Cambio climático

Cambio climático en Canarias: detectados 47 puntos de alto riesgo con hasta 40.000 posibles afectados antes de 2050

Inundaciones en Tenerife después de una tormenta tropical llegada desde el Atlántico

Canarias Ahora


0

Las pérdidas económicas directas asociadas a los procesos erosivos y de inundación por causa del cambio climático en Canarias pueden llegar en 2050 al 11% del Producto Interior Bruto (PIB) del Archipiélago, lo que significa entre 4.000 y 4.500 millones de euros. Es la estimación que este jueves ha hecho el consejero de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena, durante la presentación de los resultados del proyecto PIMA Adapta Costas, en el que se prevé, entre otras cuestiones, que el peor escenario climático en 2050 puede afectar a 147 playas turísticas, con una pérdida de superficie del 10,6%.

El cambio climático amenaza la eterna primavera de Canarias

El cambio climático amenaza la eterna primavera de Canarias

En este estudio se han identificado 47 “puntos calientes”, tramos de costa de alto riesgo acumulado, que deberán ser objeto prioritario de estudios de detalle y de planes de adaptación al cambio climático a nivel local, de los que uno está en La Graciosa, nueve en Lanzarote, 12 en Fuerteventura, siete en Gran Canaria, diez en Tenerife, cinco en La Palma, dos en La Gomera y uno en El Hierro.

El trabajo se ha encargado a la empresa pública Cartografía de Canarias SA (Grafcan), con la que han colaborado las universidades de Cantabria y Las Palmas de Gran Canaria, y cuyos datos se pueden observar en on line.

El consejero ha apremiado al Parlamento de Canarias para que “acelere” los plazos para aprobar la ley canaria del cambio climático, y ha añadido que el Gobierno regional ya tiene redactados los instrumentos de su desarrollo, que son la estrategia y el plan, de manera que en cuanto se apruebe la ley “no habrá excusa” para que nadie haga lo que tenga que hacer.

Hasta 40.000. isleños afectados

Los datos apuntan que la población afectada por los cambios estará entre 20.000 y 40.000 habitantes, y el consejero ha insistido en que, “por desgracia”, este informe habrá que actualizarlo de manera periódica, ya que se está ante los peores escenarios que plantean los comités científicos

José Antonio Valbuena ha indicado que cuando en el proyecto de ley del cambio climático se plantea destinar el 2% del PIB a luchar contra el mismo es porque se entiende que con ese porcentajes se pueden neutralizar pérdidas del 10%.

Ha insistido en que cuando se critica que el proyecto de ley es ambicioso lo es porque “no queda otra”, o antes de 30 años “vamos a tener problemas serios”, y el consejero ha comentado que el informe se explicará a las personas responsables de todos los ayuntamientos para explicar en detalle la situación más probable.

Por su parte, el viceconsejero regional de Lucha contra el Cambio Climático, Miguel Ángel Pérez, explicó que “se espera que la variedad de situaciones probables que se puedan dar en un futuro, derivadas de la multitud de escenarios de concentraciones de gases de efecto invernadero y de modelos de ascenso del nivel medio del mar, se encuentren comprendidas entre estos modelos, y esto sirva para dar una aproximación orientativa al rango de las situaciones probables”.

Consecuencias “desastrosas” para las islas

Miguel Ángel Pérez ha opinado que se tienen las herramientas para actuar con planificación para adaptarse lo antes posibles a las consecuencias “desastrosas” del cambio climático para la economía, y ha hecho hincapié en que el futuro pasa por adaptarse.

Uno de los técnicos redactores del informe, Gustavo Herrera, ha indicado que este estudio se inició hace cuatro años, y para ello se estableció un inventario de elementos vulnerables en la costa de las islas, y también un estudio topobatimétrico para poder hacer simulaciones.

Ha añadido que se ha obtenido información de alta resolución de todas las islas, y se ha conseguido analizar 25 escenarios de cambio climático en 2050 y 20100, de forma que el resultado es lo que se producirá si no se adopta ninguna medida.

Los resultados indican un patrón este-oeste en la distribución geográfica del riesgo costero asociado al cambio climático en el Archipiélago. En este sentido, los territorios de las islas orientales, Fuerteventura y Lanzarote, estarán sometidos a riesgos significativamente más elevados en 2050 y 2100.

Gustavo Herrera ha apuntado que el peor escenario señala que en 2050 el 1% de la población canaria se verá afectada por problemas de inundación costera, y en 2100 posiblemente el 2%, si no se toman medidas, ya que este trabajo es una proyección.

Además, ha pedido que se tenga en cuenta que este estudio se ha hecho desde un punto de vista en el que la población y las variables socioeconómicas son las actuales.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats