eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Josu Montalbán

Josu Montalbán  (Zalla, Bizkaia, 1952). Escritor y colaborador de prensa. Cursó Medicina en la Universidad de Bilbao, aunque posteriormente ha desarrollado su trabajo en la política. Ha sido diputado foral de Bienestar Social (1988-1995) y de Urbanismo (1995-1999), de la Diputación Foral de Bizkaia. Portavoz del Grupo Socialoista en las Juntas Generales de Bizkaia. Diputado en las Cortes Españolas por el PSE(EE)-PSOE durante la IX Legislatura. Colaborador en diferentes medios de comunicación, es autor del libro "El Doctor Areilza. El Médico de los Mineros", así como de varios poemarios de juventud como "Caminando hacia Ella", "Polvo y Tierra"...

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 119

La política y las políticas

¿Qué me ha incitado a escribir este artículo? Desde luego que no pretendo elaborar ninguna tesis irrebatible, sino simplemente poner sobre la mesa del debate algo tan actual como el descrédito que actualmente padece la Política, con mayúscula. Porque da la impresión de que el parlamentarismo, que es el modo de desenvolverse de los políticos en activo, no está basado en unas reglas lógicas, ni siquiera discurre con buenas intenciones por parte de quienes debaten en las cámaras parlamentarias.

En nuestro Congreso de los Diputados los debates, medidos y comedidos, entre los parlamentarios de los diferentes partidos han dejado paso a disputas soeces, desórdenes que convierten la sala en un Patio de Monipodio y, llegado al extremo, broncas y brusquedades entre quienes deberían “parlamentar”, es decir, “hablar o conversar unos con otros, entablar conversaciones con la parte contraria para intentar ajustar la paz, una rendición, un contrato, o para zanjar cualquier diferencia”. Desde luego que es mucho pedir a sus señorías que se ajusten al guión de la definición de la Real Academia, pero cabe reclamarles un ánimo constructivo en cada una de sus intervenciones, de modo que las maneras de debatir se ajusten a unas formas que sirvan para que quien asiste y escucha el debate correspondiente pueda asimilar los significados de las palabras y percibir las intenciones arteras de quienes utilizan el debate político sólo en su provecho y no en beneficio de la sociedad a la que va destinado, y a la que dicen servir.

Seguir leyendo »

El nihilismo moderno y opresor

Las ideologías políticas están en crisis. Un nihilismo ramplón se ha adueñado de las mentes de quienes consideran la política como un espacio en el que el más tonto es capaz de hacer relojes con solo ser más atrevido que los demás. Ningún término, ya, resulta apropiado para dar a entender lo que supone el propio nombre para los ciudadanos. Anarquismo, comunismo, incluso socialismo, han dejado de ser palabras halagüeñas por ser consideradas inservibles o estériles. Tampoco resultan apropiados otros términos: conservadores, liberales, incluso capitalistas, porque también los principios en que se han sustentado han caído en crisis… Y han quedado arriba los negacionistas, los más osados, los oportunistas, es decir, los nihilistas modernos, que fundamentan sus ideologías en el fracaso de los idearios clásicos.

Hay que buscar responsables de dichos fracasos. Y se encuentran, principalmente, en el ámbito de quienes han ido administrando las propias ideologías. Los partidos o formaciones políticas  no han inventado nada nuevo, se han convertido en meros conquistadores de los ámbitos del poder o en meros depositarios de dicho poder, sin llegar casi nunca a preguntarse: “Poder, ¿para qué?”. La lucha electoral es tan irracional, y quienes la protagonizan tan pusilánimes y temerosos de su propio futuro, que todo se reduce a no agitar en exceso las aguas, a no cuestionar ni uno solo de los principios aunque se les ignore, y a convertir las estrategias de la acción política en servidoras del mantenimiento de dicho poder.

Seguir leyendo »

¿Exhumar a Franco?: "Es justo y necesario"

La exhumación de los restos del dictador Franco va camino de consumarse. De este modo va a culminar un proceso que va siendo demasiado largo y controvertido, problemático. Nadie debería oponerse, ni siquiera sus partidarios los franquistas, que haberlos 'haylos'. Quienes van a oponerse son los que más están aportando al descrédito definitivo del dictador. Sea porque creen que no debe hacerse o sea porque consideren que no es urgente hacerlo, lo que ocultan detrás de sus abominables actitudes es su deseo de que el dictador perviva y su memoria no sea borrada del todo. Desde luego, sería mucho más razonable que admitiesen la exhumación tanto C´s como el PP, además de quienes aceptan y asumen el franquismo desde formaciones ciertamente residuales, pero fascistas.

La Memoria del franquismo está llena de miserias morales, barbarie y obscenidad, llena de muerte y vacía de vida. Que la Transición permitiera un tránsito tranquilo hacia la democracia no debe llevarnos a pensar que el franquismo y su dictadura fueran faltas veniales. Nada bueno ni admisible acarreó la Dictadura. Todo fue malo, por lo que tarde o temprano el olvido debía ser forzado, y ahora se ha iniciado ese proceso que obliga a escribir la desmemoria del franquismo, y eso requiere inevitablemente que Franco se convierta en una ocupación de sus familiares y no de todos los españoles. Fue la preocupación de muchos y ahora, pasado el tiempo, debemos evitar que se convierta en la ocupación de todos.

Seguir leyendo »

Otegi no se arredra

De vez en cuando el ex-etarra, -y actualmente inhabilitado para ostentar cargo público-, Arnaldo Otegi habla. Como es un oportunista exacerbado elige los momentos y los asuntos sobre los que se pronuncia en cada ocasión. Es también un provocador y un sembrador de polémicas. Pero es, sobre todo, un procaz. En medio de las fiestas de las tres capitales vascas ha hablado. Apenas unas frases, con ánimo impactante, para entonar su “kikiriki” propio de gallo y, viniendo de donde viene, de gallo de pelea.

Le parece “decepcionante” la política en materia de presos de ETA que está desarrollando el Gobierno de Pedro Sánchez. Y se ha permitido incluso ridiculizar al Partido Socialista con frases tan poco afortunadas como la de advertir que “(Pedro Sánchez) rebaja su programa de gobierno en cuanto la derecha estornuda”…También ha avanzado la necesidad de un “pacto nacional vasco que fije un horizonte de excarcelación de los reclusos”, menos mal que ha añadido también “…que contemple la reparación de las víctimas”. Este hombre no sabe lo que es, o debe ser, la discreción, y mucho menos lo que es el comedimiento.

Seguir leyendo »

El nuevo Estatuto de autonomía vasco (o crónica de un fracaso anunciado)

Como si se tratase de una serpiente de verano de pronto se ha desatado un debate absurdo entre los líderes políticos vascos. En un acceso tan absurdo como desatado el más alto responsable del PNV ha advertido a Podemos y al PSE de que la reforma del Estatuto Vasco avanzará a pesar de ellos, es decir “con o sin ellos”. Este toque, mezcla de envalentonamiento y de soberbia, no solo no viene a cuento sino que encierra una evidente trampa. El PNV ha venido negociando la reforma del Estatuto de Autonomía con EHBildu, ello a pesar de que desarrolle su acción de gobierno con el PSE, y a pesar también de que para algunas urgencias haya tenido que recurrir al PNV para completar mayorías suficientes.

Pero el calor de agosto se presta a estas reacciones que no se sostienen en base alguna. Porque el hecho de que el único acuerdo que hay sobre la mesa al respecto sea el del PNV con EHBildu convierte el texto en un mero motivo de discordia que se quedará en nada cuando sea sometido a votación en el Congreso de los Diputados en Madrid. Si eso llegara a producirse y, como el texto estatutario del Lehendakari Ibarretxe, todo quedara en agua de borrajas en el Congreso, el debate en la calle será alimentado por el más aberrante populismo de los proponentes, que no dudarán en poner el grito en el cielo para advertir que el ordenamiento jurídico y el entramado institucional actuales responden a un modelo de opresión del Estado contra los nacionalismos, las “naciones o nacionalidades” y las comunidades autónomas españolas. Por eso conviene desenredar la madeja y desentrañar cuanto esconde esta reforma del Estatuto que los nacionalistas desean aprovechar para apuntalar sus quimeras aún a costa de que la convivencia se cercene.

Seguir leyendo »

Los 'indepes' malversadores

Los “indepes” catalanes se harán alemanes. Tal se desprende de los desmedidos halagos con que han premiado el veredicto de los jueces alemanes que han tildado a Puigdemont de tramposo y ladronzuelo. Ya están muchos de ellos pidiendo permiso para empadronarse en domicilios de la región de Schleswig-Holstein, cuyo Tribunal de Justicia se ha pronunciado acusando a Puigdemont y a sus cómplices de malversar, es decir, de “disponer ilícitamente de los caudales ajenos que administra uno” (sic. Diccionario Larousse). Lo grave es que los caudales ajenos pertenecían al “pueblo”, que es un término sublime cuyo significado debe tener que ver con las leyes que nos han de afectar y obligar a todos, incluido al President.

Cuando alguien, como yo en este caso, lee los textos de la sentencia se enmaraña en un lío de interpretaciones importante. Curiosamente, aunque no estemos ante delitos idénticos, la “dureza” del Juez Llarena al involucrar al “huido con el rabo entre las piernas” Puigdemont, contrasta con la benignidad misericordiosa de los jueces que han venido trajinando con la Manada, pero los ciudadanos de a pie y los medios de comunicación (no solo los afines) apenas se pronuncian contra los jueces alemanes, más bien ensalzan su decisión para, de ese modo, desacreditar a la Justicia española. Es decir, que no hubo “rebelión” (“desobediencia o resistencia violenta hecha a la autoridad”, según el citado diccionario), ni hubo “sedición” (“tumulto o levantamiento ante la autoridad”).

Seguir leyendo »

Las frases interesadas de la clase media

Uno de los dos hermanos que tengo -espero no tener más que los dos conocidos e inscritos en el registro pertinente por mi padre- me envía mensajes mediante 'Wassap' que, generalmente, él ha recibido previamente. Es de este modo como se genera una línea comunicativa que da pie a denominar 'Redes Sociales' a ese sistema que, por encima de pretender una comunicación útil y eficaz, en la mayoría de los casos busca potenciar el impacto de las ocurrencias usando frases hechas, sonoras y escuetas que no explican nada con las suficientes garantías de veracidad ni de compromiso social. Lo último de lo recibido por la vía fraterna han sido dos leyendas que, queriendo dar a entender una cosa se quedan en la más mera superficialidad.

Dice una de ellas que "Pedro Sánchez sube la gasolina y la factura de la luz, que para eso la pagan los ricos…la clase obrera es más de velas, candiles e ir andando". La frase no solo es demasiado larga para ser usada como un slogan, sino que es absolutamente falsa y desatinada. Los tiempos han cambiado (quizás no todo lo que tienen que cambiar aún), pero han cambiado lo suficiente que estoy convencido de que esta frase es propia de la 'clase media', acomodada y escasamente ideologizada y solidaria, que diciendo estas cosas pretende prioritariamente preservar su posición social y sus patrimonios, no excesivamente copiosos, pero suficientes para proveerles de comodidades y satisfacciones. Suelen ser los mismos que, a renglón seguido, la emprenden a mamporros contra el pequeño fraude en las ayudas sociales a los pobres y se olvidan del gran fraude fiscal que practican los adinerados. Suelen ser los mismos que protestan por la llegada de pateras llenas de parias y desposeídos, a los que tachan de 'aprovechados' antes de negarles todo auxilio. Suelen ser los mismos  que dicen que 'Hacienda somos todos' pero pagan en 'negro', a pesar de que sean de ese mismo color muchos de los pobres que, según ellos, nos invaden.

Seguir leyendo »

Sobre las migraciones

Las migraciones de los humanos son una realidad en sí mismas, pero también son un síntoma, la señal inequívoca de que hay tierras que no son de promisión, y que los dioses que prometieron al Hombre que sería dichoso y podría alcanzar la felicidad en esa tierras estaban mintiendo, que mintieron a carta cabal. Tanto mintieron que crearon un Hombre incapaz de vivir hermanado con sus semejantes, incapaz de resolver los problemas que él mismo provoca y protagoniza.

Las migraciones no son la consecuencia del aburrimiento propio del sedentarismo de la especie humana. No. Las migraciones siempre han respondido a situaciones difíciles y no deseadas por los humanos, máxime cuando tales migraciones tienen que ver con la dignidad de las vidas de quienes emigran.

Seguir leyendo »

Pablo Iglesias y el referendo de Podemos

Los dos líderes de Podemos, Pablo e Irene, -unidos no solo por ostentar dicho liderazgo sino también por compartir las mieles de Cupido que, según parece, ha unido sus corazones con la misma flecha amatoria-, quieren dar una lección de Democracia al someter dicho liderazgo al refrendo de sus bases. Al menos tendrán sus militantes una semana para votar, pero el resultado de tal, que no resolverá casi nada, tampoco servirá para dejar herida de muerte a la formación. Porque bien poco importa que sus bases opten por mantenerles en el liderazgo o no, son ellos los que se han puesto en la picota con la absurda y mezquina decisión de obrar como, según habían proclamado, nunca serían capaces de hacerlo, pues ese comportamiento viciado era el que tenían sus adversarios, a los que ellos elevaron a la condición de enemigos.

Si las bases les dicen que se queden estarán justificando su comportamiento, y si les dicen que deben irse la formación sufrirá un deterioro organizativo de difícil cuantificación. Los primeros posicionamientos son bien explícitos, porque quienes ocupan los puestos más altos en el escalafón de Podemos, o guardan un silencio tan cobarde como cómplice, o simplemente guardan silencio, en todo caso “guardan” algo y no se expresan lo suficiente, semejando de ese modo el comportamiento de cualquier partido político conservador. Después de haber visto el comportamiento de los populares del PP con la Sra. Cifuentes es evidente que el rigor silencioso con que los líderes “podemitas” están escondiendo a Iglesias y Montero participa de las mismas características. Los procesos, salvando que responden a causas diferentes, están siendo tratados con terapias idénticas, -suavizar la sintomatología adversa-, desde diagnósticos igualmente valorados. Tal como los populares quitaban importancia a lo achacado a la Sra. Cifuentes, se resta importancia al hecho de que la adquisición de la mansión por parte de Pablo Iglesias resulta a todas luces estridente. Por eso lo que más pena da es que el redentor de los humildes se haya erigido en un soberbio a las primeras de cambio.

Seguir leyendo »

¡Oh, Puigdemont!

Desde hace algún tiempo me viene asaltando una inquietud, o una duda, qué más da. Concretamente desde que Puigdemont puso pies en polvorosa y huyó lejos de su terruño. Esta duda o inquietud, qué más da, me surgió mientras escuchaba la canción de José Luis Perales en la que el motivo principal, contenido en su estribillo, lo constituyen una serie de preguntas: “¿Quién es él? ¿En qué lugar se enamoró de ti? ¿De dónde es? ¿A qué dedica el tiempo libre?”. La verdad es que la pregunta más difícil de responder, en lo que se refiere al Sr. Puigdemont, es la cuarta, porque su tiempo libre es mucho, y el ocio excesivo suele desembocar en ocurrencias mucho más que en juiciosas reflexiones.

El Sr. Puigdemont tiene demasiado tiempo libre que emplea, -supongo yo-, en ejercer a su modo esa especie de poder vacuo y estéril que no está fundamentado en la autoridad sino en el atrevimiento. Su huida, pertrechada desde la cobardía más alevosa, le ha convertido en una especie de tótem al que adoran los catalanistas sin otra finalidad que evitar nuevos sacrificios. A lo largo del tiempo ha quedado demostrado que Puigdemont es un provocador empeñado en convertirse en una divinidad. De momento se ha convertido en la fuente de la que emanan los oráculos de los dioses catalanistas. Como si de un dios se tratara, se le venera, se le respeta como si fuera infalible, se le honra como si fuera un dechado de virtudes, y quizás incluso se le teme. Por eso él, que sabe todo esto, muestra una sonrisa excesivamente cínica y simula constantemente una seguridad y una autosuficiencia desafiantes. Los que, víctimas del procés, fueron incluso encarcelados en España, ya han sido olvidados. Permanecen a la sombra, esperando que Puigdemont se decida a hablar y proponer cosas desde su torre de marfil, sometidos a ese Artículo 155 que podría ser levantado si el “gobierno catalán” abandonase su cerrazón, dejase de provocar un conflicto tras otro y se aviniera a cumplir la Ley de todos. Pero Puigdemont no está por la labor, mientras se pasea ahora por Berlín (antaño lo hacía por Bruselas) procurando olvidar incluso las semblantes atribulados de sus compañeros de gobierno encarcelados, y de los líderes de ANC y de Omnium.

Seguir leyendo »