Castilla y León plantea el teletrabajo parcial de funcionarios de Sanidad y Educación

El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, acompañado por la directora general de Función Pública, Paloma Rivero, y la directora general de Telecomunicaciones y Transformación Digital de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, Elena Álvarez

El teletrabajo ha llegado para quedarse y la Junta de Castilla y León aspira a estar "en la vanguardia". El consejero de Presidencia, Ángel Ibáñez, ha presentado este martes el decreto del teletrabajo para los empleados públicos, que plantea el teletrabajo parcial de todo tipo de funcionarios, como los de Sanidad y Educación. "Por ejemplo, en el ámbito docente: si imparte la clase está físicamente. Pero hay otras actividades que a lo mejor no requieren su presencia física en el centro, hay tareas que sí son teletrabajables", ha suscrito Ibáñez en una rueda de prensa telemática.

El objetivo es "armonizar las autorizaciones". "Todos tendrán opción a puesto de trabajo con teletrabajo siempre que el equilibrio permita desempeñar las tareas que tiene encomendadas", ha reiterado Ibáñez. 

Tras la aprobación el pasado mes de septiembre del artículo 47 bis “teletrabajo” en el Estatuto Básico del Empleado Público a nivel nacional, la Junta pretende "simplificar el procedimiento de acceso, ampliar los supuestos de acceso al teletrabajo, determinar la identificación de los puestos con posibilidad de teletrabajar en las Relaciones de Puestos de Trabajo, dar mayor participación a las organizaciones sindicales en la gestión y seguimiento, reforzar el seguimiento y análisis de las autorizaciones y denegaciones creando un sistema homogéneo de concesiones, facilitar el trabajo a los gestores de estas autorizaciones y regular el trabajo en remoto como forma excepcional de prestación de servicios en situaciones de alarma extraordinarias".

La directora general de Función Pública, Paloma Rivero, ha asegurado que el teletrabajo no puede ser "igual" en la Administración General que en Educación, "pero esto no significa que esté excluida". "Se amplía el espectro. Quizá no todas las tareas sean 'teletrabajables', pero sí algunas. Se abre el espectro al tratar de incluirlo", ha insistido . Podrán abrir la mano a acceder a esta prestación.

Actualmente, hay 661 trabajadores de la Junta de Castilla y León con teletrabajo, de los casi 90.000 funcionarios autonómicos, una cifra que aspiran a incrementar si es el deseo de los trabajadores y se adapta a las funciones de su puesto de trabajo. Además, la Junta dará los medios correspondientes (ordenador y acceso y permisos para el sistema) para que el empleado no tenga que utilizar su ordenador personal.

"Se trabaja en la posibilidad de adaptar y la puesta a disposición de los medios telemáticos adecuados para que todo trabajador pueda desarrollar el trabajo adecuado con los medios adecuados", ha recalcado Rivero, que espera dar "un paso más allá" del teletrabajo que se realizó durante el confinamiento, cuando apenas dio material para trabajar desde casa.

Una vez se publique el decreto en información pública, se debatirá también con los sindicatos y la Junta espera aprobarlo "en un máximo de 4 meses" si hay consenso.

Oferta formativa para la transformación digital

Ibáñez también ha presentado la Guía de transformación digital dirigida al empleado público, que pretende sensibilizar acerca de la importancia de la transformación digital en la Administración, difundir entre los empleados públicos lo que supone el proceso de transformación digital y capacitarles en la mejora de su desempeño, y describir las competencias clave de las personas asociadas a la transformación digital en Castilla y León.

En esta misma línea, el consejero de Presidencia ha anunciado la oferta de 48 formaciones en competencias digitales para este año. Asimismo, se está desarrollando un proyecto, en colaboración con la Dirección General de la Función Pública y la Dirección General de Telecomunicaciones y Transformación Digital, para la certificación de las competencias digitales de los empleados públicos.

Los medios informáticos y tecnológicos permiten manejar más información, con mayor capacidad de gestión y procesado, de tal forma que se pueda prestar un mejor servicio a la sociedad, pero Ibáñez ha puesto el foco en los trabajadores: "Es necesario asegurar que las personas sepan aprovecharla para sacarle el máximo potencial, aportando valor, pues la realidad es que la tecnología solo es útil en la manera en que se usa. Buscamos poner el talento de nuestros profesionales a la vanguardia del progreso”.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats