La V edición del Festival Pyrenades se clausura con el espectáculo “Deshielo” de Lluc Navarro y Edita Gazibara

Durante la proyección de 'Valley Uprising' (© Pyrenades).

El show musical y visiual Deshielo de Lluc Navarro y Edita Gazibara, la artista bosnia y diseñadora gráfica de Pyrenades, ha cerrado la 5ª edición del festival, que ha sido un éxito rotundo, co más de 1.500 asistentes que han participado activamente en el conjunto de actividades programadas.

El año pasado Pyrenades clausuró con un listón muy alto que este año se ha conseguido mantener. El primer día ya se pudo constatar el compromiso del Refugi Rosta con el entorno a partir de la inauguración de la exposición y de la conferencia Glaciares, efectos del cambio climático, del observador glaciólogo Jordi Camins, que explicó y ejemplificó cómo el cambio climático se hace patente con la drástica reducción de los glaciares de los Pirineos.

El 50 aniversario de Baqueira Beret también tuvo un papel relevante y se pudo conocer de primera mano el proceso de realización del documental Historias de Baqueira, dirigido por Ivó Vinuesa y producido por Manel Rocher. Además, durante la V Muestra de Cine de Montaña de Pyrenades se pudo ver el material audiovisual de archivo que sirve como testimonio gráfico de una época que revolucionaria la Val d'Aran para transformarla tal y como la conocemos.

Pyrenades, un festival esencialmente pirineísta, contó este 2015 con el alpinista de Taüll Oriol Baró, que relató con un lenguaje muy próximo sus expediciones y aventuras por nuestros Pirineos pero también a lo largo y ancho del planeta. El modelo aranés de rescates en montaña, todo un referente, tuvo su espacio destacado dentro de la programación gracias al Grupo de Rescate dels Pompiers dera Val d'Aran, que explicaron su exitoso sistema. Siguiendo los ejes destacados del festival, termalismo, pirineísmo y turismo se entrelazaron en la conferencia de Joaquim Puigverd, que destacó los hechos históricos que provocaron que el termalismo fuera el precursor del turismo y la exploración de los Pirineos. Las dos últimas sesiones estuvieron enfocadas en el entorno, con la introducción a la ornitología aranesa a cargo del divulgador científico Xavier Bayer, y la horticultura ecológica de montaña por parte de Neus Vinyals, de la Associació l'Era, que despertaron un gran interés y participación del público asistente.

Recorridos excursionistas y patrimoniales

Dentro de la programación del festival tuvieron muy buena acogida las excursiones por entornos naturales del valle y las visitas guiadas por el patrimonio cultural de la zona. Muchas personas acudieron fielmente día tras día a las actividades propuestas y el grupo fue aumentando progresivamente durante el transcurso de las jornadas.

El tiempo primaveral estuvo presente en la mayoría de días y se pudieron realizar bonitas excursiones por los lagos de Baciver, la Ribera de Unhòla o por los entornos del lago de la Restanca, entre otros, llegando a pié a pueblos como Unha y Arties para visitar sus iglesias o siguiendo los caminos reales hacia el Mirador del Aneto. Todo esto gracias a la estrecha colaboración de Musèus dera Val d'Aran y el Club Excursionista d'Aran, que también se ocupó de organizar el Curso Infantil de Iniciación al Montañismo con un éxito rotundo de participación. Además, Verd e Blu se hizo cargo de otras actividades infantiles como el taller de aves de rapiña en juego y el de murciélagos, que tuvieron muy buena acogida.

Cartelera de alto nivel en la V Muestra de Cine de Montaña

Durante el transcurso de las ediciones de Pyrenades la V Muestra de Cine de Montaña va tomando protagonismo y ganando calidad. Este año se proyectaron los títulos más aclamados con la colaboración del Festival Internacional de Cine de Montaña de Torelló. Una de las películas que más expectativas generó entre el numeroso público asistentes fue Valley Uprising, de Peter Mortimer y Nick Rosen, que a lo largo de 98 minutos sigue la historia de generaciones de escaladores del valle de Yosemite que han desafiado los límites de la ley de la gravedad y de las leyes humanas.

Mission antartic, de Guido Perrini, que sigue las peripecias del snowboarder Xavier de Le Rue y sus compañeros por las inhóspitas montañas del continente blanco para practicar el freeride también tuvo muy buena recepción por parte del público fiel que noche tras noche se congregaba en la sala PyrenMuseu del Refugi Rosta. Otros filmes como Dream Line, de Bjarne Salén, o Supervention, de Filip Christensen y Even Sigstad, permitieron que el público se sumergiera en el estilo y filosofía de vida de esquiadores y snowboarders. Con el documental Guides & Cie, de Gilles Chappaz, se pudo conocer la Compañía de Guías de Chamonix, la más antigua del mundo, y con “Agustí” se pudo seguir la vida de un niño del Pirineo que vive el contraste entre la vida moderna y las costumbres tradicionales de la montaña.

Hasta las próximas Pyrenades

Así se pone punto y final a unas Pyrenades que año tras año han ganado en calidad, tanto por su programa como por la asistencia de público y ponentes. Sin lugar a dudas, unas jornadas que ponen en relieve Salardú, la Val d'Aran y nuestros Pirineos, conjuntamente con los valores de naturaleza, cultura, sociedad y deporte. Empieza de nuevo la cuenta atrás, ya queda menos para la 6ª edición de Pyrenades, que se celebrará del 19 de marzo al 26 de marzo de 2016.

Etiquetas
Publicado el
8 de abril de 2015 - 10:16 h

Descubre nuestras apps

stats