Sanidad habilita un nuevo lugar de cuarentenas para migrantes tras la orden de Migraciones de desalojar la nave precaria de Fuerteventura

Migrantes piden ayuda en la denominada 'Nave del Queso' de Fuerteventura. (EFE)

"La denominada Nave del Queso [...] es un lugar que no reúne las mínimas condiciones sanitarias necesarias. Hombres, mujeres y niños permanecen en condiciones deleznables, sin mínimas medidas de higiene, privadas de libertad, hacinadas, en unas circunstancias infrahumanas''. Amnistía Internacional emitió estas duras declaraciones tras su visita a Fuerteventura para conocer la realidad migratoria de la isla. La organización se desplazó a este recinto, un espacio de gestión compartida entre el Ministerio de Migraciones y la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias en el que las personas llegadas en pateras y cayucos a la isla pasan la cuarentena sanitaria. Al día siguiente, el secretario de Estado de Migraciones, Jesús Javier Perea, ordenó el desalojo progresivo de esta nave, empezando por las mujeres y los niños, porque el establecimiento ''no reúne las condiciones''. El Ministerio de José Luis Escrivá ha atendido también a las advertencias de un informe emitido por el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, tras una visita sorpresa a la nave.

Así, el Servicio Canario de Salud ha habilitado otro recurso alojativo de gestión compartida con el Estado para "realizar las cuarentenas de manera eficiente''. Este nuevo espacio se ajusta, según ha explicado la Consejería a este periódico, al número de personas que requieren este tipo de asistencia en la actualidad. Asimismo, el área que dirige Blas Trujillo ha señalado que no ofrece la ubicación de los recursos COVID.

Sin embargo, una veintena de empresarios turísticos de Caleta de Fuste y representantes del Ayuntamiento de Antigua, entre ellos el alcalde, Matías Peña, se concentraron este martes a las puertas de un hotel del lugar para rechazar el traslado de migrantes a sus instalaciones. En un comunicado, la corporación municipal ha ''rechazado enérgicamente'' que se empleen hoteles de la localidad para dar acogida a las personas llegadas en pateras y cayucos alojadas hasta ahora en otras instalaciones.

''Hoy nos enteramos que van a desplazar a inmigrantes al centro de Caleta de Fuste, lo que supone nublarnos la luz al final del túnel'', opinó el presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos de Caleta de Fuste, Francisco Ufano. Por su parte, la Delegación del Gobierno en Canarias ha explicado a Canarias Ahora que en ningún caso se trata de un centro de acogida, sino de un recinto de gestión compartida para que los migrantes pasen la cuarentena sanitaria.

Todos los complejos turísticos habilitados como espacios de acogida para migrantes adultos de forma temporal han sido ya desalojados, y los usuarios han sido reubicados en los campamentos instalados por el Ministerio de Migraciones en Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura. Durante la concentración, una persona del establecimiento ha lanzado un mensaje de tranquilidad y ha subrayado que entre los alojados hay mujeres y niños que solo permanecerán en sus instalaciones mientras completan la cuarentena. 

Nave del Queso

El secretario de Estado de Migraciones pidió al consejero de Sanidad que se buscaran otros espacios con condiciones adecuadas para cumplir la función que hasta ahora desempeñaba esa nave del Cabildo de Fuerteventura gestionada por la Misión Cristiana Moderna: asistir a los migrantes en cuarentena que dieron positivo en las PCR a llegar a la isla o que eran contactos estrechos de personas contagiadas.

Hasta que se tomó la decisión de desalojarla, permanecían en este espacio 228 personas llegadas en patera a Fuerteventura en las últimas semanas o que habían sido trasladadas allí desde el campamento de El Matorral, tras detectarse un brote de COVID-19 entre los usuarios.

Según Amnistía Internacional, algunas personas han llegado a pasar hasta un mes en este establecimiento en condiciones inadecuadas .El pasado 24 de abril, 22 mujeres y tres niños, entre ellos un bebé, fueron desalojados de la Nave del Queso y trasladados a otras dependencias. El grupo fue reubicado en otro recurso de Puerto del Rosario gestionado por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

Ese mismo día también intentaron sacar de la nave a tres mujeres que habían dado positivo en COVID-19. Sin embargo, tuvieron que regresar al almacén por la falta de un protocolo sanitario para el traslado, según informó Efe.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats