eldiario.es

9

El Corte Inglés lo vuelve a hacer

Después de que hace dos años tuvieran que retirar un anuncio el Día de San Valentín por machistas, sacan a la luz otro que cojea del mismo lado pero esta vez para el Día de la Madre

Aseguran que una madre contiene un "97% comprometida, un 3% egoísta y un 0% quejas", y que "sacan 48 horas al día para que el mundo siga girando y sin pedir nada a cambio, siendo además 100% madres"

36 Comentarios

Anuncio para el Día de la Madre de El Corte Inglés

Anuncio para el Día de la Madre de El Corte Inglés

El Corte Inglés ha vuelto a hacerlo. Después de que hace dos años tuvieran que retirar un anuncio el Día de San Valentín por machistas, sacan a la luz otro que cojea del mismo lado pero esta vez para el Día de la Madre. (Recordemos que también retiró otro que visibilizaba al colectivo LGTBi presionado por colectivos homófobos)

El de la nueva polémica lo tienen ustedes tanto en fotos como en audiovisual. El primero asegura que una madre contiene un "97% comprometida, un 3% egoísta y un 0% quejas". Con el que se toparán en las teles asegura que las madre: "sacan 48 horas al día para que el mundo siga girando y sin pedir nada a cambio, siendo además 100% madres". (¿Se puede ser un 95% madre? ¿Y un 15%?)

¿Se imaginan un anuncio así para el Día del Padre? Algo como: "Un padre exprime sus días para darle todo a sus hijos, y lo hace sin protestar". O "Un padre es 97% entrega, un 3% disfrutón y un 0% reproches". Es igual de mentira que los "cálculos" sobre las madres, pero cualquiera frunciría el ceño viendo tal anuncio. Una no sabría si están siendo irónicos o es que han perdido completamente el norte.

Sin embargo, para hablar de madres, se pueden permitir ese lujo. Y, bueno, pues todas las madres del mundo que no se vean reflejadas en ese "0% quejas", que bailen como puedan con las culpas y la presión social. Total, aquí lo importante es vender. Y no sólo las presionan a ellas, también a sus hijas e hijos con un mensaje claro: como tu madre no hay nadie, así que cómprale algo en El Corte Inglés. No hay relación ninguna, pero ¿qué más da?

El feminismo está teniendo en España un auge mucho mayor que en el resto de mundo. Nuestras manifestaciones y presiones son las más multitudinarias, y además no dejamos de crecer. Esto nos hace ser conscientes de estos mensajes machistas y patriarcales, y de esta concepción de la maternidad, que es sencillamente insoportable. Estos anuncios, para muchas, muchísimas de nosotras, llevan letras de neón que dicen "alerta: patriarcado operating".

Para colmo, los ultras, nos hablan de invierno demográfico, y nos presionan con que las mujeres tenemos que parir más. Parir más, claro, en un planeta superpoblado que tiene recursos finitos, en un mundo con el cambio climático pisándole los talones y recordándole que el futuro es incierto. Si a eso le sumamos que a las mujeres nos arrinconan con este concepto de la supermaternidad (basado entre otras cosas en olvidarte de ti para "sacar 48 horas" de las 24 que tiene el día con un "0% de quejas") la lectura que deberían hacer estos ultras es que mejor sería besar el suelo que pisan las mujeres que paren, y dejar en paz a las que no. 

Si no se cuestiona este concepto mitificado de la maternidad, si no peleamos para mensajes como los de El Corte Inglés desaparezcan de nuestras calles y dejen de entrar en nuestras casas, las mujeres no sólo vamos a seguir tomando decisiones forzadas en cuanto al ser madres, sino que muchas decidiremos no serlo precisamente por la incapacidad que vemos en nosotras mismas de ser ese tipo único de madre que nos venden.

Las mujeres, al parir, no se convierten en seres de luz ni en un holograma que desprende solo amor, no son un ente mágico que aun sin dinero le dará todo lo que necesite a la nueva criatura. No son una especie única de personas que ignoran qué es quejarse. Las mujeres somos diversas, y no ocupamos los extremos de un mismo polo: malas madres o santas madres. Las madres, como las no madres, ocupamos todo el espectro porque somos seres humanos: con carencias, con baúles emocionales, con bondad, con malicia, con egoísmo en todos los grados, con gracia, sin gracia, con generosidad o sin ella. Que nos hayan cargado históricamente con la carga del 100% de la crianza y de los cuidados nos da experiencia, empatía, facilidad para demostrar amor, etc. pero de ninguna manera nos convierte en personas carentes de preferencias, de carácter, de personalidad: hay tantas formas de ser mujer o madre como mujeres y madres existen.

Lo tedioso de todo esto es que hay que seguir explicando a nuestros políticos, a las marcas y a la sociedad que las mujeres no somos o princesas o brujas, santas o malvadas, ni ese yinyang, sino que una sola de nosotras puede ser todo eso a la vez o incluso nada de lo anterior. Déjennos ser, estar y crecer como nos venga en gana.

Escucha el último programa de Radiojaputa

Cada lunes, una nueva entrega de Radiojaputa, en eldiario.es 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha