Castilla-La Mancha prepara ya su ‘Ley VTC’ para imponer condiciones a más de 200 vehículos

En Aragón, tendrán que pasar 15 minutos entre la solicitud del vehículo y la puesta en marcha de este

Actualmente hay 216 vehículos de transporte con conductor (VTC) en Castilla-La Mancha. Son aquellos que operan bajo empresas como Uber o Cabify y cuya entrada en circulación en España supuso todo un conflicto abierto con los colectivos de taxistas. Fue el motivo por el que el Gobierno central promulgó en septiembre de 2018 el Real Decreto de Transportes terrestres en materia de arrendamiento de vehículos con conductor.

Claves para entender el conflicto entre los taxis y los VTC

Claves para entender el conflicto entre los taxis y los VTC

Abrió la puerta a este sector con una serie de condicionantes dejando en manos de las comunidades autónomas buena parte de su regulación. Y el Gobierno castellanomanchego prepara ahora una ley regional con ese mismo objetivo. Desde la Dirección General de Transportes mantienen que en esta región no ha existido competencia desleal con el sector del taxi puesto que estos vehículos solo pueden operar en la región en trayectos interurbanos.

Pero el decreto estatal dejaba huérfana la regulación los servicios de carácter urbano, circunstancia que generó que las autonomías tuvieran que regular la exigencia de un título municipal habilitante para la prestación de servicios urbanos de arrendamiento para estos vehículos.

Es la disposición adicional primera del decreto la que habilita a las comunidades autónomas para otorgar autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor, como es el caso de Castilla-La Mancha, en cuanto a condiciones de precontratación, solicitud de servicios, captación de clientes, recorridos mínimos y máximos, servicios u horarios obligatorios y especificaciones técnicas del vehículo. Este traspaso de competencias tiene un periodo transitorio de cuatro años desde su publicación en el BOE. Finaliza, por tanto, el 29 de septiembre de 2022.

Se modificará la Ley de Transporte de Viajeros

El Ejecutivo de García-Page ha decidido abordar ya esta cuestión y lo va a hacer modificando la Ley autonómica de Transporte de Viajeros de 2005, que incluye la regulación de la competencia urbana y la incorporación de las condiciones de explotación de los vehículos de transporte con conductor. En realidad, se trata de un texto muy similar al aprobado en otras comunidades autónomas y cuenta con el consenso mayoritario de la Federación Regional del Taxi.

Entre las cuestiones que se incluirá, según el primer informe de la ley al que ha tenido acceso elDiarioclm.es, está la necesidad de disponer de licencia habilitante otorgada por cada municipio para realizar transporte urbano en VTC, siempre que el solicitante esté previamente en posesión de una autorización interurbana.

De igual forma, las entidades locales podrán establecer o modificar las condiciones de explotación del servicio, en relación con los servicios que discurran íntegramente dentro de su ámbito territorial. Y a los efectos de garantizar el cumplimiento de las condiciones de prestación del servicio y, en particular, de la precontratación del servicio, debe transcurrir un intervalo de tiempo mínimo de 15 minutos, entre la contratación y la prestación efectiva del servicio.

Prohibiciones

Otra exigencia es que los vehículos adscritos a las autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor no pueden, en ningún caso, circular por las vías públicas en busca de clientes, ni captar viajeros que no hubieran contratado previamente el servicio permaneciendo estacionados a estos efectos. Con esta finalidad, cuando no estén contratados previamente o prestando servicio o circulando con un fin acreditado distinto a la captación de viajeros, los vehículos adscritos a las autorizaciones deben permanecer estacionados fuera de las vías públicas, en su base, aparcamientos o garajes.

Asimismo, al objeto de evitar la captación de viajeros en la vía pública, se establece como condición de explotación, que los vehículos adscritos a una autorización de arrendamiento con conductor no podrán ser geolocalizados por los usuarios con carácter previo a su contratación. Por último, la normativa establecerá que todos los vehículos adscritos a autorizaciones VTC residenciadas en el territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, que realicen transporte de personas viajeras por la misma deberán llevar obligatoriamente un distintivo para la identificación de los vehículos de alquiler con conductor.

Actualmente, el documento se encuentra en consulta pública previa sobre la modificación de la mencionada Ley de Transporte de Personas por Carretera y habrá más procesos de participación ciudadana para incluir, cambiar o eliminar cuestiones. Tras su aprobación, también se tramitará un Reglamento para su desarrollo.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats