El padre Báez regresa al púlpito atacando al presidente del Cabildo de Gran Canaria por plantar pinos en vez de árboles frutales

El padre Báez en una de sus apariciones televisivas

El histriónico padre Báez está "parcialmente" de vuelta al ruedo: ya está oficiando eucaristías diarias en la parroquia de San Juan de Dios, en el barrio de El Lasso de Las Palmas de Gran Canaria, después de que el obispado le pidiera que abandonara su parroquia hace cuatro meses, como consecuencia de un vídeo viral en el que acusaba a la madre de Anna y Olivia de la muerte de las pequeñas, "al haber dejado su relación con el progenitor", autor intelectual y material de un asesinato que marcó a la sociedad española.

Padre Báez, el histriónico cura que excusa el crimen de las niñas de Tenerife y al que la Iglesia no termina de sancionar

Padre Báez, el histriónico cura que excusa el crimen de las niñas de Tenerife y al que la Iglesia no termina de sancionar

Para no variar en su estilo, el párraco y -antes- youtuber regresa armando una nueva polémica al criticar al presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, por llevar a la isla "a la ruina y a la dependencia del exterior", según él. Y es que este personaje de boinas amarillas, verborrea hiperbólica y en tantas ocasiones hiriente no comulga con la política de reforestación emprendida por la institución insular, que busca sustituir los eucaliptos (especie invasora) por pinos y otros ejemplares propios de la laurisilva canaria. Él quiere árboles frutales, y cabras salvajes también, a pesar del riesgo que esto supone para los cultivos. "Y por si fuera poco va a regar con agua del mar las medianías y cumbres", pone el grito en el cielo, como si esta propuesta no contara con un equipo técnico y científico detrás para garantizar la calidad del agua.

Cuatro meses suspendido

Cuatro meses le duró el suspenso eclesiástico a Fernando Báez Santana, después de acuñar la que se recuerda como "la frase más despreciable" de este 2021, quizás de este lustro, según sus detractores. Cabe recordar que fue en medio de un directo con sus feligreses, retransmitido por redes sociales a principios de junio, cuando el párroco sentenció que la culpa de la muerte de las pequeñas Anna y Olivia en Tenerife, asesinadas por su progenitor, era de la madre por "abandonar al hombre".

Sus diatribas se hicieron virales en un suspiro y levantaron ampollas en todos los estratos de la sociedad española que compartía la angustia de este caso de violencia vicaria que, sin duda, ha marcado un antes y un después en este país. La impotencia fue tal que derivó en la apertura de diligencias por parte de la Fiscalía Provincial de Las Palmas, tras sendas denuncias presentadas por parte del Cabildo insular y del Gobierno de Canarias, al detectar en ellas una posible infracción penal.

Así las cosas, a la Diócesis de Canarias, que se desmarcó de las abominables declaraciones desde un primer momento, no le quedó otro remedio que pedirle que abandonara. "Se le ha pedido que abandone su parroquia y las anexas, en las que también trabajaba", apuntaron entonces fuentes oficiosas a este periódico. Asimismo, se le abrió un expediente canónico que sería enviado al Vaticano para su estudio, por si fuera preciso suspenderlo A divinis, una medida que lo alejaría definitivamente de la iglesia católica.

Ahora se conoce, gracia al portal Religión Digital, que esta misma Diócesis ha revocado "parcialmente" la sanción como un paso en la "normalización" de la situación del clérigo. Sin embargo, duda este periódico digital católico, que el cura "haya aprendido la lección", tras cargar nuevamente contra el Cabildo de Gran Canaria y su presidente, Antonio Morales, su archienemigo: "Hay que pararle los pies, pues nos lleva a la mayor de las desgracias: la pobreza y mendicidad, ya sin comida ni tierra donde producirla”, compartió en su perfil de Facebook para sus casi 2.000 amigos.

Ahora, escritor

El padre Báez, recordado por sus vídeos en YouTube en los que insultaba a diestro y siniestro, ahora se ha lanzado a escritor con el libro Jesús a los 18/19 años: "Un muchacho ejemplar". Se trata del primer relato de una trilogía que espera ir editando junto a ediciones Ende. "El segundo ya está en imprenta y en preparación el tercero", publicó en su perfil de Facebook.

Esta nueva faceta también le sirve como arma arrojadiza para criticar al presidente del Cabildo. "Una cosa es decir algo y otra bien diferente es demostrarlo. Y pongo un ejemplo: un servidor -refiriéndose a sí mismo-, en estos cuatro meses de autosilencio (nadie me ha mandado a callar) he escrito tres libros, si digo tres libros y no lo demuestro, ¿ustedes qué piensan al respecto?", publicó este mismo lunes. Todo esto para pedirle al político grancanario que diga "al menos 30" nombres de colectivos que, según Morales, apoyan su plan para regar con agua desalada. "Las 300 mentiras de Antonio Morales", arranca su texto.

Un suma y sigue. Con el padre Báez siempre aguarda la controversia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats