Descenso de nuevos casos y una leve subida de la hospitalización general por COVID en una jornada con escasos cambios significativos en Cantabria

Interior de la UCI de Valdecilla. | Fotos Hospital Valdecilla

La COVID deparó en Cantabria una jornada, la del viernes, de escasos cambios, con un moderado descenso de los nuevos casos registrados (33, cinco menos que los diagnosticados el jueves), y un leve descenso igualmente de la incidencia acumulada a 14 días vista. El viernes esta se situaba en 82 casos por cada 100.000 habitantes, cinco puntos menos que el día anterior. No obstante, la incidencia acumulada a siete días subió ligeramente situándose en 41/100.000 casos, un punto más que el jueves, del mismo modo que subieron otros parámetros como la presión hospitalaria y la tasa de positividad de los test.

Otra prueba de la situación de impasse, en donde la pandemia marca pequeños dientes de sierre con leves subidas y bajadas de los indicadores, es lo relativo a la presión hospitalaria, que subió ligeramente, con dos nuevos ingresos, en lo que afecta a planta general COVID, aunque se redujo del 7,6 al 6,7% en cuanto a la situación de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), con siete pacientes de gravedad el viernes.

Actualmente los hospitales cántabros albergan a 30 personas, un 2,2% de su capacidad, que se reparten del siguiente modo: 21 en el Hospital Valdecilla, cuatro en el Hospital de Laredo y cinco en el Hospital Sierrallana.

La tasa de positividad de los test, es decir, el porcentaje de pruebas con resultado positivo que se practican, experimentó un leve alza, pasándose del 3,6% del jueves al 3,9% del viernes.

Por quinto día consecutivo no se produjeron víctimas mortales por coronavirus en Cantabria.

Según los últimos datos registrados en la Comunidad está vacunado el 44,1% de la población, 256.866 personas.

Etiquetas
Publicado el
5 de junio de 2021 - 09:16 h

Descubre nuestras apps

stats