El PRC pide una comisión de investigación sobre el deterioro de los fondos de la Menéndez Pelayo

Biblioteca de Menéndez Pelayo. Archivo

El Grupo Regionalista en el Ayuntamiento de Santander ha pedido abrir una investigación ante las “contradictorias declaraciones” que se están produciendo sobre el deterioro de los fondos de la Biblioteca Menéndez Pelayo a raíz del incendio del Museo de Arte de Santander (MAS) en 2017.

Santander prevé invertir 600.000 euros en recuperar el fondo bibliográfico de la Biblioteca Menéndez Pelayo

Santander prevé invertir 600.000 euros en recuperar el fondo bibliográfico de la Biblioteca Menéndez Pelayo

En un comunicado, el PRC ha insistido en la necesidad de tener regladas, cuanto antes, las comisiones de investigación, para no solo esclarecer lo ocurrido con el contrato de basuras, sino también para saber “realmente qué sucedió” con los fondos de la Biblioteca Menéndez Pelayo.

Y es que las “contradictorias informaciones” que subyacen de los informes emitidos por los cuerpos de emergencia encargados de la extinción del incendio y la empresa encargada de la custodia de los mismos, TSA, así como las declaraciones de la exdirectora de la Biblioteca, quien recientemente avalaba en prensa que el agua empleada por los bomberos no fue la causante del deterioro de los fondos, lleva al PRC a cuestionar “qué es lo que ha sucedido con una de las joyas patrimoniales más destacada” de la ciudad.

Unas dudas que para los regionalistas se incrementan tras un informe emitido el pasado agosto por un técnico de la Menéndez Pelayo sobre el estado de las colecciones y los trabajos de restauración y conservación preventiva.

En dicho documento, ha explicado el PRC, se indica que cuando en 2018 se puso en marcha el proceso de rehabilitación y mejora de la BMP, se detectó que un área concreta, el despacho del director, sufría un ataque biológico importante, y que precisamente allí es donde se concentraban los ejemplares más valiosos y destacados de toda la biblioteca, por su valor, singularidad y unicidad, es decir, incunables, libros raros y manuscritos.

Son “ejemplares cuya tasación en algunos casos superan los tres millones de euros, como un libro del siglo XIV, o los 1,5 millones de euros de otro del siglo XV”, ha indicado el portavoz regionalista, José María Fuentes-Pila, quien ha resaltado importancia cultural e histórica de estos fondos como “esencial” para la historia de España.

En el informe no solo se hace referencia al exceso de humedad por problemas constructivos del inmueble como la única causa responsable de las alteraciones que muestran los fondos, sino que además apunta a otros factores corresponsables en el deterioro como el exceso de temperatura e iluminación.

“Dado el valor histórico, cultural y económico de los fondos, ello obligaba a la necesidad de que su custodia se llevase a cabo bajo unos condicionantes como un sistema de climatización adecuado, para evitar fluctuaciones, así como la instalación de filtros o estores en ventanas, salas y depósitos que permitiese filtrar la luz solar y el mantenimiento de bajos niveles que garantizase la conservación, algo de lo que al parecer se carecía”, ha dicho.

Es por ello, según ha explicado el regionalista, que los técnicos se refieren a que el estado de este patrimonio bibliográfico y documental sea de una enorme fragilidad, “no del todo recuperable”, y cuya restauración en algunos casos está siendo “muy compleja y costosa”, y a tenor del volumen, requerirá de una enorme inversión futura.

“Es una vergüenza la permisividad con la que se ha ignorado el deterioro continuo del patrimonio municipal, cuando estamos hablando de la mejor biblioteca patrimonial de fondos históricos de Cantabria, la primera en España con origen en una colección privada y una de las 10 más importantes de este tipo. Por ello es necesario que se esclarezcan los hechos, se asignen responsabilidades de una vez por todas y la mejor opción para ello es a través de una comisión de investigación”, ha sostenido Fuentes-Pila.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats