eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Josu Montalbán

Josu Montalbán  (Zalla, Bizkaia, 1952). Escritor y colaborador de prensa. Cursó Medicina en la Universidad de Bilbao, aunque posteriormente ha desarrollado su trabajo en la política. Ha sido diputado foral de Bienestar Social (1988-1995) y de Urbanismo (1995-1999), de la Diputación Foral de Bizkaia. Portavoz del Grupo Socialoista en las Juntas Generales de Bizkaia. Diputado en las Cortes Españolas por el PSE(EE)-PSOE durante la IX Legislatura. Colaborador en diferentes medios de comunicación, es autor del libro "El Doctor Areilza. El Médico de los Mineros", así como de varios poemarios de juventud como "Caminando hacia Ella", "Polvo y Tierra"...

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 127

La política y los partidos políticos hoy

Ante las próximas elecciones, y a la vista de los escarceos y trasiegos que se vienen sucediendo en el proceso de confección de las listas electorales, sólo me queda mostrar mi estupefacción ante la actitud de buena parte de los diferentes líderes máximos de los partidos que han dejado (están dejando) las ideologías a un lado para cuidar los aspectos meramente estratégicos, mediante componendas y añagazas que sólo persiguen la consecución de los votos, sin más, aunque dichos votos no sean la consecuencia responsable de las ideologías de los votantes.

Leo en un diario que “Casado se libra de los sorayistas con la renovación de sus listas”. Otro tanto cabe decir, salvando los modos y distancias, del proceso de confección de las listas socialistas, principalmente en Andalucía, donde se han sido orillados los “susanistas” para dejar la vía expedita y libre a los candidatos oficialistas. Los “podemitas” se desangran aquí y allá recurriendo a fichajes “estrella” de candidatos procedentes de otras formaciones, del mismo modo que los “ciudadanos” de C´s buscan aposentarse donde les es posible a la vista de que las listas irán confeccionándose a voluntad de Rivera, y de nadie más. Por si fuera poco, incluso los independentistas catalanes juegan desordenadamente al confeccionar sus listas, ubicando en ellas a encarcelados y prófugos de la justicia con el único ánimo, supongo, de enrarecer el ambiente.  

Seguir leyendo »

¿Y ahora qué?

Ahora que el Presidente Sánchez ha anunciado la fecha de las Elecciones Generales para el 28 de Abril, ¿qué?...

Sus meses de Gobierno han demostrado que “otro modo de obrar… -frente a las legislaturas del PP-, … es posible”. Que la izquierda y la derecha no son lo mismo, se distinguen claramente, incluso les es de aplicación las palabras bíblicas: “por sus obras les conoceréis”. Frente a los derrotistas que niegan las diferencias y quieren enterrar las ideologías, hechos como los ocurridos en los últimos ocho meses en España terminan por descubrir la fatuidad y el atrevimiento de los líderes de las derechas, empeñados en ejercer de papagayos, pregonando falsedades y negando las evidencias.

Seguir leyendo »

Crisis en la política (o Crisis en las Izquierdas)

Asistimos, y no es una exageración, a una profunda crisis de la Política en España. Los actores no ejecutan bien su papel por varias razones: por sus escasas dotaciones ideológicas e intelectuales, por la excesiva prisa que demuestran constantemente para conquistar el Poder (el Gobierno) que les incita a defender el “pan para hoy” con urgencia aunque lleve a sufrir el “hambre para mañana”, y por la caída en picado de la credibilidad de las tradicionales formaciones de las izquierdas (anarquismo, comunismo, socialismo, e incluso liberalismo). Y es esta última razón la que más amenaza en España, mientras las derechas pactan, cambalachean y se transigen entre sí para repartirse el poder y los órganos de Gobierno. Cuenta la Biblia que quienes mataron a Cristo, después de culminar su fechoría, se repartieron las vestimentas. Como buenas gentes asimilables actualmente a las derechas, primero mataron al Redentor y después se repartieron lo superfluo. Así lo han hecho las derechas en Andalucía, sin importarles las ignominiosas y bárbaras pretensiones de Vox. Y así lo volverán a hacer en toda España si la aritmética se lo permite.

Las izquierdas discuten entre sí sobre “galgos o podencos”, como si ese debate les revistiera de dignidad. Unas izquierdas son capaces de exigir a las otras esfuerzos importantísimos (que muchas veces dificultan luego los acuerdos definitivos), dando a entender que están compitiendo por la autenticidad ideológica, aunque esa lucha les dificulte a unos y a los otros ser útiles para las vidas de los ciudadanos. Este modo de obrar termina aposentando a las diferentes izquierdas en la oposición, donde se las ven y se las desean para mostrarle los dientes a las derechas que gobiernan sin escrúpulos. Es cierto que las izquierdas deben ser rigurosas a la hora de ejercer el Gobierno para que no se convierta en un arbitrario modo de imponer el poder, pero parar los pies a las derechas debe constituir para las izquierdas una urgencia, toda vez que atenuar los riesgos derivados de una legislatura (una o más) de gobierno de las derechas supondrá siempre un tiempo y unas energías perdidas en las izquierdas.

Seguir leyendo »

Es urgente derrotar a Vox

No es fácil ser demócrata. Sobre todo, es difícil demostrarlo cuando las situaciones son complicadas y las cuentas nos dan resultados difíciles de administrar. Así ha ocurrido en las Elecciones andaluzas con la llegada de VOX (nada menos que doce diputados) al Parlamento regional, que son los que pueden alzar al PP a la Presidencia de Andalucía. Opción muy halagüeña después de cuarenta años de predominio socialista. Pero VOX no es cualquier cosa porque se trata de la tan temida extrema derecha, de esa modalidad de fascismo que se ampara en la Democracia cuando esta de muestra débil y dubitativa. Así está ahora mismo nuestra Democracia.

Está débil porque los líderes de cada una de las fuerzas políticas no lo son, a la vez, de la sociedad. Y está dubitativa porque la debilidad los convierte en remisos y asustados, vulnerables y cobardes. Si el ejercicio democrático, cuando tienen lugar unas Elecciones, solo tiene la meta de formar mayorías suficientes, todo es muy sencillo, pero en una Democracia seria y consolidada como la española los demócratas deberían imponerse una obligación: el deber de protegerla y consolidarla.

Seguir leyendo »

Las razones de Múgica y el descaro de Arnaldo Otegi

No se trata de una razón “absoluta” porque estoy convencido de que Idoia Mendía acudió a la convocatoria “armada” de espíritu navideño y nada más. Probablemente no llegó a valorar que las fotos derivadas del acto (cocinar algún manjar navideño) pudieran exacerbar tanto algunos ánimos, pero entiendo la reacción del hijo del socialista asesinado por ETA Fernando Múgica. Es tanto el tiempo pasado, sin muertos asesinados por ETA en las páginas de los periódicos o en las pantallas de los televisores, que casi nos hemos olvidado del ayer. Pero en las mesas en que se celebran las cenas de Navidad suele haber huecos, en algunos momentos a causa de muertes naturales de los familiares, pero en otros casos (como ocurre en este caso) los huecos conservan para siempre las figuras, los rostros y los recuerdos de los asesinados por la banda criminal.

Fernando Múgica aún ocupa uno de esos huecos, para sus familiares más íntimos, para todos sus amigos y compañeros, y para todos los hombres y mujeres decentes que, afortunadamente, aún son muchos más que los indecentes. En la casa de José María Múgica, hijo del asesinado Fernando, hay un hueco imposible de llenar y, por tanto, lleno de vacío y de tristeza, normalmente agigantado por cualquier hecho o imagen que pueda ser interpretado como una provocación.

Seguir leyendo »

Reflexiones ante las elecciones andaluzas

(Cuando he empezado a escribir este artículo lo he hecho en una mesa grande en cuya encimera tenía desplegados media docena de periódicos, además de recortes de prensa y noticias escritas en papeles de mi puño y letra. Sin embargo, he optado por recoger todo, hacerlo a un lado y dejar solamente ante mí el papel en blanco y un bolígrafo de tinta roja, que es el color que mejor congracia con el tiempo que vivimos, porque lo ocurrido en las Elecciones andaluzas, aunque es preocupante, admite muchas lecturas).

Lo primero que hay que subrayar es que las Elecciones las ha ganado el PSOE, como era de esperar, aunque los números no resulten halagüeños porque, mediante la aritmética, es evidente que dicha mayoría puede verse superada fácilmente por los posibles acuerdos de las derechas. Pero, ¿VOX es derecha? En democracia el fascismo no es derecha ni izquierda: es antidemocracia. Luego cualquier acuerdo con VOX pone en entredicho a quienes acuerdan con ellos.

Seguir leyendo »

Declaración contra la Constitución española: imágenes y palabras

Resulta a todas luces curioso el modo como una enmienda a la totalidad a una Proposición No de Ley del Parlamento Vasco (presentada por EHBildu), se ha fundido  con el texto de la Proposición para culminar en una declaración en contra de la Constitución. Los protagonistas del acuerdo (EHBildu y PNV) saben que la Proposición no va a ningún lado ni sirve para otra cosa que para enrarecer el ambiente de buena convivencia y concordia que reina en la sociedad vasca desde que vive en paz tras la retirada, por derrota manifiesta, de ETA. Sin embargo el asunto no es baladí, por absurdo y por desestabilizador.

Que la Constitución puede, y debe, ser revisada y quizás modificada es algo que a nadie debe extrañar, pero toda modificación requiere la participación de todos los que estamos bajo su tutela, que somos los cuarenta y tantos millones de españoles. Lo cierto es que la Proposición parte de un error interesado como la afirmación de Pello Urizar, -¿por qué no “actuó” en este tema un parlamentario procedente de la vieja HB?-, de que la mayoría de Euskadi, y de los vascos, no la respaldó. Sin embargo basta con esgrimir la amplísima mayoría que la respaldó con su voto afirmativo (muchísimo más abundante que el voto negativo), teniendo en cuenta que a nadie se le impidió acudir a votar. Cuando en el referéndum de la Constitución el PNV propuso que no se acudiera a votar mezcló el abstencionismo “suyo” al propio de cualquier convocatoria, e hizo “suyo” el abstencionismo de todas las condiciones. De modo que toda alusión a que la Constitución no fuera aprobada en Euskadi responde a una interpretación tan artera como interesada, porque ahora se trata de revisar (o no) la Constitución, y no de negarla.

Seguir leyendo »

El conflicto de la 'memoria'

No sé si fue un acierto señalar un día concreto para la Memoria en Euskadi, no tanto porque el fatídico hecho del terrorismo vivido lo requiera o no, sino porque nos hemos empeñado en juntar a las churras y las merinas en el mismo rebaño, en mezclar el tronco y las hojas, sin darnos demasiada cuenta de las diferencias. El empeño en equiparar el terrorismo de ETA con las acciones asimilables a él llevadas a cabo por el GAL, Batallón Vasco Español y demás improvisaciones, obedece a una estrategia disculpatoria de quienes saben, y están convencidos, de que el terrorismo en Euskadi (y en España) tiene una marca: ETA.

Sin embargo, ahora que incluso ETA ha dicho que abandona la acción armada, no conviene insistir en ese adocenamiento de los diferentes modos de actuar de los terroristas, a sabiendas de que hubo acciones que fueron respuestas, equivocadas e igualmente abominables, a las acciones del terrorismo vasco más genuino del que ejerció durante cuarenta años (sólo poco más de quince durante la Dictadura) la organización ETA. Toda narración que pretenda igualar las intenciones y resultados prácticos fe ETA y las organizaciones que surgieron con su disculpa (nada exculpatoria, insisto), no hace más que tergiversar la Historia de los últimos cincuenta años, la mayoría de ellos vividos en Democracia. A fuerza de ser sinceros hay que aceptar y subrayar que en Euskadi la gran mayoría de los vascos hemos detestado y rechazado el terrorismo, aunque hubiera quienes solo lo hicieran con su silencio. Y hay que subrayar también que esa mayoría se acrecentó tras la muerte del dictador Franco y la implantación de la democracia en España. Por fin, hay que subrayar que la ideología mayoritaria, el nacionalismo (PNV), jamás dio por buena ni aceptó ser representada por ETA. La aquiescencia que en algunas ocasiones se ha achacado al nacionalismo del PNV ha  estado únicamente fundamentada en algunos silencios, ciertamente inapropiados, ante algunas acciones de ETA cuyo destino fueran los Cuerpos de Seguridad del Estado. Por otra parte, el hecho de que ETA y las organizaciones afines captaran con sus falsas añagazas (conseguir la independencia de Euskadi mediante la lucha armada) a tantos jóvenes, tan inexpertos como inmaduros, pertenecientes a familias meramente nacionalistas, convirtió muchos senos familiares en antros silenciosos en los que padres e hijos se cuestionaban unos a otros a base de miradas y de silencios.

Seguir leyendo »

La 'niña' Leonor

Ayer, 31 de octubre, se conmemoró el aniversario de la aprobación de nuestra Constitución. El acto conmemorativo tuvo lugar en el Congreso de los Diputados, -¿dónde si no?-, pero no se puede decir que los actos al respecto no fueran tan criticables como absurdos. Después de cuarenta años la Constitución vigente reclama una afirmación de su validez, de la que yo no tengo ninguna duda. En ese sentido no albergo la más mínima duda, porque la Constitución supuso la derrota definitiva de la Dictadura, de tal modo que el camino emprendido se mostró como una ruta definitiva, sin vuelta a ayeres nada deseables. Sin embargo, hay cosas que me chocan como ciudadano y como persona. A sus trece años la Princesa de Asturias, SAR (Su Alteza Real) Doña Leonor de Borbón y Ortiz ha leído la Constitución Española públicamente en un acto organizado por el Gobierno.

La verdad es que en un país en el que el rigor institucional tanto se cuestiona, haber puesto a leer un texto tan poco apropiado, tan irreconocible e invalorable para una niña de solo trece años, solo para gloria y boato del texto leído, me parece un acto tan gratuito como innecesario. La Princesa Leonor, una niña de trece años, leyó el Artículo UNO, es decir, que España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que la soberanía reside en el pueblo español del que emanan los poderes del Estado, y que la forma política del Estado es la Monarquía parlamentaria. Fue bastante para una niña, tan aniñada, que a buen seguro no sabe lo que es un Estado de derecho, que apenas sabe lo que es la Democracia, ni sabe lo que implica la Soberanía, y que se sabrá perteneciente a esa Monarquía que no sabe para qué sirve ni a qué responde. Eso sí, sabrá que su padre es el Rey, su padre, lo cual tal vez la lleve a contradicciones e incertidumbres cuando alguien le hable de los “reyes” de la baraja española, o incluso de los Reyes Magos, que son esos seres fantásticos, para nada comparables con su padre el Rey, que es a su vez “su” Rey Mago.

Seguir leyendo »

¡Que sea lo que Dios quiera! (o Pablo Iglesias –Posse- no lo hubiera hecho)

Recuerdo a mi padre: cuando se encontraba al hablar en un atolladero de palabras, y no encontraba respuesta a una disyuntiva, profería aquella frase que le eximía de responsabilidad para el futuro: “¡Que sea lo que Dios quiera!”. Esta era la versión divinizada de aquella otra que también solía utilizar: “¡Lo que sea, sonará!”. Pues bien, recurro a aquellas actitudes de mi padre, muy propias de la impotencia que suele adueñarse de nosotros, los humanos, cuando no encontramos respuestas para las preguntas. Vamos al grano. Pablo Iglesias (Turrión, que no Posse) se ha entrevistado con Oriol Junqueras en la cárcel de Lledoners, y al salir sólo se le ocurrió decir : “Nosotros ya hemos hecho nuestro trabajo, ahora le toca al Gobierno moverse y hacer gestos”. Cualquiera que escuche estas palabras pensará  que Oriol y Pablo pactaron algo concreto, pero no, porque la respuesta real no la dio ninguno de los dos, la dio Tardá ciñéndose a una sola frase: “No nos sentaremos si el Gobierno no hace un movimiento de categoría sobre los presos”. Ese movimiento consiste en instar a la Fiscalía para que actúe pronto, pero la actuación que reclaman es en realidad que no actúe, en todo caso, que actúe en una única dirección: que deje libres a los presos.

Y yo digo ya lo mismo que solía decir mi padre: “¡que sea lo que Dios quiera!”. Lo cual, teniendo en cuenta que no creo en Dios, es como decir que “lo que sea, sonará”. Pero esto no me impide opinar sobre la gratuita osadía de Pablo Iglesias Turrión de visitar al encarcelado Oriol Junqueras. Podía haberlo hecho a título individual, pero no fue así, porque esperó la oportunidad, justamente unos días después del acuerdo presupuestario de Podemos con el Gobierno del PSOE. Las explicaciones que ha dado el PSOE (“Podemos negocia en nombre de Podemos”), deberían ser suficientes como para descalificar la irresponsable osadía de Pablo Iglesias, pero el osado podemita no acudió a la prisión con ánimo colaborativo, sino que lo hizo para recolocarse en el terreno de juego político, para revalorizar su papel en el futuro. Claro que la visita le ha resultado rana porque ha abandonado la cárcel, al parecer, tal como cuando llegó a ella: los Presupuestos no requieren explicaciones añadidas, y la Fiscalía a la que Tardá y Junqueras reclaman gestos, actúa por su cuenta en los Estados de Derecho europeos.

Seguir leyendo »