eldiario.es

9

Economistas Sin Fronteras

Somos una Organización no Gubernamental de Desarrollo (ONGD), fundada en 1997 por un grupo de profesores y catedráticos universitarios, activamente comprometidos y preocupados por la desigualdad y la pobreza.

Nuestro objetivo principal es contribuir a generar cambios en las estructuras económicas y sociales que permitan que sean justas y solidarias.

Nuestros fines son la realización de programas y proyectos para contribuir al desarrollo de zonas y sectores de la población especialmente vulnerables, tanto en España como en los países del Sur; el fomento de una nueva cultura económica a través de la promoción de la Responsabilidad Social Corporativa y las Inversiones Socialmente Responsables y la realización de acciones de sensibilización y educación para el desarrollo de la sociedad civil.

Cuidado de los suelos y soberanía alimentaria: dos conceptos interrelacionados

Según la ONU, cada cinco segundos se erosiona una superficie de tierra equivalente a un campo de fútbol. Esta es una tendencia creciente y acelerada ante el cambio climático. La pérdida de vegetación, el incremento de los incendios forestales, la sobreexplotación del agua y la mayor frecuencia de sequías son algunos de los factores que a su vez están relacionados con el aumento de las temperaturas globales y que provocan la degradación de los suelos.

En el contexto europeo, España es uno de los países más amenazados con la desertificación. Cada año pierde más de 500 millones de toneladas de suelo y casi el 74% de su territorio es susceptible de desertificación.

Seguir leyendo »

Lo profesional es personal en los negocios

En este mundo complejo y en una cuenta atrás climática, entender que las decisiones empresariales responden a mucho más que a los intereses de los accionistas sólo se conseguirá volviendo a acercar las esferas de lo profesional y lo personal.

Si el feminismo levantó la mano desde lo social para indicar que todo aquello que es personal es político, desde la academia económica-empresarial sería bien interesante comenzar a integrar en los másteres de dirección de empresas esta reflexión. Y es que durante la segunda mitad del siglo XX se asentó esta visión de separar la esfera personal de la profesional. Hollywood refleja esta figura en varios films de manera magistral, en los que un adorable padre de familia los fines de semana se transforma en un agresivo tiburón financiero al pisar el parqué de Wall Street.

Seguir leyendo »

Amor y política

Hace ya un tiempo que me he concienciado de que el amor es la única energía que permite que evolucionemos como personas y como especie. Sin amor, las creencias, visiones, valores y acciones pierden toda legitimidad y sentido. A mi juicio, sólo desde la conciencia de que somos personas interdependientes y cooperativas y de que compartimos con el resto de seres sensibles una tierra que nos nutre y nos cobija, es posible avanzar en los planteamientos de políticas públicas que nos permitan gestionar lo "común" en pos de un futuro seguro y sano para nuestra especie y el planeta.

Como profesora de universidad e investigadora en temas de desarrollo sostenible tengo muy claro que este tipo de afirmaciones son totalmente inconvenientes, cuando no perjudiciales, para el ejercicio y la promoción de mi carrera académica. En un mundo construido bajo creencias dicotómicas, la "mente" es, en oposición al cuerpo, el único espacio vital útil y legítimo en que podemos habitar. Como el resto de los espacios públicos que ha construido la modernidad ilustrada, la Universidad se caracteriza por la promoción de la razón y la inteligencia práctica dado que en sus aulas se busca avanzar en el método científico para acumular conocimientos y contrastar teorías. Se trata de un ámbito organizado bajo la racionalidad eficientista y burocrática que pretende, cada vez más, promover la producción y distribución del conocimiento científico como si éste fuera un producto objetivo y neutro que debe estar despojado de todo sentido emocional y sensible.

Seguir leyendo »

Tantas hipotecas como osos polares

Cuando pensamos que los efectos del cambio climático no nos van a afectar a corto plazo y confiamos el futuro de nuestros hijos a las generaciones venideras, lo que realmente estamos haciendo en la práctica es hipotecar un futuro que cada vez está menos dispuesto a negociar los tiempos.

Extrapolando la situación del cambio climático con el panorama del reciente cambio regulatorio a nivel hipotecario en España, en estos momentos se puede afirmar que el poder que tenemos para hipotecar el futuro de nuestro planeta es mayor que el que poseemos para conseguir una hipoteca sobre la vivienda que tenemos la intención de adquirir. Así, si tiempo atrás los precios del alquiler incitaban a adquirir vivienda, en cambio ahora no es que se tenga la opción de alquilar o comprar, sino que es una obligación el hecho de alquilar ante la imposibilidad actual de financiar una vivienda mediante préstamo hipotecario para la mayoría de los perfiles medios.

Seguir leyendo »

Por qué nos sorprende entrar en recesión cuando nunca hemos salido de la crisis

En las últimas semanas hemos asistido a una multiplicación en los medios de comunicación de noticias sobre el riesgo de recesión en la economía europea, encabezado por la debilidad de la economía alemana, y coreado por los riesgos de la británica a raíz de la incertidumbre del Brexit. También se ha celebrado a finales de septiembre la Cumbre del Clima y paralelamente se ha informado intensivamente sobre las movilizaciones sociales, encabezadas por las generaciones más jóvenes, pidiendo una mayor responsabilidad política, con actuaciones rápidas, efectivas y globales, para poder limitar, en la medida de lo posible, los efectos del irreversible cambio climático.

Lo que me sorprende de estos debates no es su intensidad, sino la desconexión que observo entre ellos. En general, se les trata (en los medios, en la política, en la sociedad, y por supuesto, en los organismos económicos) como dos fenómenos separados, aislados. Y no sólo me sorprende la falta de análisis y relación entre estas dos cuestiones, también respecto a la guerra comercial entre EE.UU. y China, los ataques a las refinerías de Arabia Saudí, la crisis migratoria y humana, y por supuesto, la crisis política en las democracias occidentales, de las que son ejemplo el Brexit, o la inestabilidad de la política española.

Seguir leyendo »

Comienza el nuevo curso

Comienza el nuevo curso, con nueva convocatoria electoral incluida. Tras las elecciones del pasado mes de abril y el fallido intento de investidura del mes de julio, esta semana se confirmaba definitivamente que el Presidente en funciones, Pedro Sánchez, no tendrá los apoyos suficientes para formar gobierno.

A pesar de que se haya hablado de recomposición del sistema, dada la pérdida de impulso de Podemos y Ciudadanos, y especialmente desde que las llamadas fuerzas del cambio perdieran muchos de los espacios institucionales que ocupaban hasta las pasadas elecciones municipales y autonómicas, no cabe duda de que la política española ha entrado en una fase de inestabilidad que la viene acompañando desde que, en el intervalo de los años 2015 y 2016, el Partido Popular de Mariano Rajoy necesitara dos intentos y la abstención del PSOE para poder formar un gobierno que, posteriormente, sería apartado del poder a través del ejercicio de una moción de censura en el año 2018.

Seguir leyendo »

¿Dónde está la Naturaleza en mí? Una pregunta clave ante la crisis ecosocial

Rememore la última vez que quizá tuvo la oportunidad de pasear por un bosque solitario y perderse entre el sonido de las hojas de los árboles movidas por el viento, de sentir que el tiempo quedaba suspendido mientras contemplaba el horizonte desde la cima de una montaña, o de sumergirse en las aguas frescas y vivificantes de un río cristalino. Desde esas experiencias, ¿qué papel diría que ocupa la Naturaleza en la definición de su yo, de su identidad? Si la idea del yo y de la Naturaleza se representaran como círculos, ¿estarían estos muy separados?, ¿habría una intersección más o menos amplia entre ellos?, ¿se unirían en un solo círculo?

Igual que ocurre con otras identidades como el género, la etnia, el lugar de origen o la ideología política, también la intensidad de nuestra conexión con la Naturaleza interviene en la manera en la que modelamos nuestra identidad, o sea, en cómo nos entendemos y construimos el concepto de nosotros mismos. La idea del "yo ecológico" o "ecoself" fue introducida para conceptualizar esa interconexión por el filósofo Arne Næss, impulsor del movimiento de la ecología profunda. El término hace referencia a la consciencia de un yo mucho más grande que nuestro estrecho ego, que se expande para incluir a todas las otras formas de vida y a la Naturaleza como un todo. Para Næss, la experiencia de esa identidad ampliada disuelve la frontera entre el "yo" y el/lo "otro". De este modo, se favorece de manera natural e intuitiva un comportamiento responsable, haciendo innecesario el altruismo en el fondo: "si tu yo (en sentido amplio) incluye a otro ser, no necesitas ninguna exhortación moral para mostrar cuidado. Seguramente te preocupas por ti mismo sin sentir ninguna presión moral para hacerlo"[1].

Seguir leyendo »

Reflexiones de guerra

Cuando Estados Unidos giró hacia el proteccionismo con la llegada de Trump al poder, hizo saltar todas las alarmas en medio mundo y se empezó a hablar de una posible vuelta a un periodo similar al vivido durante la década de los años 30, preámbulo de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, hoy esas predicciones siniestras parecen completamente fuera de contexto. Es cierto que China se está desacelerando, y sí, también es cierto que empresas occidentales presentes en China como Apple, han sido duramente golpeadas. Lo cierto es que al menos durante 2018, el crecimiento global ha sido aceptable, el desempleo cayó y los beneficios empresariales aumentaron. Finalmente, si las conversaciones durante los próximos meses conducen a un acuerdo entre Trump y Xi Jinping, los mercados concluirán que la guerra comercial habría acabado, y esta se habría convertido en una suerte de teatrillo político, más que el hecho de tratar de frenar la expansión de China.

Pues bien, amigos, tal complacencia es del todo errónea y hoy por hoy persisten múltiples puntos de conflicto. Uno de ellos es la ingente cantidad de productos que China exporta a EEUU en comparación con la cantidad que EEUU exporta a esta. Por otro lado, China está convulsionando el mercado laboral americano, desplazando puestos de trabajo desde la manufactura de EEUU a otras regiones asiáticas, no solo chinas, con menores costes laborales. Finalmente, también debemos tener en cuenta que existen transferencias forzosas de tecnología de las firmas estadounidenses que trabajan en China a sus socios locales y, por supuesto, transferencias de propiedad intelectual.

Seguir leyendo »

Las dinámicas de competencia y acumulación capitalista en la academia

Desde el pensamiento crítico es posible concluir que el sistema neoliberal en el que nos hemos instalado se encuentra en guerra con la vida misma. En guerra con los árboles y los ríos, a los que considera recursos que deben ser explotados y manipulados para promover la acumulación de capital. En guerra con las personas, dado que cree que una parte fundamental de la humanidad no ostenta la condición ciudadana y, por tanto, es legítimo negar a esas personas todo derecho humano, incluido el de no ser asesinados, torturados o vendidos como mercancía. Y en guerra con nosotras mismas, con nuestros cuerpos y almas, dado que el sistema capitalista niega la propia esencia de la naturaleza humana, que necesita de la cooperación, la solidaridad y la compasión para desarrollarse de manera plena.

Vivimos inmersas en un sistema que niega la propia esencia de lo que somos, un sistema que nos acelera cuando nuestros ritmos naturales son lentos, que nos individualiza cuando somos seres sociales y compasivos, y que nos pide fortaleza e infinitud cuando nuestra condición es vulnerable y pasajera. Así, el sistema nos propone que sigamos una vida de acumulación sin límite, una acumulación que sólo puede estar en nuestros relatos y creencias, porque la naturaleza de la tierra que habitamos y de nuestra propia vida es cíclica y finita.

Seguir leyendo »

El neoliberalismo progresista del PSOE

Recién acabado el maratón electoral, el panorama político español ha quedado listo para los posibles pactos que permitan la gobernabilidad de las distintas instituciones. En el caso del gobierno del Estado, y tras los resultados de las elecciones, el PSOE requiere el apoyo de otros grupos para gobernar y las dudas se centran en quién le apoyará y, además, en la forma en que se plasmará ese apoyo. Desde los medios y equipos de comunicación de los partidos nos afirman que el pacto natural sería PSOE con Unidas Podemos. Pero en este artículo sostengo que este pacto no es tan lógico ideológicamente (los indicios así lo muestran) y que la opción PSOE-Ciudadanos tendría mayor fuerza y coherencia.

Para explicarlo, hay que encuadrar el hecho a explicar en un contexto histórico determinado. Venimos de la crisis de lo que conocimos como Capitalismo Democrático, basado en tres principios que se interrelacionaban equilibradamente como eran el de propiedad, el de participación y el de limitación. El equilibrio estaba basado en una serie de instituciones coaligadas y con un enemigo exterior que aconsejaba no romperlo. La entrada a partir de los 70 del siglo pasado en la fase neoliberal del capitalismo provocó el desequilibrio entre los tres principios anteriores y el fin de las políticas keynesianas, que serían sustituidas por unos principios económicos planteados por Hayek.

Seguir leyendo »