eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Pilar Eirene de Prada

Pilar Eirene de Prada (Madrid, 1990) es abogada, politóloga especializada en peacebuilding, activista pro Derechos Humanos y por la paz. Investigadora sobre el papel de la sociedad civil en procesos de paz. Ha realizado recientemente un estudio sobre el potencial transformador de la sociedad civil en el proceso de paz vasco.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 399

El inmovilismo como política de Estado frente al conflicto vasco

La decisión de entrega unilateral de las armas por parte de ETA, por mucho que se pretenda devaluar –por haber sido forzada por el acoso permanente de la policía francesa y española y por ser tardía– debería producir efectos tangibles en relación con el conflicto vasco.

Aunque según el tradicional esquema Rajoy de no ver los problemas, y en todo caso dejarlos dormir a la espera de que se resuelvan solos o en su defecto se los resuelva otro, lo cierto es que afortunadamente la sociedad civil vasca en su mayoría ha sabido salir adelante, ocupando el vacío de un Gobierno central que no asume que nos encontramos inmersos en un proceso transicional, y tomando la iniciativa en distintos frentes para superar los traumas de la división y enfrentamiento agudo y violento del pasado para lograr una paz duradera, sostenible e inclusiva.

Seguir leyendo »

Paz en Colombia, ¿una Pax Romana?

No cabe duda que debemos felicitarnos por la ratificación de los últimos Acuerdos de Paz alcanzados entre las FARC y el Gobierno de Colombia. Para una sociedad que ha sufrido mas de medio siglo de violencia por supuesto que son buenas noticias, pero el acuerdo finalmente logrado no puede dejar otro sabor que el agridulce, así como un profundo sentimiento de preocupación e incertidumbre a cerca del futuro.

Las posibles lecturas del acuerdo final, alcanzado tras el fallido plebiscito del pasado mes de octubre, pasan por aceptar que ha supuesto un triunfo para el Uribismo y el resto de sectores que apoyaron el “no”, que insaciables,  todavía se muestran insatisfechos con los acuerdos definitivos, pese a que se han incorporado gran parte de sus demandas. Por otra parte, las últimas negociaciones que condujeron al acuerdo definitivo fueron un pacto entre élites, prescindiendo de la presencia de los actores sociales que han jugado un rol vital durante el largo proceso de negociaciones en la Habana. Estos últimos comparten la opinión de que el acuerdo de noviembre ha convertido la paz en Colombia en una pax romana: una  paz de  vencedores con unos claros perdedores que son las víctimas –especialmente minorías y grupos tradicionalmente desfavorecidos- que, difícilmente se van a beneficiar en la misma medida que otros sectores de la sociedad colombiana de los progresos que sin duda traerá la pax romana a Colombia.

Seguir leyendo »

¿Por qué debe permitirse a Otegi presentarse a las elecciones?

Aunque la presentación de la candidatura de Arnaldo Otegi a lehendakari por la coalición EH Bildu ha saltado con fuerza a la arena del debate político, todavía no ha alcanzado toda su intensidad.

Las posiciones de los principales partidos se han decantado, condicionadas por la coyuntura política nacional y autonómica. Unas claramente en contra, y otras, aunque abiertas a admitir la candidatura, se mantienen esquivas y con matices. PP, Ciudadanos y UPD han alzado el hacha de guerra y afirmado que de prosperar la recurrirán. Meritexell Batet del PSOE afirma que si Otegi ha cumplido sus obligaciones jurídicas debe poder presentarse, pero Pedro Sánchez lo deja a lo que diga la Junta Electoral y la justicia, manifestando que no harán compaña sobre esto. Por su parte, solo el secretario de organización de Podemos Euskadi, Lander Martínez, ha afirmado que Otegi tiene que concurrir a las próximas elecciones autonómicas vascas para que sean "naturales y democráticas".

Seguir leyendo »

El “Efecto Snowden”

Las entrevistas de Ana Pastor en El Objetivo y de Marta Peirano en eldiario.es -las únicas concedidas por el whistleblower americano a un medio de habla hispana hasta la fecha- desvelan un personaje que no deja indiferente a nadie. Con aspecto de chico bueno que jamás ha roto un plato y una tranquilidad abrumadora habla de temas escalofriantes. Afirma que todos somos objeto de espionaje masivo e indiscriminado. La evolución tecnológica lo ha permitido, haciendo que la recopilación masiva e indiscriminada de datos sea barata y rápida. Los Gobiernos ya no se encuentran en la situación de tener que decidir a quién vigilan, sino que tienen la capacidad de vigilarnos a todos en todo momento y almacenar esa información por si se “vuelve interesante” en el futuro y para ejercer control sobre los ciudadanos, adquiriendo una posición de supremacía, porque la información es poder. Snowden lo confirmaba ayer: “espiábamos a personas que no eran sospechosas de nada”.

La información de nuestras llamadas, emails, SMS o búsquedas de Google es almacenada indiscriminadamente y no solo por parte de Estados Unidos. Snowden afirmaba con rotundidad en su entrevista que el Gobierno español también nos vigila y que al negarlo está faltando a la verdad. Estados Unidos, en cambio, no pudo negar el hecho ante la evidencia de las revelaciones, pero se escuda en que no viola la privacidad de nadie, puesto que no accede al contenido de la información y solo almacena metadatos.

Seguir leyendo »

Otegi y la consolidación de la paz

El pasado 1 de marzo salía de la cárcel de Logroño Arnaldo Otegi. La lluvia de improperios contra su persona no tardó en llegar, todos querían dedicarle unas palabras. Nombres de peso de la política nacional se apresuraban en formular sus primeras críticas feroces contra el líder de la izquierda abertzale y de paso contra cualquiera que se pusiera “de su lado”. Figuras del pasado -de la era del bipartidismo más rampante-, aunque también del presente. Resulta sorprendente como el líder de Ciudadanos ha caído tan rápido en este viejo juego, protagonizando uno de los rifirrafes más sonados de la semana en torno a la excarcelación de Otegi. Una muestra más de que a veces lo nuevo no lo es tanto.

El objetivo era claro: deslegitimar la figura política del líder abertzale y, ante todo, su creciente perfil fuera de casa como “hombre de paz” -algo inaceptable e insultante para algunos- dinamitando su imagen. Es el juego fácil -el de siempre- anclado en el pasado. Pero no es lo que toca. Toca de una vez por todas mirar al futuro, a la paz y la convivencia.

Seguir leyendo »

Guerra contra el Terror versión Europa

Europa, con Francia a la cabeza, ha puesto en marcha su propia War on Terror (Guerra contra el Terror) en respuesta a los atentados de París: declarar la guerra al mal, encarnado en este caso por el DAESH; promover reformas legislativas limitativas de las libertades civiles y los derechos humanos; y dotar de exorbitantes poderes a las fuerzas de seguridad. Nos encontramos ante un fenómeno de erosión institucional, jurídica y moral convergente a nivel europeo, y es que toda Europa ha sentido la amenaza del terrorismo como propia. Todos los líderes de Estado europeos han mostrado su solidaridad y disposición a cooperar en la lucha contra lo que perciben como un problema común: el terrorismo.

El resultado es que legislación y políticas nacionales y europeas van a dar previsiblemente un giro tendente a la homogenización y a la convergencia en posiciones más restrictivas, todo ello fruto de la interdependencia europea y de la presión por actuar. Una situación que traerá consigo un desequilibrio de poderes del Estado, ampliando los poderes ejecutivos y dejando al judicial como mera comparsa. Tras los atentados de Charlie Hebdo en enero de este año se pudieron observar los primeros signos de esta tendencia: radicales modificaciones legislativas en materia antiterrorista en distintos países europeos como Francia, Bélgica, Reino Unido, Alemania o España. Aunque no eran más que la antesala de lo que todavía estaba por llegar.

Seguir leyendo »

Dispersión de presos: un tema de derechos humanos

El pasado 11 de octubre se produjeron las primeras excarcelaciones de los condenados por el caso Bateragune, recibidas de forma optimista por algunos sectores, como muestra del principio de una nueva época de normalización de la vida política vasca, a la que empezarían a incorporarse los dirigentes abertzales hasta ahora en prisión. Con la excarcelación de Arkaitz Rodríguez Torres, Sonia Jacinto García y Miren Zabaleta Tellería y la cada vez mas cercana salida de Arnaldo Otegi, la izquierda abertzale y la sociedad vasca en general tienen auténticas ansias por ver el final del túnel.

No obstante el optimismo, debe observarse gran cautela. Recordemos que las excarcelaciones se han producido únicamente tras la extinción de la totalidad de la pena, sin beneficios ni atenuación del régimen penitenciario de ninguna clase y sin tan siquiera resolver las peticiones de descuento de varios días de cumplimiento de condena -estamos hablando de un total de menos de diez días en condenas de seis años de prisión- en el momento de su excarcelación. Esto nos hace pensar que la situación de Arnaldo Otegi y de Rafa Díez Usabiaga -a quienes les queda por cumplir seis meses y dos años de prisión respectivamente- no vaya a ser diferente a la de sus compañeros de formación recientemente excarcelados, no obstante el clamor y el consenso de la sociedad vasca sobre su necesaria libertad.

Seguir leyendo »

El oscuro legado de la Cruzada contra el Terror

Tras los atentados del 11-S y en respuesta a los mismos, Estados Unidos se embarcó en la Guerra contra el Terror, una particular cruzada que ha mutado en un fenómeno a escala global provocando un cambio de paradigma en las relaciones internacionales. Todo ello con consecuencias devastadoras. ¿Sus primeras víctimas? Afganos e iraquíes, que más de diez años después siguen padeciendo las consecuencias de una guerra imperialista de carácter preventivo. El terrorismo se ha convertido en un potentísimo campo magnético con capacidad de atraer hasta al alfiler más pequeño. Son pocos los aspectos de la vida moderna que se salvan de sus largos tentáculos. La industria que ha generado a su alrededor mueve miles de millones, llegándose a convertir en un suculento negocio que abarca desde sistemas de seguridad nacional hasta domésticos, incluida la industria audio-visual (videojuegos, películas, libros, etc.). Se ha convertido en uno de los significantes más poderosos del discurso contemporáneo, capaz de generar una gran cantidad de actividad política y social, e inducir fuertes emociones. Es un tabú, objeto de mitos y leyendas, de miedo, odio, sorpresa, pero también de admiración e identidad.

Las ideas fuerza que articulan la Guerra contra el Terror han permeado o se han implantado artificialmente a lo largo y ancho del planeta permitiendo la creación y posteriormente la naturalización de un discurso macrosecuritarista, solo a la altura del desarrollado durante la Guerra Fría, capaz de movilizar a numerosos Estados aliados en esta nueva guerra. La retórica común repetida como un mantra es simple pero rotunda: el terrorismo es el problema de seguridad número uno. Como tal, sirve para justificar públicamente cuantiosas partidas presupuestarias nacionales e internacionales destinadas a la seguridad y a la lucha contra el terrorismo, tanto que toda la cooperación internacional está empezando a enmarcar sus proyectos dentro de este discurso como una manera más de atraer fondos.

Seguir leyendo »

Europa se separa de las políticas antiterroristas contra ETA del Gobierno del PP

Pese a la multitud de peticiones e iniciativas populares que se han desarrollado este verano en múltiples puntos a lo largo y ancho de la geografía de Euskadi y Navarra, la política penitenciaria de dispersión de presos del Gobierno del PP sigue inamovible. Parece que no va a dar ningún paso y que va a extinguir su legislatura con el inmovilismo interesado que la ha caracterizado y la absoluta falta de iniciativas de cualquier tipo para avanzar en la consolidación de la paz y dar una salida razonable a un conflicto, que ante todo niega que exista. El Gobierno se siente cómodo en el impasse que representa no propiciar el clima necesario para que se lleve a cabo un final negociado de ETA, pero que en realidad, más que negociación, de lo que se estaría hablando es poco más que de una rendición edulcorada con soluciones razonables para los presos. Pero ni eso parece querer el PP, que ha buscado siempre el escenario de la rendición traumática y humillante, sin darse cuenta que la venganza no lleva a ningún lado y es momento de trabajar desde distintos frentes para que el “enemigo” deje de serlo.

Aparte de la oportunidad perdida por parte del PP, su política penal y penitenciaria discriminadora y excesiva ha conseguido enturbiar las relaciones con otros países del entorno europeo, singularmente –aunque no únicamente– con Francia, que ya no estaría tan dispuesta a secundar de modo incondicional los planteamientos políticos de sus vecinos españoles en materia antiterrorista referida a ETA. Y ello no sólo por los costes políticos que sin duda tiene para el país galo, sino también por no estar esencialmente de acuerdo con ellos ya que, aunque la situación ha cambiado de forma evidente, España no ha abdicado en su planteamiento de mantener elementos de excepcionalidad en su política antiterrorista, cuando no existe objetiva razón para ello y responde más a planteamientos y caprichos ideológicos del Gobierno español del PP en un momento donde toca otra cosa. Ahora es cuando debería primar el sentido común y el pragmatismo a la hora de superar el conflicto y de gestionar de forma razonable el fin de ETA y cerrar este capítulo para siempre sin crear más víctimas ni problemas de futuro.

Seguir leyendo »

20 años tras Srebrenica, Bosnia sigue atrapada por la guerra

Se cumplen 20 años de uno de los episodios más crueles de la historia moderna europea tras la Segunda Guerra Mundial. La intervención humanitaria abanderada por occidente para proteger a la población bosnio-musulmana (bosniacos) no supo evitar lo que terminó ocurriendo: un genocidio.

Han sido muchas las preguntas surgidas durante este tiempo acerca de la responsabilidad de la comunidad internacional en lo sucedido. Incidiendo en este asunto, aparte de la directa responsabilidad que tuvieron los cascos azules holandeses que no supieron proteger la zona segura de Srebrenica, la periodista francesa Florence Hartmann ha puesto recientemente de manifiesto que la caída de Srebrenica en manos de las tropas serbio-bosnias podría haber sido un movimiento por parte de tres grandes potencias: Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos, como estrategia para conseguir la paz en Bosnia a cualquier coste. No creo que se pueda decir que supieran o previeran la extensión de la tragedia que se iba a producir, aunque sí que debieron de ser conscientes de las intenciones de los líderes serbio-bosnios. Y es que, aparte de las declaraciones públicas del por aquel entonces presidente de la Republika Srpska (RS), Radovan Karadžić, que iban en ese mismo sentido, hay documentos, como la "Directiva 7", en la que se ordenaba "la eliminación permanente" de los bosnio-musulmanes de las zonas seguras.

Seguir leyendo »