eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Sergio Pascual

Diputado de Podemos por Sevilla, Sergio Pascual es también antropólogo y fue secretario de Organización del partido.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 118

Sospecha cooperativa

Dice Ábalos que la composición del Gobierno depende de la "confianza" y "empatía" de los ministros con el Presidente de Gobierno. Ese es el criterio fundamental, efectivamente, para la composición de equipos por cooptación. En realidad, toca reconocerlo, es el criterio y el método que cimenta las estructuras partidarias en nuestro país, estructuras conformadas en la inmensa mayoría de los casos por "confianza y empatía" con el líder. No es de extrañar por tanto que Ábalos exprese y pretenda hacer lo que sabe: cooptar un equipo de Gobierno por "confianza y empatía".

El problema es que los tiempos han cambiado y pareciera que en nuestro sistema de partidos el cambio de ingredientes ha hecho cambiar los menús pero no las recetas. Las lógicas estrictamente competitivas de siempre, la confrontación y el winner catch all no encajan con el escenario que han servido los ciudadanos.

Seguir leyendo »

Andalucía, última oportunidad

Andalucía se enfrenta en estos cuatro años a su última oportunidad para ser un actor colectivo con identidad y autonomía suficiente para marcar su propio destino las próximas décadas. El contexto político que deja el 28A, con 47 diputados y diputadas nacionalistas -32 de ellos independentistas- es el contexto de una España nación de naciones que reclama a gritos la apertura del debate territorial, un debate que recompondrá la geografía política de nuestro país actualizándola a lo que realmente es, un país plurinacional.

Y hoy, como hace cuarenta años, y a pesar de carecer de representación alguna en el Congreso, de no tener voz propia, la cuestión esencial de ese debate no será Catalunya, sino Andalucía. Andalucía volverá a ser el fiel de la balanza entre el Estado Federal y la profundización del Estado Federal asimétrico que asoma en el horizonte como solución para el hecho diferencial catalán.

Seguir leyendo »

Movimientos tectónicos en Colombia

En Colombia el sistema electoral para las elecciones presidenciales es de doble vuelta. El ballotage, somete a la necesidad de elegir entre sólo dos opciones a los electores y por primera vez en décadas en este país caribeño y andino al mismo tiempo, movimientos tectónicos de fondo han mostrado una Colombia distinta, que atisba un nuevo ciclo político acelerado sin el telón de fondo de la guerra.

Efectivamente, en esta segunda vuelta los colombianos y colombianas se enfrentaban por primera vez a una disputa que más que nominal, ha sido de modelo. El proceso de paz conducido por el presidente Santos, a pesar de la elevada contestación social encabezada por el uribismo y a pesar de que no le ha reportado en Colombia réditos de imagen (las últimas encuestas cifraban por encima del 75% los colombianos que valoraban mal o muy mal su gestión), ha cambiado el panorama electoral para siempre.

Seguir leyendo »

Las dos Colombias, frente a frente

Aterrizar en Barajas después de asistir a la primera vuelta de la campaña presidencial de Gustavo Petro en Colombia es como llegar de un viaje en el tiempo y el espacio a la España de 2014.

La sede de campaña en Bogotá se parece demasiado a la humilde sede de Zurita de aquel 2014 como para no hacerte volar las millas y años que las separan. Los viajes a los mítines de Gustavo Petro en coches -tartanas- de amigos o vecinos me retrotraen a los cien mil kilómetros por España compartidos con compañeros y compañeras, a las decenas de noches en sofás y catres de casas de militantes altruistas visitadas entre brindis y sonrisas en cada nueva e ilusionante vuelta a España a lomos de mi viejo Polo del 95 -que dejé para el arrastre- y de la furgo del partido comprada con un crowdfunding y a la que no había manera de meterle la segunda.

Seguir leyendo »

El año en que los trenes andaluces descarrilaron

Acabamos de celebrar el día de Andalucía, conmemoración de aquel 28 de febrero de 1980 en el que los vecinos y vecinas de Sanlúcar de Barrameda todavía estaban conectados a la red ferroviaria de interés general a través del Puerto de Santa María. En aquel año los vecinos de Linares también contaban con un ramal a Vadollano que lo conectaba con su polígono industrial. Linares y Sanlúcar de Barrameda son hoy los dos municipios de España con más paro según el INE.

En la misma época en la que se clausuraron aquellas líneas, 1984, Andalucía se desconectaba del Corredor Mediterráneo. Créanselo si, el corredor mediterráneo, ese proyecto cacareado en nuestros días era entonces una realidad y lo fue hasta que -con la lucidez preclara que caracteriza a nuestros responsables de infraestructuras- se clausuró la línea Baza-Almendricos que nos conectaba con Murcia y de ahí al norte por el Mediterráneo.

Seguir leyendo »

Con Andalucía, las cuentas claras

A medida que se suceden los recortes en corto, se siente crecer cada día en la calle el hartazgo de la población con la crisis catalana. De un lado Puigdemont, que no sabe, en realidad, cuántos catalanes apoyarían una DUI -porque sabe que aquel referendum no fue tal-, pero sí que sabe con son menos de los que apoyarán el autogobierno, y por eso en los últimos días ha dado esquinazo al horizonte de la DUI abriendo la puerta a la resignificación del conflicto. Del otro, Rajoy, el judicializado Presidente del Partido Popular, que ya no habla de DUI sino de los plenos del 6 y 7 del Parlament para justificar la vuelta de tuerca que le piden desde Ciudadanos.

El uno se salta su propio Estatuto en Cataluña y el otro, con nula cintura política, se agarra al 155. Ambos actores están lejos de remedar remotamente el espíritu del pacto social del 78,  la astucia de aquellos Tarradellas y Suárez o el ejemplo de la Andalucía del 4D y el 28F.

Seguir leyendo »

¿Y no será que a Mariano Rajoy esto le viene bien?

Estoy convencido de que el presidente de Gobierno sabe que lo que algunos llaman comunidades culturales, los pueblos unidos "exclusivamente" por su lengua, tradiciones, símbolos, rituales, himnos y banderas -la Catalunya autonómica vaya- acaban conformando comunidades nacionales y políticas -esas para las que es natural contemplar la autodeterminación- a través de la comunión de sus ciudadanos en experiencias compartidas.

Es efectivamente en el magma compartido de las emociones que se generan los espacios para el sacrificio, la valentía y la audacia que acaba escribiendo las páginas de la historia y construye relatos de heroicidad y mártires. Por eso los símbolos son clave en la construcción nacional, por eso se toca el himno cuando gana la selección y nos sentimos parte de un todo emocionado, por eso se honra con banderas a los caídos. Los símbolos y los rituales sólo son en tanto parte de una historia común que requiere de la épica.

Seguir leyendo »

Puertos de la Serna, SA

El conflicto en los puertos españoles está lejos de solucionarse. La envergadura del mismo y la derrota del Gobierno hicieron que el asunto diera el salto a las televisiones, con lo que las versiones sesgadas y cruzadas se han multiplicado y la confusión para la ciudadanía es ahora aún mayor.

Para saber qué está sucediendo es preciso conocer a los actores de la obra que se despliega en estos días.

Seguir leyendo »

Guía orientativa de Vistalegre II para no iniciados

En Podemos estamos de lleno ante el segundo "congreso", lo que conocemos como Vistalegre II o Segunda Asamblea Ciudadana. Para un podemita poco constante que se hubiera perdido las portadas del último año y medio resultaría difícil seguir la traza a ¿por qué Pablo y Íñigo no defienden lo mismo?, ¿qué hacen los "anticapi" ahora con el oficialismo?, ¿qué papel juega IU en la interna de Podemos?, ¿no eran el pitufo gruñón?

Aunque con el trazo grueso de las escasas líneas voy a tratar de dar algunas pistas que a mi entender pueden servir para guiarse en el itinerario.

Seguir leyendo »

Más ganador, más transversal

Podemos concurre a unas elecciones generales que se han convertido en una verdadera segunda vuelta entre el proyecto continuista del PP, que sería apoyado con toda probabilidad por C´s y -según la propia Susana Díaz- por el PSOE, y el proyecto de cambio, transformador, que representa la unión de voluntades e identidades muy diferentes que convergen en la papeleta de Unidos Podemos. El reclamo ecologista otrora representado en la papeleta de Equo; el anhelo de una democracia de proximidad, evolución natural del enraizamiento de nuestras culturas en este diverso país plurinacional, en su declinación autónoma como EnMarea, EnComú o EselMoment, o tiñéndonos de verde y blanco en Andalucía; la defensa del Estado de Derecho y sus instituciones, encarnadas en Juan Pedro Yllanes, Vicky Rosell o Julio Rodríguez; o en Ada Colau, en lo que refiere a los derechos sociales; y también ahora lo mejor de la tradición política en defensa de los derechos de las trabajadoras y los trabajadores.

Seguir leyendo »