Los demoledores datos de la violencia machista: es estructural, la han sufrido 11 millones de mujeres y la mayoría no denuncia

Cartel contra la violencia machista. (Alejandro Ramos).

Jennifer Jiménez

Las Palmas de Gran Canaria —

0

11 millones de mujeres han sufrido violencias machistas en España (53,7%), es decir, agresiones físicas, malos tratos psicológicos, agresiones sexuales, acoso… Además, una de cada cinco (19,8%) la ha sufrido en los últimos 12 meses. Se trata de violencia sufrida por el hecho de ser mujer, que es estructural y muchas veces silenciada, ya que aún permanece oculta en muchas de sus esferas. De hecho, tres de cada cuatro mujeres que han sufrido algún tipo de violencia por parte de su pareja o expareja no ha buscado ayuda formal y ha alegado que “lo ha resuelto sola”. Son los datos de la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer de 2019 presentada este jueves por la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, junto a la ministra de Igualdad, Irene Montero. El extenso informe, para el que se han realizado más de 9.000 encuestas en todo el país, aborda todo tipo de violencias que afectan a las mujeres y ha realizado especial hincapié en la violencia sexual, que deja alarmantes cifras como el hecho de que solo el 8% de las víctimas denuncia. 

“Es letal hablar de denuncias falsas cuando el 80% de la violencia sexual está oculta”, aseguró este jueves la delegada del Gobierno contra la violencia de género. Existen falsos mitos aún alrededor de las agresiones sexuales. La mayoría son cometidas por hombres del entorno de la víctima (49,0% por parte de un amigo o conocido y el 21,6% pertenece al entorno familiar). Solo el 39,1% se produjeron por parte de un desconocido. Por su parte, “el porcentaje de mujeres que han sido violadas por un desconocido es de sólo el 18,8%, lo que implica que la mayor parte de las violaciones son de hombres que la mujer conocía de forma previa a la agresión”, recoge la macroencuesta. Otro dato alarmante es que el 12,4% asegura que en alguna de las agresiones sexuales participó más de una persona. 

¿Por qué no se denuncia la violencia sexual? “La vergüenza” es la principal causa (40,3%) que alegan, seguida de un dato que Victoria Rosell calificó como “sangrante” y es que un 35,4% de las mujeres que han realizado la encuesta y que han sufrido una agresión sexual fuera del ámbito de la pareja o expareja han afirmado que eran niñas cuando se produjo la agresión. Otra causa es “el temor a no ser creída” (36,5%). 

1.064 mujeres han sido asesinadas por la violencia machista en España desde el 1 de enero de 2003 hasta el día de hoy. A lo largo de 2020, se han producido 31 asesinatos machistas en todo el país, dos de ellos en Canarias (en abril fue asesinada por su marido una mujer de 78 años en el barrio de La Isleta, en Las Palmas de Gran Canaria y en julio, una mujer de 43 años en Santa Úrsula por su expareja). Así mismo, se ha constatado un incremento de llamadas al 016 desde que se declarase el estado de alarma. No obstante, pese a que la actual ley estatal contra la violencia de género solo ampara aquella ejercida en el ámbito de la pareja y de la expareja, Victoria Rosell ha incidido este jueves en que se trata de una violencia estructural, porque afecta a una mayoría de la población. “No hablamos de episodios de violencia, sino relaciones de violencia”, aclaró. De hecho, la violencia forma parte de la vida cotidiana de las mujeres; el 25,0% de las que han sufrido violencia física por parte de su pareja afirma que este episodio ha tenido lugar solo una vez, frente al 75% que dice que ha sucedido en más de una ocasión. 

El informe refleja también que en la violencia ejercida por parte de la pareja o expareja, la violencia física y sexual van siempre acompañadas de violencia psicológica. Además, insiste en que 3.118.723 mujeres no han denunciado ni acudido a servicios de ayuda formal tras los episodios de violencia de la pareja, frente a 1.989.731 que sí lo ha hecho. Los métodos para denunciar han sido a través de la presentación de denuncia (1.109.509 mujeres), seguida de aquellas que lo han comunicado en los servicios sanitarios (1.380.606) y 367.779 que lo hicieron a través de los servicios sociales. La delegación del Gobierno contra la violencia de género es contundente al afirmar que “denunciar la violencia, buscar ayuda en algún servicio formal o hablar de lo sucedido con alguien del entorno incrementan las posibilidades de acabar con la relación violenta”. 

Efectos en la salud de las mujeres y sus hijos e hijas

Victoria Rosell ha recordado que las violencias machistas suponen un problema de salud para las mujeres y para sus hijas e hijos y que además afecta a su integridad física. En la macroencuesta se recogen también datos reveladores en este sentido. Por ejemplo, refleja que el 46,6% de las mujeres que han sufrido violencia física y/o violencia sexual de alguna pareja (1.353.938), han padecido lesiones como consecuencia. El 70,0% asegura además que los episodios de violencia les han producido alguna consecuencia psicológica.

Una de cada cuatro mujeres (24,4%) que ha sufrido violencia física, sexual o emocional de alguna pareja y una de cada tres (33,0%) víctimas de violencia física o sexual, ha consumido medicamentos, alcohol o drogas para afrontar lo sucedido. El informe subraya que el 17,5% de las mujeres con discapacidad alega que precisamente su discapacidad es consecuencia de la violencia que ejercen contra ellas sus parejas. 

La macroencuesta pone de manifiesto que el 89,6% de las mujeres que han sufrido violencia física, sexual o emocional por parte de alguna pareja y que además tenían hijos en el momento en el que se produjeron los episodios de violencia y que estos presenciaron o escucharon la violencia contra la madre, dice que eran menores de edad cuando sucedieron los episodios de violencia. El 51,7% constata que estos hijos e hijas sufrieron violencia a manos de la pareja violenta. Otro dato demoledor es que 1.678.959 menores viven en hogares en los que la mujer está sufriendo en la actualidad algún tipo de violencia en la pareja. 

Los riesgos para la salud también son relevantes cuando una mujer sufre una violación. Pasar por este episodio multiplica por seis el riesgo de tener pensamientos de suicidio. Así mismo, el 16,2% de las mujeres que han sido víctimas de violencia sexual fuera de la pareja ha tenido lesiones de tipo físico como consecuencia y un 53% de ellas esto ha supuesto secuelas psicolócias. Entre quienes han sufrido una violación, el 37,8% ha tenido lesiones y el el 78,9% secuelas psicológicas. 

El 12,7% de las mujeres que han sufrido violencia sexual fuera de la pareja ha consumido medicamentos, alcohol o drogas para afrontar lo sucedido. Este porcentaje asciende al 26,6% (1 de cada 4) entre las que han sufrido una violación. De las que tinene una discapacidad el 14,3% dicen que es precisamente la discapacidad consecuencia de esos episodios de violencia sexual.

Otro de los puntos relevantes del informe es el referido al acoso. El 60,5% de las mujeres de 16 a 24 años han sufrido acoso sexual y 3 de cada 4 (75,2%) afirman que el acoso sexual ha ocurrido más de una vez. La encuesta también ha preguntado por el acoso reiterado (Stalking), es decir, si ha recibido llamadas telefónicas obscenas, amenazantes, molestas o silenciosas, si la han seguido o espiado, que le hayan dañado intencionadamente cosas suyas o le hayan hecho propuestas inapropiadas en internet o en redes sociales, son algunos ejemplos. En este punto, 3 millones de mujeres ha afirmado haber sufrido algunos de estos episodios a lo largo de su vida; la mayoría por parte de un amigo o conocido (39,9%) y 21,3% por parte de su pareja o expareja masculina.

Consulta aquí el enlace directo a la macroencuesta.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats