El turismo activo canario pide que no se le apliquen los límites de aforo de diez personas

Un grupo de caminata caminata.

El estudio llevado a cabo por la asociación canaria de turismo activo y ecoturismo, Activa Canarias, refleja que este subsector turístico ha crecido en los últimos años hasta alcanzar casi 800 empresas registradas oficialmente con unos 1.200 empleados. Ahora pide excepciones a la restricciones contra el coronavirus para evitar más daños económicos y apostar por un turismo más sostenible, alegando que sus actividades son siempre al aire libre.

El 89% de las empresas encuestadas estima que sufrirán una caída de más del 50% en la facturación. De estas, el 51,7% creen que perderán más del 70% de su negocio. Asimismo, el 71,7% reconoce estar pasando dificultades económicas, y el 85% había realizado algún tipo de reestructuración de plantilla.

En consecuencia, la asociación pide que las restricciones a las islas más afectadas que limitan las reuniones a diez personas no afecten a las actividades de turismo activo, asegurando que se realizan al aire libre y siempre respetando parámetros de seguridad y distanciamiento. “Este límite supone un lastre tremendo para estas empresas, en las que se está depositando gran parte de la responsabilidad de atraer a nuevos turistas con un perfil diferenciado de sostenibilidad”, opina Echevarría.

La asociación reclama también la promoción del destino para mostrar un destino turístico seguro, de calidad y comprometido, mejorando la coordinación entre el sector público y el sector privado para aplicar estrategias de promoción conjuntas. Piden además que se ayude al sector facilitando a las empresas la posibilidad de tener una tarjeta de transporte, además de acciones de formación y publicidad.

Etiquetas
Publicado el
16 de octubre de 2020 - 17:13 h

Descubre nuestras apps

stats