La consejera de Educación de Castilla y León repite el bulo sobre la cronología de la enseñanza de Historia

La consejera de Educación, Rocío Lucas.

Alba Camazón


1

La consejera de Educación de la Junta de Castilla y León, Rocío Lucas (PP), ha repetido este viernes el bulo sobre la cronología de la enseñanza de Historia y el mantenimiento de la asignatura de Filosofía, como establece en realidad la LOMLOE. Así lo ha asegurado Lucas en su comparecencia ante las Cortes para detallar su programa de legislatura.

En abril empezó a circular un bulo: la LOMLOE iba a eliminar el estudio cronológico en la enseñanza de Historia en la ESO. Sin embargo, el Real Decreto que establece la ordenación y las enseñanzas mínimas, que sirve “de marco” para las Comunidades Autónomas. “Lo que saca el Ministerio es un documento que sirve de marco al currículo que tienen que desarrollar las comunidades autónomas. Estas tienen una competencia de desarrollo del currículo del 40% que pueden interpretar de manera diferente”, explicaba el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, en una entrevista a elDiario.es.

De hecho, el Currículo estatal de Geografía e Historia de la ESO establece como una de las competencias el uso de “una secuencia cronológica con objeto de examinar la relación entre hechos y procesos en diferentes períodos y lugares históricos (simultaneidad y duración), utilizando términos y conceptos apropiados”. Los alumnos también deben aprender a “identificar e interpretar la conexión de España con los grandes procesos históricos (de las épocas antigua, medieval y moderna), valorando lo que han supuesto para su evolución y señalando las aportaciones de sus habitantes a lo largo de la historia”. Además, considera uno de los saberes básicos el concepto de “tiempo histórico”: “la construcción e interpretación de líneas de tiempo a través de la linealidad, cronología, simultaneidad y duración”.

La portavoz de Vox en la Comisión de Educación, Ana Rosa Hernando, ha insistido en el bulo de la enseñanza de la historia y la filosofía y ha rechazado “privar” a los alumnos de Bachillerato “del conocimiento de la historia global de España y labor civilizadora que nuestra patria desempeñó” al centrar la asignatura en la etapa contemporánea desde 1812.

Hernando ha defendido la implantación del pin parental en Castilla y León, comunidad en la que el PP lleva gobernando desde 1987, antes de que se traspasara la competencia educativa a la comunidad autónoma: “Los padres derecho a elegir la educación de sus hijos sin el adoctrinamiento ideológico de la izquierda, que evitará que el gobierno progre moldee a los menores con sus sectarismos

“Defendemos la libertad de los padres para decidir ya que los hijos no son del Estado ni de los profesores que lanzan su ideologías de género desde las aulas, que cada vez son más”, ha reprochado.

Otras medidas

También introducirá los instrumentos necesarios para facilitar a los centros educativos la toma de decisiones, lo que permitirá “contar con criterios comunes y objetivos relativos a la promoción y la titulación en función del nivel de adquisición de las competencias y objetivos de la etapa”. Se mantendrán las 'recuperaciones' para los alumnos, que se celebrarán en los últimos días de cada curso.

Además, Lucas ha cargado contra la “devaluación” que supone la LOMLOE y ha criticado que la “miopía de algunos” les lleve a “ignorar” modelos educativos de “éxito” para decidir finalmente “ir por una senda que ha soliviantado a una gran parte de comunidad educativa”.

Lucas ha asegurado que se establecerán criterios comunes para que los alumnos promocionen curso. Ha defendido que la Junta defenderá su modelo educativo basado en la “calidad, la libertad y la equidad”, recoge Europa Press. “No queremos un modelo educativo basado en la mediocridad y el empobrecimiento de los contenidos, ni creemos que esa sea la fórmula para luchar contra el fracaso escolar. Aquí hemos demostrado que las cosas pueden hacerse de otra forma”, ha insistido.

De este modo ha señalado que, en el ámbito de las competencias autonómicas, se apostará por un modelo de “calidad” en el que los alumnos vean “recompensado su esfuerzo”.

La consejera ha criticado el “retraso incomprensible” del Real Decreto por el que se establecen la ordenación y las enseñanzas mínimas del Bachillerato, donde en Castilla y León se mantendrá la oferta de investigación/excelencia (BIE) como opción educativa propia de la Comunidad de Castilla y León que acerca la Universidad al Bachillerato.

“Nuestra Comunidad no puede apostar por la rebaja de la calidad como pretende la nueva norma, tenemos que ser ambiciosos y seguir siendo un modelo de referencia por nuestros resultados”, ha reiterado, tras lo que ha asegurado que se trabajará para disminuir las tasas de repetición y abandono escolar temprano.

“No acudiremos al aprobado general, ni bajaremos el nivel de exigencia, sino que inyectaremos más recursos al sistema, reforzando la educación del alumnado más vulnerable”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats