eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Lourdes Benítez

Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Málaga en 2005. Apasionada de contar historias, con palabras e imágenes. Lo hice durante más de cuatro años en Televisión Canaria en Fuerteventura, combinándolo con trabajos de freelance. Allí conocí otra forma de periodismo gracias a la Agencia Canaria de Noticias (ACN Press) y Fuerteventura Ahora. En la actualidad buceo en las redes sociales como community manager e inicio mi andadura en Canarias Ahora. Lo hago contando historias, metiéndome en la piel y los pensamientos de las personas a las que entrevisto, haciendo importantes esas historias que en el día a día pasan desapercibidas.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 24

César Espino, el hombre que rescató a la ballena: "Tengo un compromiso con el océano"

En los primeros minutos de una conversación con César Espino ya se adivina la personalidad aguerrida y generosa de este joven, convertido en un auténtico héroe tras el rescate en alta mar de una ballena de 15 metros atrapada en un palangre, hace unas semanas, a dos millas de Morro Jable, al sur de Fuerteventura. El vídeo de su logro ha dado la vuelta al mundo, rondando ya los cinco millones de visitas en Internet y recibiendo el reconocimiento de personas anónimas y entidades ecologistas o ambientales de todo el planeta.

“Tengo un compromiso natural con el océano”, explica el patrón del barco 'Odyssee3' y guía turístico cuando se le pregunta qué le llevó a lanzarse al agua, realizando inmersiones a pulmón durante casi 90 minutos para liberar al cetáceo de su trampa. “Sinceramente, lo hago a menudo, encontramos multitud de estas artes de pesca que en Canarias están prohibidas, pero que llegan desde Marruecos, sobre todo con tiempo Este”, indica. “En ellas quedan enredados zifios y tortugas, que también hemos liberado y, de todas formas, si vemos este tipo de artes yo mismo las recojo para evitar problemas”, dice, asegurando que el día del rescate de la ballena su compañero le advirtió seriamente sobre su intención de tirarse al agua “con dos coj..es”.

Seguir leyendo »

Rescatada una ballena que había quedado atrapada al sur de Fuerteventura

Una ballena quedó atrapada este sábado 2 de enero a unas dos millas de Morro Jable, al sur de Fuerteventura. El animal permaneció enredado con un cabo en la cola y que, a su vez, tenía dentro de la boca. 

El ejemplar, un rorcual común de 15 metros de longitud, suele nadar junto a otras ballenas, mínimo dos o tres. Sin embargo, al quedar atrapada, en este caso, se encontraba sola. Así lo afirma César Espino, el autor de su rescate. 

Seguir leyendo »

A la caza del sueño americano, en Canadá

"Han pasado tantos días que soy incapaz de contarlos. Tanto tiempo, que en lugar de diluir los recuerdos, a cada minuto que pasa, aquellos momentos están más presentes. Recuerdo perfectamente cada detalle de ese martes; no era un martes cualquiera, sería el más largo de mi vida, porque ese día, mi existencia cambió para siempre.

Nunca había tardado tanto en hacer una maleta, mezcla del miedo, la precaución por no olvidar cualquier prenda que pudiera ser importante durante los primeros días, y la sensación de que aquel equipaje sería, de momento, la forma de seguir sintiéndome en casa.

Seguir leyendo »

Josefa, la abuela que acabó entre rejas

Un golpe seco estremece a Josefa Hernández. Le recuerda el sonido que hacía la puerta de su celda cada vez que se cerraba de forma automática. A pesar de su corta estancia en el Centro Penitenciario de Preventivos de Tahíche, en el municipio lanzaroteño de Teguise, aún sueña con lo que vivió allí. Fueron cuatro días en los que su mayor miedo era perder a sus nietos. Su delito, según cuenta, "querer cumplir con el mandato judicial pero no tener dinero para hacerlo".

La historia de Josefa es la de una mujer que ha luchado durante toda su vida por el bienestar de su familia. Su empeño por cumplir con el rol de matriarca hizo que se diera de bruces con la justicia.

Seguir leyendo »

'Soriafobia'

Dícese de la aversión que produce el Ministro de Industria entre sus paisanos, una patología que se extiende por todo el archipiélago canario. El primer caso fue diagnosticado en marzo de 2012, cuando el Gobierno Central anunció la aprobación de las prospecciones petrolíferas a 60 kilómetros de Canarias. Ese mismo mes, miles de personas trataron de buscar un antídoto. Lo hicieron convocando manifestaciones multitudinarias bajo el lema 'Canarias lo tiene crudo', para mostrar su descontento hacia la decisión del Ejecutivo. Pero el antídoto no funcionó.

Desde entonces y a medida que se daban pasos hacia la aprobación de las prospecciones, la 'soriafobia' se ha ido extendiendo cada vez con más casos. El último se vivió en mayo, cuando el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, tras una serie de recursos presentados por el Gobierno de Canarias, emitió la Declaración de Impacto Ambiental favorable a las prospecciones. Los efectos secundarios de esta nueva oleada de 'soriafobia' no se hicieron esperar y de nuevo una marea humana se echó a la calle para protestar. En los corrillos, siempre el mismo comentario, el mismo reproche, la misma pregunta: ¿cómo puede apoyar las prospecciones un ministro canario?

Seguir leyendo »

La vigorexia

El deporte se ha convertido en los últimos tiempos en un método excepcional para mantener la mente alejada de las preocupaciones del día a día; y cómo no, en la herramienta ideal para alcanzar la forma física, acorde a una sociedad que cada vez exige mayor perfección a los miembros que la integran, sobretodo, a la población más joven. Para ellos, el culto al cuerpo y la salud se ha transformado en una moda que puede alcanzar la categoría de obsesión.

Casi sin darnos cuenta, hemos dejado atrás la vida sedentaria y los banquetes propios del medievo; lo hemos cambiado por alimentos saludables y rutinas físicas cada vez más intensas; en ocasiones, más apropiadas para deportistas de primer nivel.

Seguir leyendo »

La luz de Mafasca

Las extensas llanuras de Fuerteventura esconden multitud de secretos. Historias que se han transmitido de padres a hijos y que incluso algunos visitantes hacen suyas. Ya sea por lo fantástico de su argumento, o porque esconden una realidad que aún la ciencia no ha sido capaz de explicar; las leyendas convierten en protagonista a esta tierra árida. Lugar en el que un extraño fenómeno se sucede, cada vez con menos frecuencia, pero que se mantiene vivo gracias a la memoria de los majoreros: La luz de Mafasca.

Como cualquier leyenda esta historia tiene algo de realidad, pero también una buena dosis de hechos sobrenaturales, que le confiere un carácter misterioso. Su origen exacto se desconoce, pero algunos estudiosos han conseguido darle sentido a un acontecimiento que durante mucho tiempo se mantuvo alejado de cualquier explicación lógica. Para hacerlo, se ha tomado un argumento religioso, relacionado con una serie de pecados y un alma en penitencia que vaga por Fuerteventura.

Seguir leyendo »

Animadores, creadores de ilusiones

Cuentan algunos autores que la historia de la animación se remonta a la prehistoria. Las pinturas rupestres dan fe de los primeros intentos del hombre por mostrar el movimiento. Pinturas, que lo consiguen a pesar de su lógico estatismo, y que son el primer e importante paso para una revolución que llegaría siglos después. Ya lo dijo el propio Walt Disney, “si puedes soñarlo, puedes lograrlo”, y no se equivocó.

El sueño no era otro que conseguir proyectar imágenes y fue el alemán Athanasius Kircher, quien en 1640 hizo el primer intento de proyección de imágenes mediante la linterna mágica. Tras estos inventos con nombres difícilmente reproducibles como el taumatropo, phenakitoscopio, praxinoscopio; aparecieron un sinfín de proyectos hasta llegar a la compleja tecnología actual; gracias a la que los ordenadores son capaces de recrear figuras con tanta naturalidad que en ocasiones rozan la perfección.

Seguir leyendo »

Al otro lado de la tragedia

Situarse tras el visor de una cámara otorga una mirada diferente a cualquier suceso que traspase la lente, sea cual sea su naturaleza. Los operadores de cámara y fotógrafos son capaces de captar imágenes que el resto de los mortales no podríamos imaginar; tal vez, porque su especial percepción de las cosas les ayuda a ver aquello que se esconde tras el primer vistazo. A través de sus ojos tenemos acceso a las más terribles historias y también a las más alegres. Gracias a su mirada hemos presenciado un intento de golpe de Estado; empujamos el balón que nos hizo campeones del mundo de fútbol en Sudáfrica; y en definitiva, construimos nuestra historia más reciente.

El destino deparó a cuatro reporteros gráficos una importante misión: ser los primeros en contar al mundo el drama que se estaba viviendo en las aguas de Canarias. Fueron momentos de carreras, yendo y viniendo por la costa oriental de Fuerteventura, con el único objetivo de mostrar lo que sucedía casi cada día. Era la necesidad de dejar constancia gráfica, del intento de cientos de personas por buscar un futuro mejor, lejos de sus países de origen, en un lugar que no siempre les deparaba el mejor de los recibimientos.

Seguir leyendo »

La arena de Las Canteras: el debate continúa

Cuentan los libros de historia que, hasta mediados del siglo XIX, el istmo de Guanarteme estaba cubierto por una enorme duna de arena rubia; uniendo Gran Canaria con el que algún día fue el islote de La Isleta. Las imágenes de la época lo corroboran. El campo de dunas se podía recorrer de lado a lado en tan solo unos pasos; tenía una longitud de poco más de cuatro kilómetros y tan sólo un kilómetro de distancia separaba ambas orillas.

La playa de Las Canteras está situada en la vertiente occidental del istmo de Guanarteme. Los sedimentos llegaban hasta el litoral, formando una duna costera que recorría en paralelo la orilla de la playa. Tras esta primera línea, un campo de dunas libres que podían alcanzar hasta los 12 metros de altura. Las corrientes marinas conducían la arena hasta esta zona de la costa y posteriormente, los vientos alisios se encargaban de arrastrarla hasta tierra firme. De esa forma, la arena podría circular con libertad por el istmo, atravesando el campo dunar, hasta llegar a la costa oriental y la entrada de la vieja ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

Seguir leyendo »