eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Sergio Pascual

Diputado de Podemos por Sevilla, Sergio Pascual es también antropólogo y fue secretario de Organización del partido.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 120

Andalucía postcoronavirus, asomados al abismo

Cuando comenzamos a atisbar el final de la crisis sanitaria Andalucía, se asoma a la crisis económica. Las cifras parecen abocarnos a un cataclismo social sin precedentes, a una era en la que el hambre podría volver a enseñorearse en Andalucía.

La realidad salta a la vista. El golpe sobre las bases sociales y económicas de sectores esenciales para la región como el turismo y la construcción (13% y 6% del PIB respectivamente) tendrá impactos duraderos. La nuestra no es una industria que pueda reiniciarse pulsando el botón de una factoría.

Seguir leyendo »

Coronavirus: América Latina frente al abismo

Cuando en agosto de 1982 el secretario de Hacienda de México, Jesús Silva-Herzog Flores hizo público que el país ya no sería capaz de pagar su deuda, América latina debía 315.000 millones de dólares, un 50% del PIB de la época.

Una década antes, la Bolsa de Londres había caído un 73% como consecuencia del dramático incremento de los precios del petróleo, la Bolsa de Nueva York perdía 97.000 millones de dólares de su valor en seis semanas. Un fenómeno exógeno, no esperado –el embargo petrolero–, impactó la economía global llevando a una espiral de cierres de empresas y desempleo. Las escuelas y oficinas en EEUU llegaron a cerrar para ahorrar el combustible de calefacción y las fábricas tuvieron que reducir la producción y despedir masivamente trabajadores. En Europa comenzaban años de desempleo crónico.

Seguir leyendo »

¿Libertad de elección?

Hace unos años, en un plató de televisión, un mediático economista liberal intentó entregarme en horario de máxima audiencia el famoso libro Sobre la libertad, de John Stuart Mill. Intentaba con este gesto teatralizado estigmatizar a la izquierda como enemiga de "la libertad". Evidentemente decliné su envenenado ofrecimiento.

Aquel gesto no tenía nada que ver con la literatura o el afán divulgador de aquel economista. Tenía que ver con el intento de apropiarse del término "libertad", justo lo que está tratando de hacer el Gobierno de Juan Manuel Moreno en Andalucía renombrando el Decreto Imbroda de escolarización como decreto de la "libertad de elección”.

Seguir leyendo »

Ante el peligro de una Andalucía huérfana

Los afectos no se construyen exclusivamente sobre la realidad. Es la percepción de la realidad la que manda. Esa es la razón por la que la política trata de construir percepción de realidad por todos los medios posibles. Hay ejemplos extremos, como escoger nombres tales como “justicia infinita” o “libertad duradera” para emprender campañas militares. Otros ejemplos son más cotidianos, forman parte de nuestro día a día y son tan sencillos como escoger un atuendo u otro para enfrentar una reunión importante, una cita o una entrevista de trabajo.

En el ciclo de reformas territoriales que se abre en España, la percepción generalizada de los andaluces y andaluzas es rotunda: nos tocará pagar el pato de las cesiones que lleguen para catalanes y vascos.

Seguir leyendo »

No son relatos son cuentos

La mitad del país cabreada, la otra decepcionada, y como denominador común desconcierto e incomprensión. La política siempre ha tenido una parte de teatro y exageración, de simulación y puesta en escena, pero hasta ahora conocíamos las reglas y los límites de la obra que se nos representaba: las instituciones no se ponían en juego; las medias verdades se aceptaban, las mentiras flagrantes no; los cambios de posición requerían tiempo y maduración.

Todas esas reglas han saltado por los aires a manos de tertulianos, spin doctors y políticos que les bailan el agua.

Seguir leyendo »

Sospecha cooperativa

Dice Ábalos que la composición del Gobierno depende de la "confianza" y "empatía" de los ministros con el Presidente de Gobierno. Ese es el criterio fundamental, efectivamente, para la composición de equipos por cooptación. En realidad, toca reconocerlo, es el criterio y el método que cimenta las estructuras partidarias en nuestro país, estructuras conformadas en la inmensa mayoría de los casos por "confianza y empatía" con el líder. No es de extrañar por tanto que Ábalos exprese y pretenda hacer lo que sabe: cooptar un equipo de Gobierno por "confianza y empatía".

El problema es que los tiempos han cambiado y pareciera que en nuestro sistema de partidos el cambio de ingredientes ha hecho cambiar los menús pero no las recetas. Las lógicas estrictamente competitivas de siempre, la confrontación y el winner catch all no encajan con el escenario que han servido los ciudadanos.

Seguir leyendo »

Andalucía, última oportunidad

Andalucía se enfrenta en estos cuatro años a su última oportunidad para ser un actor colectivo con identidad y autonomía suficiente para marcar su propio destino las próximas décadas. El contexto político que deja el 28A, con 47 diputados y diputadas nacionalistas -32 de ellos independentistas- es el contexto de una España nación de naciones que reclama a gritos la apertura del debate territorial, un debate que recompondrá la geografía política de nuestro país actualizándola a lo que realmente es, un país plurinacional.

Y hoy, como hace cuarenta años, y a pesar de carecer de representación alguna en el Congreso, de no tener voz propia, la cuestión esencial de ese debate no será Catalunya, sino Andalucía. Andalucía volverá a ser el fiel de la balanza entre el Estado Federal y la profundización del Estado Federal asimétrico que asoma en el horizonte como solución para el hecho diferencial catalán.

Seguir leyendo »

Movimientos tectónicos en Colombia

En Colombia el sistema electoral para las elecciones presidenciales es de doble vuelta. El ballotage, somete a la necesidad de elegir entre sólo dos opciones a los electores y por primera vez en décadas en este país caribeño y andino al mismo tiempo, movimientos tectónicos de fondo han mostrado una Colombia distinta, que atisba un nuevo ciclo político acelerado sin el telón de fondo de la guerra.

Efectivamente, en esta segunda vuelta los colombianos y colombianas se enfrentaban por primera vez a una disputa que más que nominal, ha sido de modelo. El proceso de paz conducido por el presidente Santos, a pesar de la elevada contestación social encabezada por el uribismo y a pesar de que no le ha reportado en Colombia réditos de imagen (las últimas encuestas cifraban por encima del 75% los colombianos que valoraban mal o muy mal su gestión), ha cambiado el panorama electoral para siempre.

Seguir leyendo »

Las dos Colombias, frente a frente

Aterrizar en Barajas después de asistir a la primera vuelta de la campaña presidencial de Gustavo Petro en Colombia es como llegar de un viaje en el tiempo y el espacio a la España de 2014.

La sede de campaña en Bogotá se parece demasiado a la humilde sede de Zurita de aquel 2014 como para no hacerte volar las millas y años que las separan. Los viajes a los mítines de Gustavo Petro en coches -tartanas- de amigos o vecinos me retrotraen a los cien mil kilómetros por España compartidos con compañeros y compañeras, a las decenas de noches en sofás y catres de casas de militantes altruistas visitadas entre brindis y sonrisas en cada nueva e ilusionante vuelta a España a lomos de mi viejo Polo del 95 -que dejé para el arrastre- y de la furgo del partido comprada con un crowdfunding y a la que no había manera de meterle la segunda.

Seguir leyendo »

El año en que los trenes andaluces descarrilaron

Acabamos de celebrar el día de Andalucía, conmemoración de aquel 28 de febrero de 1980 en el que los vecinos y vecinas de Sanlúcar de Barrameda todavía estaban conectados a la red ferroviaria de interés general a través del Puerto de Santa María. En aquel año los vecinos de Linares también contaban con un ramal a Vadollano que lo conectaba con su polígono industrial. Linares y Sanlúcar de Barrameda son hoy los dos municipios de España con más paro según el INE.

En la misma época en la que se clausuraron aquellas líneas, 1984, Andalucía se desconectaba del Corredor Mediterráneo. Créanselo si, el corredor mediterráneo, ese proyecto cacareado en nuestros días era entonces una realidad y lo fue hasta que -con la lucidez preclara que caracteriza a nuestros responsables de infraestructuras- se clausuró la línea Baza-Almendricos que nos conectaba con Murcia y de ahí al norte por el Mediterráneo.

Seguir leyendo »