Castilla-La Mancha Opinión y blogs

Sobre este blog

Este blog se dedicará a hablar de uno de los fenómenos más incipientes de la actualidad: el mundo seriéfilo. Recomendará, analizará y traerá curiosidades de series de televisión estadounidenses, británicas, europeas y de otros países del mundo.

 

‘Victoria’: la monarca que dejó su firma en la historia

Foto: loslunesseriefilos.com

El canal británico ITV tendrá muy difícil llenar el vacío de la que fue su joya de la corona, ‘Downton Abbey’, creada por Julian Fellowes. Esta dura misión se la han encargado a uno de los personajes más icónicos e importantes del siglo XIX, la Reina Victoria, que heredó a los 18 años el trono británico tras la muerte de su tío paterno, Guillermo IV. Aunque en esa época ya estuviera establecida una monarquía constitucional, la Reina tenía pocos poderes políticos. Aún así, debido a la gran personalidad de la monarca, intentó influir en el nombramiento de ministros, entre otras cosas.

Daisy Goodwin, productora y novelista, es la creadora de ‘Victoria’, biopic sobre la Reina Victoria para el canal ITV, que ha cosechado muy buenas críticas y audiencia consiguiendo la renovación por una segunda. Además, ella escribe casi al completo los ocho episodios de esta primera temporada. La encargada de dar vida a la monarca Victoria es la actriz Jenna Coleman (‘Doctor Who’), un verdadero acierto.

La primera temporada de este drama histórico recorre los primeros años de la Reina Victoria desde su prematura coronación tras la muerte de su tío. Se exploran sus intensos lazos con Lord Melbourne (Rufus Sewell) y el romance y posterior matrimonio con su primo Alberto de Sajonia (Tom Hughes).

Los británicos siempre han tenido un gusto exquisito por representar su historia. ‘Victoria’, a pesar de no ser una producción de la BBC, sigue sobresaliendo en el cuidado excepcional en la ambientación y vestuario, aunque se le puede reprochar algún fallo que otro con el uso del croma. Sin embargo, es muy fácil no sentirse atrapado por la ostentosidad y las intrigas palaciegas del Palacio de Buckingham.

La serie cuenta con un buen empaque pero se echa en falta un texto un poco más elaborado y complejo. Esto no quita que ‘Victoria’ sea un producto igualmente disfrutable y entretenido. Sin duda, no termina de llegar al nivel textual de ‘The Crown’ y más cuando las tramas secundarias palaciegas son un tanto débiles e insípidas. Esto último es su verdadero Talón de Aquiles ya que pueden llegar a ser demasiado pastelosas. Sin embargo, la trama principal aporta temperamento, ritmo e interés, es decir, todo lo que tiene que ver con las pesquisas del Reinado de Victoria: la relación tormentosa con su madre, los vínculos con Lord Melbourne, la conspiración de su tío Cumberland, los intentos de influir en el Gobierno por parte de la Reina o su relación y posterior matrimonio con Alberto de Sajonia.

Los primeros años de Reinado -los que comprenden la primera temporada- están marcados por la característica personalidad de Victoria: inmadura, caprichosa, inexperta pero, a la vez, fuerte y con enorme determinación. Al igual que Isabel I en ‘The Crown’ pronto comprenderá su sentido del deber, su responsabilidad y el gran peso de la corona. Tendrá que aprender a que la misma, con todas las tradiciones y obligaciones que trae, tiene mucho más importancia que la vida familiar. De ahí las primeras fricciones con su novio y después marido, Alberto de Sajonia. El punto rebelde de la Reina hará que se inmiscuya en los asuntos de gobierno, intentando de alguna manera influir en tomas de decisiones importantes y, también, a la hora de elegir ministros.

Alberto de Sajonia no solo tiene la responsabilidad de ser un buen consorte, sino también de ganar la simpatía de gran parte de los británicos que ven con recelo su procedencia alemana. Ella le venera y tendrá un papel muy importante durante su Reinado, sobre todo en las épocas en las que esté embarazada y que me supongo que se verán en posteriores temporadas. Él representa independencia, no quiere ser un mero mantenido y quiere tener un papel activo, y modernidad, ya que apoya la llegada del ferrocarril y la abolición de la esclavitud, de un país que pide a gritos cambios y que se convertirá en una de las mayores potencias.

Jenna Coleman se marca un papel formidable y convierte a la Reina Victoria en un personaje carismático y con personalidad propia. Tom Hughes también lo hace particularmente bien interpretando a Alberto de Sajonia. Creo que esta pareja de protagonistas va a dar muy buenos momentos en posteriores temporadas.

‘Victoria’, al menos de momento, no es un producto muy sofisticado y profundo pero, sin duda, te deja un buen sabor de boca tras su primera temporada. Desde luego, tiene mucho por delante para dar un pequeño salto de calidad y, sobre todo, dejar de lado los amoríos del personal del palacio para buscar intrigas políticas y mostrar el sentir social de la época.

Si te gustan las series de época y británicas no dudes en echar un vistazo a ‘Victoria’. En España se puede ver a través de Movistar+.

Sobre este blog

Este blog se dedicará a hablar de uno de los fenómenos más incipientes de la actualidad: el mundo seriéfilo. Recomendará, analizará y traerá curiosidades de series de televisión estadounidenses, británicas, europeas y de otros países del mundo.

 

    Autores

Etiquetas
Publicado el
5 de febrero de 2017 - 19:47 h

Descubre nuestras apps