La portada de mañana
Acceder
Adiós a la mascarilla en la calle: los retos del fin de una medida estricta
Ayuso comienza la legislatura con Vox marcando la agenda desde el primer día
Análisis - A Sánchez se le ha puesto cara de Zapatero, por Neus Tomàs

ENTREVISTA

Pablo Fernández: "Mañueco es una persona muy cercana a la extrema derecha y lo demuestran sus políticas"

Pablo Fernández.

Pablo Fernández Santos (León,1976), es posiblemente el político más vehemente de las Cortes de Castilla y León. Secretario autonómico de Podemos, portavoz en la ejecutiva nacional y una de las personas de confianza del hasta hace poco líder del partido, Pablo Iglesias. Fernández se ve con fuerza para continuar una tercera legislatura y con la esperanza de constituir una alternativa de izquierda junto al PSOE, alertando de la cercanía del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, con Vox, el partido de ultraderecha del que puede tirar el gobierno autonómico para sacar adelante sus políticas ahora que ha perdido la mayoría absoluta.

El pasado 3 de mayo cuando Pablo Iglesias anunció su marcha de la política, dijo que el futuro de Podemos pasaba por la feminización, ¿también en Castilla y León?

En toda la organización. Yo creo que vamos a un ciclo político en el que la feminización es necesaria y en la que se precisa mayor polaridad, mayor pluralidad y es el momento de ampliar y ensanchar el proyecto de Podemos y sobre todo, la gran tarea pendiente que tenemos y a la que se va a dar prioridad absoluta es robustecer Podemos en los territorios, en ciudades, en pueblos y especialmente en comunidades como esta que es evidente que es muy grande. El mayor hándicap que hemos tenido ha sido la falta de implantación territorial.

¿Y cómo y cuándo se aborda esa feminización y ese cambio?

En cuanto a la dirección nacional, ya mismo. Estamos en proceso de celebrar la cuarta asamblea estatal de Podemos. La lista que presenta Ione Belarra es ejemplo perfecto de esa feminización de Podemos. En esa lista las seis primeras personas son mujeres. Aquí en Podemos, en sucesivos procesos que vengan seguiremos también esa senda e intentaremos feminizar la organización. Es el momento de crecer con Ione Belarra como secretaria general y con Yolanda Díaz como la mejor candidata posible y que va a ser la primera mujer presidenta del Gobierno.

Y ahora mismo ¿su situación es estable o se plantea dejar también la política? porque Pablo Iglesias le llamó para formar parte de su lista a la Comunidad de Madrid…

Queda muchísimo por hacer. Ahora mismo mi situación es que soy el secretario regional recién elegido en Castilla y León, que tenemos un trabajo ingente por hacer en esta Comunidad, así que con mucha fuerza y con muchas ganas para continuar desarrollando mi trabajo y también por cumplir con las funciones que tengo a nivel nacional.

Seguirá formando parte de la Ejecutiva nacional…

Bueno vamos a ver, estamos en pleno proceso interno y no quiero aventurar nada. Vamos a esperar a que elijan los inscritos e inscritas. Mi intención es estar y trabajar allá donde se me necesite.

¿Qué análisis hacen en Podemos para justificar la pérdida de votos en cada convocatoria electoral?

Pues ahí tengo que hacer una matización: en las últimas dos convocatorias electorales Podemos no ha perdido votos. Una es en Catalunya, que conseguimos mantener el número de diputadas y diputados y la última es en la Comunidad de Madrid en la que no solamente mantuvimos sino que incrementamos el número de diputados, teníamos 7 y conseguimos 10, con lo cual creo que hemos frenado esa tendencia de retroceso electoral, que hemos detenido esa inercia y que a partir de las elecciones de Catalunya y sobre todo las de Madrid, los resultados de Podemos han mejorado.

Así que cree que puede haber un cambio en las próximas elecciones en Castilla y León. En las últimas casi pierde usted el escaño…

Estoy convencido de que va a haber un cambio. De hecho, fíjate también como se crea un estado de opinión. Entiendo la pregunta, porque la percepción es que Podemos había perdido hasta ahora fuerza electoral pero como digo en Cataluña y Madrid se revierte esa tendencia y mejorarán los resultados electorales. En Castilla y León también, porque creo que estamos trabajando bien, que estamos realizando una muy buena labor en las Cortes y en aquellos ayuntamientos donde tenemos representación, que son bastantes y también por un elemento para mí muy importante, determinante, y es que las elecciones de 2023 vamos a concurrir con el espacio Unidas Podemos, conjuntamente con Izquierda Unida y vamos a intentar agregar y aglutinar otros sectores políticos, plataformas ciudadanas, colectivos, instituciones…creo que ese hecho va a ser fundamental para ampliar nuestro resultado electoral y de hecho también digo ya y asumo que una de las causas del mal resultado que sufrimos, horrible, en 2019, fue no haber concurrido con Izquierda Unida.

Ya hemos implementado el espacio Unidas Podemos en Castilla y León, ya tenemos un equipo de trabajo junto con Izquierda Unida para trabajar tanto en ámbitos institucionales como políticos y sociales en nuestra Comunidad

¿Y qué pasó ahí?

Había voluntad, había intención de articular ese espacio de Unidas Podemos en Castilla y León y la verdad es que lo intentamos. Y lo intentamos hasta el último minuto. Es verdad que al final no fraguaron las negociaciones y que fue una pena y un error que yo asumo como secretario general de mi organización y que hemos solucionado inmediatamente. Nos hemos dado cuenta de que el camino es aglutinar el mayor número de formaciones políticas, sobre todo las que son hermanas y comparten gran parte de nuestro programa electoral. Se ha solventado esa situación y desde luego ahora tenemos la mejor relación con Izquierda Unida. Ya hemos implementado el espacio Unidas Podemos en Castilla y León, ya tenemos un equipo de trabajo junto con Izquierda Unida para trabajar tanto en ámbitos institucionales como políticos y sociales en nuestra Comunidad y en el documento político de la candidatura con la que yo acabo de ser reelelegido como secretario general de Castilla y León pone claramente que el horizonte es que vamos a concurrir como Unidas Podemos, no solamente a nivel autonómico sino en todos los municipios de la Comunidad, es una muy buena noticia y esa circunstancia va a hacer que mejoremos sustancialmente nuestro resultado electoral.

¿Y cómo son las relaciones con el sector de Izquierda Unida que se opone a que haya todavía más integración y que encabeza el alcalde de Zamora y principal figura política de esa formación en Castilla y León, Francisco Guarido?

Las relaciones que tengo son con la dirección autonómica de Izquierda Unida, la que ostenta la posición mayoritaria de esta Comunidad y con ellos la relación es la mejor. Tenemos reuniones cada dos semanas, tenemos funcionando ya equipos de trabajo como para establecer distintas líneas políticas, prioritarias en esta Comunidad, así que la relación con la dirección autonómica de IU es la mejor y yo interlocuto con el órgano legitimado.

¿Con Guarido no existe entonces relación?

Yo es que interlocuto con los órganos legítimos de cada organización. La gente que quiera hablar, que quiera dirigirse a Podemos, tienen que dirigirse a la organización, no a una facción o una parte. Es de cajón y de sentido común.

¿Piensa que puede haber un adelanto electoral en Castilla y León?

En Castilla y León puede pasar cualquier cosa siempre que Mañueco crea que va a conservar el poder y siempre que Igea piense que va a tener una cuota de poder, con lo cual yo contemplo cualquier escenario. Lo lamentable de esto es que las hipotéticas elecciones no se convocarían en aras del beneficio de nuestra ciudadanía sino que se convocarían única y exclusivamente a medida de que el Partido Popular siga detentando el poder y de que Igea siga siendo un agregado al PP con una especie de isla de poder para que pueda seguir teniendo protagonismo. Es una mala noticia para Castilla y León.

En Castilla y León puede pasar cualquier cosa siempre que Mañueco crea que va a conservar el poder y siempre que Igea piense que va a tener una cuota de poder

Cree que es posible ¿pero es probable?

No es probable que se convoquen elecciones porque además aquí entran en juego consideraciones nacionales. Las aguas dentro del Partido Popular no parece que estén muy calmadas por más visitas que haga Teodoro García Egea y Pablo Casado a Castilla y León para hacer ver que hay una buena relación. Todos sabemos que hay tiranteces y discordancias importantes entre la dirección autonómica y la nacional y es uno de los elementos que influyen decisivamente en el adelanto o no de las elecciones. Mañueco lo que quiere es seguir siendo el candidato del Partido Popular e Igea lo que quiere es seguir teniendo mando en plaza en el Partido Popular, por eso digo que es triste que el futuro de la Comunidad no se dirima en base a los intereses de sus ciudadanos y ciudadanos sino únicamente en base a los intereses y beneficio de Mañueco, Igea y su camarilla de palmeros.

¿Cómo de fuerte estaría Podemos para afrontar un adelanto? porque la encuestas no les son muy favorables…

Estamos preparados, totalmente. A día de hoy no es momento de adelantar elecciones. Hasta que no se solucione la pandemia todos los actores políticos deberíamos estar centrados única y exclusivamente en normalizar la situación y después creo que el Ejecutivo tendría que estar centrado en paliar las consecuencias terribles y terroríficas de la crisis social y económica que deviene de la pandemia.

Su papel durante la pandemia ha sido similar al del PSOE, de lealtad, incluso firmó el pacto de reconstrucción, que ya nacía cojo porque el Gobierno autonómico se comprometió a elaborar un informe de las residencias ¿Por qué se conformaron con arrancar un informe de parte?

Es cierto que firmamos ese pacto de reconstrucción por lealtad y yo no me arrepiento de haberlo hecho, porque creía que en esa situación era muy bueno dar un mensaje a la sociedad castellana y leonesa de que todas las fuerzas políticas, gobierno y oposición, caminábamos de la mano y uníamos fuerzas para poder derrotar la pandemia. Dicho esto, el mismo día que firmábamos ese pacto, yo dije que no renunciaba a la creación de una comisión de investigación sobre lo acaecido en las residencias y que para mí era del todo insuficiente ese informe que la Junta iba a realizar, precisamente porque como bien ha dicho en su pregunta, tenía la certeza de que era un informe de parte y de que evidentemente tanto la Consejería de Familia como la Consejería de Sanidad pues no iban a tirar piedras sobre su propio tejado y no iban a asumir responsabilidades más que nada porque ya habían mentido flagrantemente, de forma tremenda en sede parlamentaria y también ante los medios de comunicación. Con lo cual yo tenía ya certidumbre total de que ese informe no iba a servir absolutamente para nada. A partir de ahí, no solamente en el aspecto de las residencias que para mí es crucial y creo que es lo más terrible que hemos vivido en Castilla y León en los últimos años, pero es que el Ejecutivo autonómico ha incumplido uno tras otro todos los puntos, y especialmente los puntos fundamentales de ese pacto de reconstrucción. Hablamos de aspectos que atañen directamente a la vida de nuestra ciudadanía. Aspectos que hablan de los servicios públicos, no han cumplido ninguno, ni con las ayudas a los más necesitados, nada en materia de empleo o de vivienda. Todos aquellos ámbitos que afectan de forma mollar a la mejora de la vida de nuestros conciudadanos los ha incumplido todos. Y por último, no solamente incumple un pacto que firmamos con la mejor intención y con toda la lealtad pretendiendo ser un ejemplo para toda Espala, es que incumple todo el acuerdo y rompe puentes con todos los actores sociales que hay en Castilla y León. Por primera vez hemos visto en esta Comunidad un Gobierno que torpedea el Diálogo Social, que hasta entonces era un emblema en esta Comunidad, hemos visto cómo destruye todas las conversaciones que había con los profesionales sanitarios, y esto me parece deleznable, hemos visto cómo se enfrentan abiertamente con el sector de la hostelería, al que han olvidado y abandonado de forma sangrante, con los centros deportivos…quiero decir que en un momento en el que se precisaba diálogo, unidad, certezas…pues la oposición estuvo a la altura y el Ejecutivo autonómico rompió y destruyó absolutamente todos los puentes que habíamos tendido no solamente desde la oposición parlamentaria sino de los distintos sectores de la sociedad civil.

Respecto a la gestión general de la pandemia, Castilla y León ha sido bastante restrictiva, ¿Cómo lo habría hecho Podemos?

Siempre dijimos que había que anteponer los criterios sanitarios

En eso se basaron Mañueco e Igea…

Efectivamente, pero la diferencia con lo que habríamos hecho en Podemos es sustancial. La diferencia nuclear y determinante habría sido acompasar a las medidas que se tomasen otras de económicas para paliar y revertir la crisis tremenda que han sufrido colectivos como la hostelería. Estamos en un mayo de 2021 y no puede ser que un año después no hayan llegado ayudas directas del Ejecutivo autonómico a la hostelería. Nosotros hubiésemos tomado esas medidas sanitarias, pero ligadas a medidas económicas. Estamos en un momento en el que dinero hay, van a llegar además fondos europeos, se iban a aprobar unos presupuestos de la Comunidad y el dinero hay que gastarlo e invertirlo en lo urgente. Y lo urgente era sostener a muchos sectores que actualmente se han destruido en Castilla y León.

¿Y con qué cosas ha estado de acuerdo?

Estoy de acuerdo con priorizar los criterios sanitarios, absolutamente. He refrendado y respaldado determinadas decisiones que ha tomado la Junta cuando se ha antepuesto ese criterio, pero insisto, en un contexto como este es que no se puede disociar lo sanitario de las ayudas, tenía que ir intrínsecamente ligado. La Junta ha olvidado las compensaciones económicas que tenían que ser inmediatas, porque quien tiene un negocio no puede esperar un año a que le llegue alguna ayuda, necesita inmediatamente esa ayuda directa que le permita mantenerlo. Eso no ha ocurrido y por eso hay decenas, centenares de negocios que se han destruido. No lo digo yo, es que varios colectivos de hosteleros de Castilla y León han nombrado personas non gratas a Mañueco y a Igea, son los propios afectados quienes lo dicen. Algo que me parece especialmente grotesco y deleznable es que en sede parlamentaria el señor Mañueco dijese que había pactado con los hosteleros el cierre de la hostelería. Es que hemos llegado a unos niveles de desfachatez insólitos e inéditos, entonces, claro, es evidente que los hosteleros le nombran persona non grata porque les ha abandonado, es que les ha mentido de forma flagrante.

¿Qué le parece el viraje del Gobierno autonómico hacia el ayusismo sin reconocer una sola equivocación y cuando aquí se ha actuado de forma contraria?

Es el ejemplo paradigmático de un Gobierno desnortado que no tiene una hoja de ruta, que no tiene una estrategia y que no tienen un plan. El Gobierno de Castilla y León ha tomado medidas antitéticas a las de Ayuso pero ahora pues ha habido una ayusización tremenda del Partido Popular y de Ciudadanos. Esto ocurre cuando uno se mueve a golpe de improvisación, cuando no tienes una estrategia pues al final lo que haces es tirar por la calle del medio. Ellos han creído que a Ayuso le ha funcionado en Madrid por el resultado electoral y pues ahora hacen un viraje y denota la falta de personalidad de un Gobierno autonómico que es el peor posible en el peor momento posible.

Como usted es de León, la pregunta es obligada: hace unos meses en el Parlamento gallego hubo una moción del BNG para la incorporación de El Bierzo a Galicia ¿Cómo ve esa idea?

Yo todo lo que sea consultar a la ciudadanía me parece bien. No sé si hay un sentimiento en El Bierzo de pertenencia a Galicia, yo, que creo que después de unos años conozco bien El Bierzo creo que ese sentimiento identitario y de pertenencia a Galicia no existe con la intensidad que puede plantear el BNGA. En cualquier caso no vería descabellada la consulta aunque sinceramente creo que no prosperaría y no veo elementos para que salga a delante.

¿Y el auge del leonesismo, lo ve?

Yo mantengo lo mismo que dije en el año 2014 cuando surgió Podemos. Estamos a favor y propugnamos que haya un referéndum para que los leoneses y leonesas, salmantinos y salmantinas y zamoranas y zamoranos puedan determinar su futuro, para que la región leonesa decida si quiere ser una autonomía distinta o quiere permanecer dentro de Castilla y de León. Nuestra postura es esa: el referéndum. Es diáfana y es clara y lo digo en Valladolid, y lo digo en Ávila y lo digo en Soria y lo digo en Palencia, en Segovia en Burgos, en Salamanca y en León también. Más claro no puedo ser.

Si queremos desencallar en conflicto en Cataluña, si queremos empezar a apostar por el diálogo, por una posibilidad de entendimiento, un mínimo de concordia, hay que hacer gestos políticos y el indulto es absolutamente necesario

¿Está a favor del indulto de los encarcelados por el procés?

Sí. Estoy a favor. Estamos ante un problema político que requiere soluciones políticas y que si queremos desencallar en conflicto en Cataluña, si queremos empezar a apostar por el diálogo, por una posibilidad de entendimiento, un mínimo de concordia, hay que hacer gestos políticos y el indulto es absolutamente necesario. En política hay que ser valiente y pienso que si en este país se ha indultado a golpistas, a grupos terroristas y a corruptos, creo absolutamente normal que se pueda indultar a una serie de personas que actualmente están en la cárcel a mi juicio por cuestiones políticas.

Así que el indulto sería una moneda de cambio para calmar la situación en Cataluña..

No lo veo como una moneda de cambio, lo veo como instrumento, como herramienta para empezar a normalizar la situación que hay en Cataluña. Creo que en Cataluña hemos vivido años de judicialización de la política, que es una cosa que se está extendiendo al conjunto del país y que eso no es bueno. En Cataluña hay un problema político y los problemas políticos se resuelven desde la política, no desde la Justicia, no desde discursos incendiarios y soflamas del Partido Popular. El indulto es una herramienta política y además una facultad del Gobierno de España y pienso que puede ser un instrumento muy positivo para canalizar o reconducir la situación junto con la mesa diálogo abierta.

El exdirector general de la Policía y actual asesor del presidente de Castilla y León, Ignacio Cosidó, compareció el pasado martes en la comisión de Investigación de la Operación Kitchen, ¿Qué le parece su recolocación?

Yo ya he pedido, no sé si su dimisión, cese, revocación como técnico especialista en despoblación. Es inaceptable que el señor Cosidó esté enchufado a dedo por su amigo Mañueco, con la única calidad o cualidad de ser el “amigo Nacho” y volveremos a exigir a la Junta que no tenga a este tipo de asesores y que no contrate con dinero público a una persona que acaba de declarar en una comisión como la Kitchen y al cual el comisario Villarejo señala directamente como uno de los actores principales en una la trama de corrupción de enorme trascendencia. Eso es incompatible con que este hombre esté de técnico en la Junta. Además, como supuesto experto en despoblación. Si vamos a las cifras, la despoblación se ha acrecentado, ha subido en los últimos dos años en Castilla y León, con lo cual es que lo cojas por donde lo cojas no tiene salida. Es insostenible lo de Cosidó, insostenible.

Ahora mismo se está llevando a cabo una investigación judicial por presunta financiación del PP de Salamanca y que se habría producido en el proceso de primarias que acabó ganando Fernández Mañueco…

Las consecuencias pueden ser gravísimas y muy trascendentales. El martes un diputado nacional -José Antonio Bermúdez de Castro- declaraba en el juzgado por este asunto. Estamos hablando de una posible o presunta financiación ilegal en un partido y desde luego hay indicios más que razonables de que se han podido cometer conductas ilícitas por parte del Partido Popular y por parte del máximo favorecido de esa situación que es el señor Mañueco. Puede tener consecuencias gravísimas por vía judicial y por vía política vamos a ver lo que dirimen, los jueces, pero podrían pasar por la salida del señor Mañueco de la presidencia de la Junta de Castilla y León.

¿Llegó a pensar que la moción de censura del PSOE podía prosperar?

La verdad es que nunca tuve mucha confianza en ello

¿Por qué?

Pues porque era complejo. Nosotros desde el primer momento dimos el apoyo al partido socialista, sin pedir ningún tipo de contraprestación, porque creemos que es de urgente necesidad desalojar al Partido Popular y Ciudadanos del Gobierno y dar un giro copernicano a las políticas desarrolladas en Castilla y León. Pero tenía la complejidad de convencer a varias personas de Ciudadanos y es verdad que cuando un partido como Ciudadanos está en evidente descomposición, es evidente, porque hasta su portavoz David Castaño pide que les dejen morir en paz y tener un óbito tranquilo, pero cuando ello sucede, lamentablemente, porque eso no lo comprendo, esa gente a lo que se aferra es al sillón y cuando hay posibilidades de que personas puedan cambiar de partido o dejarlo por una cuestión ideológica, el partido popular es especialista en convencer a ese tipo de personas y yo tenía la convicción total de que el PP iba a hacer las maniobras necesarias, cualesquiera que sean para convencer a la mayoría de los integrantes del Grupo Parlamentario Ciudadanos para que no diesen ese paso. No creo que me equivoque al pensar que el PP ha puesto toda la carne en el asador con todos los medios posibles para que todos los procuradores de Ciudadanos se quedasen en su formación y no apoyasen la moción de censura. Por eso no tenía esa confianza, porque sabiendo como se maneja el señor Teodoro García Egea y conociendo los métodos del señor Mañueco pues tenía claro que era complicado que pudiese prosperar la moción.

¿Cree que el PSOE manejó mal los tiempos?

A todo pasado todo es mucho más fácil. Estábamos hablando de un momento en el que hubo una vorágine enorme, en el que en muy pocas horas hubo un cataclismo político en España que además ha tenido consecuencias muy trascendentes y es verdad que podía darse la posibilidad de que Mañueco convocase elecciones como había hecho la señora Ayuso, con lo cual el PSOE tomó la decisión que tomó en un momento muy complejo y no salió adelante. También he de decir que Ciudadanos lleva dos años mintiendo, que se pasó la campaña electoral de 2019 diciendo que iba a cambiar las cosas en Castilla y León, claro se les olvidó la coletilla: se ha cambiado a peor, a mucho peor. Pero si uno es honesto y recoge el espíritu de ese discurso de Ciudadanos, pues propiciar un cambio de gobierno era desalojar al Partido Popular. Yo creo que la moción de censura tenía sentido y el momento no se puede criticar. Era un contexto muy complejo en el que había muchas variables que se escapaban también de cualquier tipo de lógica. La moción no salió pero ha tenido enorme trascendencia política: PP y Ciudadanos han dejado muchos pelos en la gatera pero han perdido la presidencia en dos comisiones de investigación y ahora se va a crear la de las residencias, que no van a presidir. No tienen mayoría en el hemiciclo, la moción no ha salido pero la coyuntura política ha cambiado radicalmente.

Con el cambio de mayorías en Castilla y León Vox, que hasta el momento era insignificante con un solo escaño, puede dar problemas ¿Se atreve a adelantar qué cosas saldrán adelante y qué cosas no?

La única cosa que va a salir adelante y que ya es evidente es la comisión de investigación de las residencias y muy poco más. PP y Ciudadanos van a encontrar en Vox todo el apoyo que precisen, tengo la total certeza, no me cabe ningún tipo de duda, se vió el otro día en la PNL que planteamos el PSOE y Podemos instando a la Junta a rectificar y retractarse en sus críticas al Procurador del Común, que no salió adelante por la abstención de la procuradora de Vox. Si el PP no está negociando ya con ella, lo hará en breve para poder atar el apoyo de alguien hermano en lo ideológico. Porque yo no veo mucha diferencia ideológica entre el señor Mañueco y Vox. Para mí Mañueco está muy muy cercano a la ultraderecha y a los postulados de Vox.

Él se presenta como un hombre de centro...

Mañueco es una persona muy cercana a la extrema derecha y lo demuestran sus políticas. En lo económico, tanto Vox como el Partido Popular de Mañueco son parecidos ultraliberales. Ideológicamente es evidente que Mañueco quiere dotarse de una pátina de moderación y de ser una persona centrada, pero está muy cerca de los postulados de ultraderecha.

¿Cómo es su relación con Mañueco?

Prácticamente inexistente. Cuando le veo nos saludamos, soy una persona muy educada y saludo a todo el mundo, pero hasta ahí. No tengo relación con él más allá de los intercambios parlamentarios que tenemos y de intentar conseguir que cambie sus políticas. Y también, y a ver si soy capaz de que me haga un poco de caso y mejore un poco su nivel parlamentario, que después de dos años ya es hora de que llegue el verano y hago un poco de cuadernillos Santillana, sería bueno y dignificaría la política parlamentaria tener un presidente capaz de articular cuatro palabras con un mínimo de coherencia y de lógica. Esto es, evidentemente, lo menor. La cuestión mollar es que cambie sus políticas.

Igea es una persona perjudicial para Castilla y León porque genera un clima de crispación terrible

¿Y con Igea?

Pues prácticamente la misma que con Mañueco, muy poca relación. Tenía más relación con él antes de que entrase en la Junta de Castilla y León. En la legislatura anterior, cuando era diputado nacional coincidí varias veces en actos en Valladolid y de aquellas teníamos una relación cordial que ahora se ha enfriado mucho y prácticamente es inexistente. Es que el viaje al lado oscuro que ha dado Igea para mí es tremendo. Decía y prometía unas cosas hace dos años y las ha incumplido totalmente. Ha mentido en gran parte de su discurso político de regeneración, de transparencia, de cambio, de modernización de esta Comunidad, pero es que esto no lo digo yo. Los datos están ahí, los datos del INE. La despoblación se ha acrecentado, los datos de empleo y vivienda son cada vez peores, prácticamente no existe vivienda pública en Castilla y León, en los presupuestos la ciencia y el I+D+I han vuelto a ser grandes olvidados…Igea hablaba de transformación y de cambio y ha mentido de forma tremenda, ha sido una decepción importante la que he tenido con este hombre porque pensé que era una cosa y ha resultado otra completamente diferente. Es una persona perjudicial para esta Comunidad porque genera un clima de crispación terrible, porque se ha enfrentado a título personal, pero es el vicepresidente y portavoz de la Junta, con todo el mundo, y en un momento en el que se requiere tranquilidad y certidumbre, consensos mínimos, no se puede poner a un incendiario a dar ruedas de prensa todos los días.

Suponiendo que no haya adelanto electoral en Castilla y León, ¿Ve a Igea y a Mañueco como candidatos de sus respectivos partidos en 2023?

Sí. Veo a Mañueco como candidato del Partido Popular y veo a Igea como candidato al Partido Popular. De facto Igea para mí ya es un candidato del PP.

¿Se van a pelear por la candidatura?

No, se entienden bien. Los matrimonios de conveniencia es lo que tienen. Seguro que no tendrán problema para que el señor Mañueco encabece y el señor Igea siga incendiando. Irán los dos en comandita, de la mano y ambos en el Partido Popular. De hecho el señor Igea ha hecho unas declaraciones recientemente en las que ha dicho que su proyecto, que imagino que es hundir esta comunidad, requiere dos legislaturas y que el va a optar a una más. Blanco y en botella: en el Partido Popular.

¿Y como es la relación con Luis Tudanca?

Tenemos una buena relación

Ha cambiado...

Ha mejorado. En la legislatura pasada era una relación un poco más distante y eso ha cambiado, es más cercana, más fluida. Es el momento para que dos partidos que están en la oposición tengan buena sintonía, buen trato y que se puedan apoyar mutuamente. Es un avance muy positivo y ha cambiado a mejor de una legislatura a otra.

En ese cambio influirá que PSOE y Podemos estén cogobernando a nivel nacional...

Hay varios factores que influyen. La legislatura pasada fue histórica porque es en la que irrumpe Podemos en el parlamento autonómico. El PSOE había sacado 25 diputados, Podemos con 10, cogimos mucha fuerza dentro del hemiciclo y es lógico que en ese espectro de la oposición hubiese esa lucha, no digo enfrentamiento, por intentar ser el preeminente, la voz cantante. El PSOE estaba acostumbrado a que no hubiese nadie más en la oposición con muchos diputados y estaba descolocado. Esa situación se ha ido atemperando, corrigiendo, mejorando, también influye que estemos gobernando en España y bueno, yo creo que el paso del tiempo ha hecho que acerquemos posturas y que tengamos relación a día hoy muy buena y que yo quiero conservar y cultivar, porque es bueno que la izquierda en Castilla y León esté unida y sea una alternativa real de gobierno.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats