Etiquetas

El otoño es una de las mejores estaciones del año para disfrutar de la naturaleza. Las temperaturas ya no son tan altas y los espacios del medio natural ofrecen el mismo esplendor, incluso con más calma y actividades que durante otras épocas. Se convierten así en zonas para un turismo basado en el respeto, en el descanso y en la salud, debido a que parques naturales y espacios protegidos ofrecen decenas de posibilidades. Es el caso del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, en los límites de las provincias de Ciudad Real y Albacete, que mantiene su encanto otoñal año tras año para poder vivirlo, sentirlo y “naturalearlo”.

En un espacio sin bullicio, sin aglomeraciones y con paisajes únicos y para todos los gustos, estas Lagunas son la prueba fehaciente de que el turismo de naturaleza, con respeto al medio ambiente y con actividades alternativas y sostenibles, es una opción cada vez más posible en Castilla-La Mancha.

La belleza de este Parque Natural procede de sus singularidades paisajísticas y geológicas y de un espectacular ecosistema formado por 16 lagunas, que a lo largo de 30 kilómetros constituyen el valle del Río Pinilla y en su parte más alta el lugar de nacimiento del río Guadiana.

Es el motivo por el que confluyen diversidad de ambientes para descubrir, contemplar y “naturalear” sus aguas trasparentes y su intenso color azul turquesa, en combinación con los amarillos y ocres otoñales de la vegetación de las riberas. De hecho, las lagunas se rebosan e inundan unas a otras formando cascadas y saltos debido a formaciones geológicas como las barreras travertínicas.

Además, albergan una sorprendente riqueza biológica con gran diversidad de especies animales y plantas, montes de encinares y sabinares, sotos, arboledas de álamos y vegetación palustre. Suponen una nota de frescor y algo único en una comarca llana y seca como la Mancha.

Trabajos por el desarrollo sostenible

Aunque era Sitio de Interés Nacional desde 1933, fue Declarado como Parque Natural en 1979. Las Lagunas de Ruidera han conseguido mantener desde entonces su rico patrimonio, al que siguen contribuyendo los trabajos por el desarrollo sostenible tanto de este espacio protegido como de su entorno. Ante todo, la observación de su ecosistema ya constituye un regalo para los ojos y los oídos, sea mirando el vuelo del águila perdicera y la garza imperial o con el murmullo del agua en sus saltos y cascadas. 

Los visitantes pueden encontrar más de 250 especies de vertebrados que habitan en el parque y las aves acuáticas son las que llaman rápidamente la atención. La mayoría se esconde entre la vegetación palustre que bordea la laguna como el rascón, la gallineta o el carricero tordal. Entre las especies emblemáticas destacan las poblaciones invernantes de aguilucho lagunero y porrón moñudo. Es decir, paisaje y fauna para “naturalear” a fondo esta joya de la región.

Recientemente se ha inaugurado también el nuevo Centro de Interpretación junto a la Laguna de la Colgada, donde se prepara la visita al Parque Natural y se ayuda a conocer sus valores naturales. Asimismo, se ha transformado la carretera en ruta paisajística con preferencia a los peatones y clicloturistas.

Y hay más opciones: el otoño es también una buena oportunidad para ver la literaria Cueva de Montesinos (siempre mediante cita previa), la cascada del Hundimiento, el Castillo de Peñarroya, el Castillo de Rochafrida o realizar actividades de aventura como rutas en piragua si el tiempo otoñal lo permite y rutas hacia los miradores de la Lengua o la Redondilla.

Precisamente, las Lagunas de Ruidera forman parte en otoño de todas las actividades programadas en ‘Vive tu espacio’. Son gratuitas y están organizadas en los parques. Puedes contactar con la empresa de turismo de la zona; así puedes descubrir, valorar y disfrutar cada espacio. El listado es muy extenso y comprende visitas nocturnas para observar los cielos estrellados, el Día Mundial de las Aves o actividades familiares para “naturalear” de forma variada y sostenible.

Septiembre: paseos nocturnos con las perseidas de fondo

Las actividades que ya se han celebrado han incluido rutas de 'Geocaching' y de recogida de residuos por las Hoces del Cabriel. El 17 de septiembre en Aragosa (Guadalajara), se ha llevado a cabo una actividad de anillamiento de aves; una ruta interpretada en Valdemeca (Cuenca); y una observación de estrellas en los Calares del Río Mundo y de la Sima, en Yeste; además de una ruta para fotografiar las Lagunas de Ruidera al atardecer.

En cuanto al último fin de semana de septiembre, el sábado 24 se podrá participar en la ruta ‘Setas de otoño’ en el Centro de Interpretación del Parque Natural de la Serranía de Cuenca, una ruta para fotografiar ‘El mirlo acuático en el pantano de Arroyo Frío’ en Cotillas-Arroyo Frío y una jornada temática sobre la berrea en el Alto Tajo. El domingo 25 habrá una jornada temática sobre ganadería tradicional en el Museo de la ganadería tradicional de Checa y una carrera de orientación en La Nava de Jadraque, ambas en Guadalajara.

Octubre: celebrando el Día Mundial de las Aves

Por su parte, el mes de octubre vendrá enmarcado por la celebración del Día Mundial de las Aves desde el día 1 de octubre con actividades en Valdesotos y en Villafranca de los Caballeros donde se llevará a cabo una observación de aves y otra más en Pelegrina el día 2. Y más tarde, ya el día 8 habrá rastreo, observación y talleres en Fuencaliente, en el Alto Tajo, en el Centro de Interpretación de la Serranía de Cuenca de Uña, en Riópar y en Villafranca de los Caballeros.

Para el sábado 15 de octubre, desde Mirabueno saldrá una ruta para recorrer el Parque Natural Barranco del Río Dulce; una ruta interpretada en Valdemeca y Tragacete y un taller de construcción de refugios en el Centro de Visitantes de Ruidera. El domingo 16 la actividad prevista es una jornada para conocer el mundo de las setas en Taravilla (Guadalajara).

De cara al cuarto fin de semana de octubre entre las actividades previstas hay una ruta interpretada en Madridejos el sábado 22 y para el domingo 23: ‘¿Cuánto sabes del Cambio Climático?’ en el Centro de Interpretación del Barranco del Río Dulce en Mandayona, una ruta interpretada en Huertapelayo, una nueva ocasión para participar en ‘Re-conecta con la naturaleza’ en Riópar y ‘Buscadores de fósiles’ en Uña.

Por último, el día 29 de octubre habrá un taller sobre arte en la naturaleza en El Cardoso de la Sierra (Guadalajara); y para el día 30 se prevén dos actividades: una ruta cicloturista en bici eléctrica por Cantalojas y una ruta temática sobre setas y hongos que saldrá desde Minglanilla.

Descubre nuestras apps

stats