eldiario.es

9

Pablo Díaz Cobiella

Graduado en Información y Documentación por la Universidad de Salamanca. Amante de las bibliotecas y de todo aquel razonamiento utópico realista. Nieto de un amigo y compañero de palabras, de momentos.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 3

Un grito cultural

Este texto no es una reivindicación, ni siquiera una protesta o un 'alter ego' producto de alguna sensación de inferioridad o frustración. Tampoco es una bandera a la que se tengan que acoger en algún momento como si fuéramos los únicos que expresamos nuestra contrariedad a la forma.

Estas palabras son más bien producto del hartazgo, agotamiento y pantomima que sufrimos cada día las personas que nos dedicamos a la cultura, sin entrar a definir lo que es producirla y/o generar espacios, lugares y emociones culturales. Queremos gritar lo que sentimos, sin precisar ninguna atención y mucho menos una respuesta; importa muy poco.

Seguir leyendo »

Un recuerdo a San Borondón

Hace algunos años de tu partida y tengo la certeza, sin que sea nada especial, que te he hallado dentro todo el tiempo, en los momentos más crueles y maravillosos, en cada paso sobre la seroja de aquel poema, o en toda una orquesta sinfónica lejos de ser perfecta. 

San Borondón es una isla que no existe y es cierta al mismo tiempo, en cada uno de nosotros y no en lo que vemos fuera. Solo en esta encrucijada de entenderse a uno mismo, San Borondón resulta ser real. 

Seguir leyendo »

“En La Palma faltan propuestas culturales menos complacientes y más combativas”

Conocí a Patricia Figuero hace algún tiempo, subida en las tablas de algún escenario que ella misma encantaba. Con su impro ha logrado embellecer las palabras sentidas de su público. Sus talleres son impulsos a la cultura, desde la imaginación, las emociones y una alta dosis de creatividad literaria. El amor, la poesía, la lucha y la perseverancia, así es el diálogo con Patricia. 

-Me viene al corazón este soneto de Lope de Vega: Hermosa babilonia, en que he nacido para fábula tuya tantos años, sepultura de propios y de extraños, centro apacible, dulce y patrio nido.

Seguir leyendo »

Te miraré en los ojos que con amor te miren

Existe un día feliz en el que logro escribir algo y en ese momento me acerco de alguna manera al lugar donde he imaginado a Luis, ya sea en el beso de mi abuela o cuando lo veo sentado en su sillón creyendo y afianzando un mundo bueno. O cuando logro ver una mariposa volar y disfruto con la fábula de que puede ser él. O en la música de sus manos sobre el piano y la palabra que logra ser lágrima en la certeza de una mirada con otra antes del abrazo. O cómo perder maravillosamente el tiempo que nunca fue. O finalmente, la creencia en el amor porque jamás voy a saber lo que es. 

Entonces le he escrito esta carta, como tantas otras en las que fantaseábamos con la suelta de la utopía como palomas. 

Seguir leyendo »

Desayuno literario con Frida Kahlo en la Biblioteca Municipal de Los Llanos

Frida Kahlo es quizás una de las mujeres más universales de la historia de la vida, cuyo recuerdo sigue contribuyendo a la comprensión interior y a la lucha por un planeta diverso y libre. Quizás ese sufrimiento tan puro, tan cercano y verdadero que desnudaba por completo su alma y acariciaba su máxima expresión en el arte, en el diálogo con el resto de personas ha provocado la globalización del nombre de Frida Kahlo y su figura. 

Por todo ello, con muchísima determinación y osadía, hemos querido proyectar de nuevo un Desayuno Literario de su vida más cercana, compartiendo textos e historias menos conocidas que se alejan de ese boom mediático que la rodea y rodeará siempre, de cómo un icono de la lucha feminista y humana se dedicaba en su día a día a la contracultura y al desafío al sistema sin tener que rozar los extremos, y todo ello con su arte, con su literatura artística. 

Seguir leyendo »

Desayuno literario con Silvio Rodríguez

La evolución de los Desayunos Literarios de Seroja Cultura sólo ha parado para dar ese espacio de tiempo, fundamental en la cultura de cualquier idea, para reflexionar sobre qué ramas se pueden ir incorporando a un evento que cada vez tiene más fuerza.

Pretendemos difundir la literatura desde una perspectiva gastronómica de calidad y que además encaje en una circunstancia de debate social y de la vida. Y todo ello desde las bibliotecas convirtiendo estos espacios en lugares infinitos donde nada tiene un límite. Y todos sabemos que una cultura ilimitada trae consigo unos beneficios implacables en el conjunto de la sociedad.

Seguir leyendo »

Desayunar en la Biblioteca

Desde que empecé los estudios de Biblioteconomía y Documentación imaginé una biblioteca llena de fiesta. Me costaba muchísimo comprender ese silencio reclamado para no molestar. Parecía que los libros fastidiaban ¡en una biblioteca! Una pequeña anécdota. Una mañana llegó un niño de la mano con sus padres, y nada más abrir la puerta se soltó y se lanzó corriendo a los estantes donde estaban los libros de animales, gritaba que quería un libro donde aparecieran jirafas. Desde otras mesas lo mandaban a callar, incluso algunos colegas de profesión desanimaron el desparpajo y la alegría con la que ese niño llegaba al mundo de los libros. El niño se ruborizó muchísimo y fue reprendido incluso por sus padres. Me levanté enseguida de mi puesto y le ofrecí varios libros que contenían historias de jirafas, me dijo que ya no los quería que se habían enfadado con él por haber gritado. Aquel niño se fue de la biblioteca, con sus libros de jirafa en las manos de los padres pero sin la simpatía con la que había entrado. Me marcó muchísimo, y fue ahí cuando imaginé una biblioteca revolucionaria, una biblioteca que proyectara de verdad ese amor, esa pasión por lo que contiene. Esa esencia de transmitir de verdad la cultura, de ser un lugar total que englobe el sentido social, educativo y humano que tanto necesitamos, y que tanto nos impiden. 

De todo esto surge la idea de un desayuno literario. Elegimos un autor, escogemos algunos de sus libros e ideas y desayunamos. Pero no sólo se queda ahí. Los alimentos, su sabor, su olor, su tacto están integrados en la obra del autor. Experimentar la lectura no sólo leyendo, sino saborearla, olerla, incluso, tocarla. Todo ello con una interacción que se provoca sola. Y creedme, los libros no se manchan, ni se llena el suelo de fiscos, los libros nos sonríen. 

Seguir leyendo »

Minutos

Han pasado varios minutos desde que recordé esta mañana mi último encuentro con Luis. Y he sentido unas ganas enormes de proyectarlo de alguna manera, esa sensación efímera de crear, esa desesperación contradictoria de desnudar lo que había pensado y poderlo expresar de la única forma que se, escribiendo. Y me sigue costando, pues soy más de aventurarme en las explosiones del interior y regodearme en todas esas historias. Escribir por dentro, además de para dentro. La mirada perdida en algún suceso del pasado. La posición de una mano que señala al sur, algo así como ir cuesta abajo. Las piernas moviéndose de un lado para otro, en señal de inquietud; como toda disciplina artística a punto de producirse. Y el silencio. El buen desgarrador silencio. Nadie habla, pero se escucha todo.

Me conmueve la sensación de querer alcanzar todos los campos. De que nada me gusta más ni menos, de lograr una equilibrada euforia, al mismo tiempo que una iluminada decepción. De amar ilimitadamente, sin agotar el soplo que libera el primer beso. Perdonar sin sentir que es un mandamiento ilustrado. Caminar y perderse alguna vez, sin darte una explicación que haga la raíz más fuerte, no importa si desaparece un instante la cordura y las ansias de supervivencia. Y una mañana en espera, dejando que el tiempo caiga sin esperar que vuelva.

Seguir leyendo »

En el amor

Este texto no es una historia de amor para regodearse en él, o el aire de un suspiro que aleja la forma de amar. Esta es la historia de un diálogo permanente, que jamás ha dejado de existir, desde un sillón a otro, para que cuente el deseo innato del ser de reencontrarse en el amor.

La primera vez que te vi, el día se detuvo en aquel preciso lugar y tiempo. Una posibilidad de amar y la circunstancia, cierta, de desnudarse ante el vacío y caer; pero caer como el río cuando llega al mar. Todas aquellas mañanas en las que soñé, en la que esbozaba una vida inmensa de caminos; forjaba un miedo que dolía para que aparecieras en corazón abierto y que el sueño continuara; contigo. Sabe el amor que no podemos decirlo, sino serlo. 

Seguir leyendo »

“La agenda cultural palmera está a la altura de cualquier ciudad europea”

Pedro Díaz es de esos músicos que plasman muy bien la sencillez, la elegancia y la pasión en las composiciones que realiza. Amante incansable de su trabajo, siempre ha disfrutado de todo lo que ha hecho, y eso es lo más difícil de un artista. Ha sido la clave de su éxito, aunque él no lo asuma de ese modo; digamos la cuerda desde la que ha construido una forma de hacer música desde la más pura humildad, proyectando una verdad que traspasa la piel, hasta la sabiduría que irradia de su guitarra. Aunque lleva mucho tiempo fuera de nuestra isla, ha llevado siempre en sus manos la esencia palmera en todos los sentidos, mostrando sus acordes por todo el mundo. Siempre soñé con un momento así ante mi primo y amigo. Recuerdo que con 15 años fabulábamos con que él sería un músico famoso, y se enfadaba conmigo porque nunca le ha gustado ese alardeo. A mí tampoco, pero aquel guitarrista, niño aún, conseguía hipnotizarnos a todos.   

-De La Palma a Holanda pasando por Madrid… 

Seguir leyendo »