto en España como en los países del Sur; el fomento de una nueva cultura económica a través de la promoción de la Responsabilidad Social Corporativa y las Inversiones Socialmente Responsables y la realización de acciones de sensibilización y educación para el desarrollo de la sociedad civil.

Una paradoja para una pandemia

Durante estos días de cuarentena, se han escuchado desde fantásticas terrazas discursos en los que se animaba al común de los mortales a pensar en positivo y valorar las enseñanzas de esta distopía microbiológica. Debemos apreciar más los abrazos, aprender a cuidarnos, darle menos importancia a lo material. Aunque se agradece el esfuerzo, la evidencia habla por sí sola. Puede que este virus lo paremos unidas, pero sus consecuencias no afectan por igual a toda la ciudadanía. Con este panorama, ¿es una frivolidad decir eso de que el dinero no da la felicidad?

En este sentido, el economista Richard Easterlin tiene algo que decir. En 1974 publicó un artículo en el que anunciaba su famosa paradoja: si la felicidad no se incrementa según aumentan los ingresos, ¿por qué tanta obsesión con el crecimiento económico? Pues bien, hasta 2018, esta pregunta sólo había sido atendida por algún esbozo de análisis empírico. Pero en ese mismo año, algunos investigadores de la Universidad de Leeds se pusieron manos a la obra para analizar la relación entre bienestar y renta en nada más y nada menos que 120 países durante el periodo 2005-2015.

Seguir leyendo »

Banca y finanzas a golpe de 'click'

Hasta no hace mucho tiempo resultaba incómodo e inseguro consultar los datos de nuestro propio banco en el móvil u ordenador, siendo preferente ir al gestor bancario a consultar cualquier duda en persona. Hoy en día las tornas están cambiando a un ritmo vertiginoso. Las nuevas generaciones, con los millenials a la cabeza, son los que están cambiando el hábito de ir al banco en persona a consultar cualquier gestión, a hacerlo directamente desde casa a golpe de 'click'.

Toda esta revolución en el ámbito financiero se denomina Fintech, que no es más que la combinación de las palabras finance (finanzas) y technology (tecnología) en inglés.

Seguir leyendo »

Ahora también toca sangre, sudor y lágrimas, señor Churchill

Me encantan las series de la BCC, especialmente las que tienen la Segunda Guerra Mundial como trasfondo. Me alucina ver su capacidad de coordinación para enfrentarse a la invasión alemana. El gobierno decía que había que tapar las ventanas con tela negra, y todos taparon las ventanas. Que había que llevar una máscara anti-gas, pues todos con su máscara en la calle. Tejer para los soldados, dar mantas o metales, convertir los jardines públicos en huertos... Y la guinda del pastel: la respuesta de los barcos particulares para recoger a los soldados atrapados en Dunquerque. Aunque implicara un sacrificio, aunque se jugaran la vida, los británicos siguieron las instrucciones. Y vencieron.

Igualito que nosotros. Tenemos también un enemigo común; y no está a la puerta, sino que ya ha entrado. El riesgo de macro colapso de los sistemas es alto; los micro colapsos ya han empezado. ¿Cómo es posible que no seamos capaces de coordinarnos para intentar una respuesta? ¿Qué es distinto ahora? Cinco cosas, creo yo, son diferentes.

Seguir leyendo »

Decodificando el veganismo

Llevo cierto tiempo observando un progresivo incremento en el grado de intolerancia con relación a los alimentos y las dietas. Respeto el veganismo, y, sin embargo, aparentemente una especie de "fascismo" vegano está emergiendo y, si no sigues su camino, entonces o eres tonto o simplemente cruel. Pues bien, ser intolerante es una cualidad que se asocia al fascista, ser vegano no. Esta afirmación, aunque pueda parecerte una bobada, sin embargo me permite captar tu atención y dirigir este artículo hacia la idea central del mismo, que no es otro que el análisis del impacto económico que la irrupción del veganismo podría tener en nuestra sociedad.

Pensemos por un momento, ¿cuántos recursos podríamos ahorrar en el mundo si la gente comiera menos carne? Un Informe reciente de la Oxford Martin School sobre el futuro de los alimentos estima que los cambios en las dietas podrían ahorrar hasta mil millones de dólares por año en atención médica. Para 2050 se estima que se podrían evitar 8, 1 millones de muertes al año si seguimos las pautas alimenticias veganas. Además, el mismo informe afirma que una adopción generalizada del veganismo podría reducir las emisiones de gases a la atmósfera en casi un 70%. Por otro lado, se liberarían tierras agrícolas para otros usos, ya que casi el 80% de las tierras de cultivo del mundo se dedica a la cría de animales. Una dieta basada en plantas reduciría el uso de la tierra para la agricultura en un 76%. Las cifras parecen contundentes ¿verdad? entonces ¿por qué no somos todos veganos ya?

Seguir leyendo »

Cri-Cri-Crisis

Año nuevo, mantras viejos. Se fue 2019 y con él dejamos atrás un año donde el lenguaje se ha vuelto más bronco de lo habitual en algunos aspectos y más tibio de lo que resultaría deseable en otros tantos. Así, despedimos un 2019 marcado al menos, en el tablero político por el endurecimiento discursivo, la disputa por los significantes y la importancia del relato(r). Un año fecundo para la retórica parlamentaria, salpicada de palabras gruesas y golpes de efecto, que culmina con la elevación del tono y la rebaja de los compromisos adquiridos. Con discursos hiperbólicos y desmanes lingüísticos que evocan la nostalgia de otro tiempo y con puestas en escena más atentas a cuestiones de forma que de fondo.

El veinte veinte ha llegado. Plagado de buenas intenciones y con algunos asuntos que todavía colean, como la tensión en Oriente Medio y América Latina o la falta de acuerdo entre Londres y Bruselas, las agendas internacionales afrontan en este sentido un año de ajetreo en materia política. Desde las presidenciales de Estados Unidos que vienen hasta otros, como el Reino Unido, que se van. Aquí, en clave doméstica, los propósitos para el nuevo año no son menos ambiciosos. Arranca el 2020 y con él, la actividad parlamentaria.

Seguir leyendo »

Cuidado de los suelos y soberanía alimentaria: dos conceptos interrelacionados

Según la ONU, cada cinco segundos se erosiona una superficie de tierra equivalente a un campo de fútbol. Esta es una tendencia creciente y acelerada ante el cambio climático. La pérdida de vegetación, el incremento de los incendios forestales, la sobreexplotación del agua y la mayor frecuencia de sequías son algunos de los factores que a su vez están relacionados con el aumento de las temperaturas globales y que provocan la degradación de los suelos.

En el contexto europeo, España es uno de los países más amenazados con la desertificación. Cada año pierde más de 500 millones de toneladas de suelo y casi el 74% de su territorio es susceptible de desertificación.

Seguir leyendo »

Lo profesional es personal en los negocios

En este mundo complejo y en una cuenta atrás climática, entender que las decisiones empresariales responden a mucho más que a los intereses de los accionistas sólo se conseguirá volviendo a acercar las esferas de lo profesional y lo personal.

Si el feminismo levantó la mano desde lo social para indicar que todo aquello que es personal es político, desde la academia económica-empresarial sería bien interesante comenzar a integrar en los másteres de dirección de empresas esta reflexión. Y es que durante la segunda mitad del siglo XX se asentó esta visión de separar la esfera personal de la profesional. Hollywood refleja esta figura en varios films de manera magistral, en los que un adorable padre de familia los fines de semana se transforma en un agresivo tiburón financiero al pisar el parqué de Wall Street.

Seguir leyendo »

Amor y política

Hace ya un tiempo que me he concienciado de que el amor es la única energía que permite que evolucionemos como personas y como especie. Sin amor, las creencias, visiones, valores y acciones pierden toda legitimidad y sentido. A mi juicio, sólo desde la conciencia de que somos personas interdependientes y cooperativas y de que compartimos con el resto de seres sensibles una tierra que nos nutre y nos cobija, es posible avanzar en los planteamientos de políticas públicas que nos permitan gestionar lo "común" en pos de un futuro seguro y sano para nuestra especie y el planeta.

Como profesora de universidad e investigadora en temas de desarrollo sostenible tengo muy claro que este tipo de afirmaciones son totalmente inconvenientes, cuando no perjudiciales, para el ejercicio y la promoción de mi carrera académica. En un mundo construido bajo creencias dicotómicas, la "mente" es, en oposición al cuerpo, el único espacio vital útil y legítimo en que podemos habitar. Como el resto de los espacios públicos que ha construido la modernidad ilustrada, la Universidad se caracteriza por la promoción de la razón y la inteligencia práctica dado que en sus aulas se busca avanzar en el método científico para acumular conocimientos y contrastar teorías. Se trata de un ámbito organizado bajo la racionalidad eficientista y burocrática que pretende, cada vez más, promover la producción y distribución del conocimiento científico como si éste fuera un producto objetivo y neutro que debe estar despojado de todo sentido emocional y sensible.

Seguir leyendo »

Tantas hipotecas como osos polares

Cuando pensamos que los efectos del cambio climático no nos van a afectar a corto plazo y confiamos el futuro de nuestros hijos a las generaciones venideras, lo que realmente estamos haciendo en la práctica es hipotecar un futuro que cada vez está menos dispuesto a negociar los tiempos.

Extrapolando la situación del cambio climático con el panorama del reciente cambio regulatorio a nivel hipotecario en España, en estos momentos se puede afirmar que el poder que tenemos para hipotecar el futuro de nuestro planeta es mayor que el que poseemos para conseguir una hipoteca sobre la vivienda que tenemos la intención de adquirir. Así, si tiempo atrás los precios del alquiler incitaban a adquirir vivienda, en cambio ahora no es que se tenga la opción de alquilar o comprar, sino que es una obligación el hecho de alquilar ante la imposibilidad actual de financiar una vivienda mediante préstamo hipotecario para la mayoría de los perfiles medios.

Seguir leyendo »

Por qué nos sorprende entrar en recesión cuando nunca hemos salido de la crisis

En las últimas semanas hemos asistido a una multiplicación en los medios de comunicación de noticias sobre el riesgo de recesión en la economía europea, encabezado por la debilidad de la economía alemana, y coreado por los riesgos de la británica a raíz de la incertidumbre del Brexit. También se ha celebrado a finales de septiembre la Cumbre del Clima y paralelamente se ha informado intensivamente sobre las movilizaciones sociales, encabezadas por las generaciones más jóvenes, pidiendo una mayor responsabilidad política, con actuaciones rápidas, efectivas y globales, para poder limitar, en la medida de lo posible, los efectos del irreversible cambio climático.

Lo que me sorprende de estos debates no es su intensidad, sino la desconexión que observo entre ellos. En general, se les trata (en los medios, en la política, en la sociedad, y por supuesto, en los organismos económicos) como dos fenómenos separados, aislados. Y no sólo me sorprende la falta de análisis y relación entre estas dos cuestiones, también respecto a la guerra comercial entre EE.UU. y China, los ataques a las refinerías de Arabia Saudí, la crisis migratoria y humana, y por supuesto, la crisis política en las democracias occidentales, de las que son ejemplo el Brexit, o la inestabilidad de la política española.

Seguir leyendo »