Castilla y León mantiene su plan de Navidad aunque las restricciones podrán aumentar si sube la incidencia de la COVID-19

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, este miércoles.

Castilla y León mantiene su plan de Navidad. A grandes rasgos, se permiten las comidas y cenas de Navidad de diez personas procedentes de dos grupos de convivencia y el toque de queda se alargará hasta la 1.30 en Nochebuena y Nochevieja, aunque la hostelería solo abrirá hasta las diez de la noche.

El Consejo de Gobierno de este miércoles se ha saldado sin más limitaciones para esta semana, aunque la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y el vicepresidente autonómico y portavoz, Francisco Igea, han advertido que las restricciones podrán aumentar si sube la incidencia de la COVID-19. "Todo es revisable todos los días. Si hay que extremar la situación, se hará", han informado ambos responsables políticos, que han apelado, de nuevo, a la responsabilidad individual.

La consejera ha avisado de que la tendencia de descenso "se ha detenido" en los últimos días, puesto que la incidencia de los últimos siete días es similar a la de la semana pasada. "Esto tiene un significado claro: se está deteniendo la curva de descenso en nuevos casos", ha descrito Casado. La incidencia acumulada actualmente en Castilla y León es de 170 casos por cada 100.000 habitantes, con 447 hospitalizados en planta y 145 en UCI solo por COVID-19. Por provincias, Palencia y Burgos encabezan la incidencia con 417 y 272 casos por cada 100.000 habitantes. Por detrás le siguen Zamora (166), León (152), Valladolid (138), Segovia (123), Soria (110), Salamanca (91) y Ávila (87).

Además, el gobierno autonómico ha rechazado de momento el cierre de hostelería en el interior en Palencia, como la semana pasada baraja. Todas las medidas, han reiterado en numerosas ocasiones, dependerán de la evolución del virus.

El vicepresidente autonómico ha defendido que las restricciones son acordes a la situación de Castilla y León: "Lo que nos va a condicionar es la evolución. Seguimos a los números de manera insistente", ha afirmado Igea, que también se ha mostrado "preocupado" por la aparición de la nueva cepa de Reino Unido, por lo que van a solicitar al Gobierno "que determine la existencia o no de dicha variante y si esto exige nuevas medidas restrictivas".

La consejera de Sanidad pide que no se repita la "siembra" de septiembre tras las no fiestas: "Que no se conviertan en un infierno para muchas personas", ha reclamado Casado, quien ha agregado que hay "muchas navidades por delante" y que estas "pueden ser distintas". "Hay que entender que la clave no es que nadie nos vigile, si no que tengamos la responsabilidad individual", ha solicitado a la población.

Casado también ha recomendado que en las comidas y las cenas se mantengan las medidas de seguridad, se evite que los no convivientes coman enfrentados y se ventile bien el espacio. "El virus hace lo que le dejamos hacer. No le dejemos hacer", ha indicado.

Respecto a Nochevieja, la consejera de Sanidad ha señalado que este fiesta puede peligrar más en Palencia por su elevada incidencia, a pesar de que tiene una tendencia descendente. "Pero si durante la nochebuena no se extreman los cuidados y hay más contagios, puede peligrar la Nochevieja", ha advertido.

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2020 - 14:39 h

Descubre nuestras apps

stats