El Gobierno de Castilla y León registrará los Presupuestos fuera de la fecha límite que marca el Estatuto y con la incertidumbre de su aprobación

Francisco Igea y Alfonso Fernández Mañueco, tras la firma del pacto de gobierno autonómico.

El Gobierno de Castilla y León registrará y presentará los Presupuestos de la Comunidad fuera de la fecha límite que marca el Estatuto de Autonomía y con grandes incertidumbres sobre su aprobación. En concreto, el artículo 89 establece que "la Junta presentará el proyecto de Presupuestos a las Cortes de Castilla y León antes del 15 de octubre de cada año". Además, el mismo precepto señala que si el proyecto no fuese aprobado "antes del primer día del ejercicio económico correspondiente", esto es antes de que arranque el mes de enero, quedan prorrogados los del año anterior "hasta la aprobación del nuevo". No es la primera vez que el gobierno autonómico no presenta los presupuestos a tiempo, el artículo se incumple casi en cada ejercicio sin consecuencias, pero esta vez las circunstancias son muy especiales, porque por primera vez el Ejecutivo carece de mayoría parlamentaria, y eso implica riesgos. Por un lado, la negociación con los partidos de la oposición puede alargarse más de lo previsto, y por otro, puede que no lleguen a buen puerto.

Lo que se sabe hasta ahora es que las conversaciones están abiertas con Por Ávila, que tiene un solo procurador. Aunque es un partido que surge de una escisión del Partido Popular, no se puede dar por hecho que vaya a apoyar los presupuestos del Gobierno de coalición PP-Ciudadanos. De hecho, hace meses que se intentó negociar con ese partido una "estabilidad parlamentaria" pero no se ha llegado a una entente. Es cierto que se necesita un sólo voto más que se sume al de los 29 procuradores del PP y los 10 de Ciudadanos, pero fiarlo todo a un solo partido es aventurado. Con Vox parece que no hay nada que hacer, ya que el pasado mes de septiembre, el secretario nacional del partido, Javier Ortega Smith, adelantó que su no "es rotundo" y que no apoyarán los presupuestos. Complicado es también que haya un acuerdo con el PSOE, con Podemos o con UPL, con los que no se ha abierto ninguna negociación hasta ahora.

En cualquier caso, con apoyos o sin ellos, la demora es evidente. El pasado año el Proyecto de Ley de Presupuestos se presentó el 26 de noviembre y el Pleno los aprobó (entonces el gobierno de coalición sí tenía mayoría absoluta) el 23 de diciembre, en el último Pleno del año.

Hasta ahora, lo que se ha presentado y tendrá que debatirse en el próximo Pleno, es el techo de gasto, pero poco se sabe del Proyecto de Presupuestos que, según se ha indicado desde el Ejecutivo en varias ocasiones, depende también del reparto de los fondos de recuperación europeos. Sin embargo, fuentes de la oposición apuntan a otra jugada: "Si los presupuestos no salen adelante, Mañueco tendrá la coartada perfecta para adelantar las elecciones", dicen. La "estabilidad parlamentaria" es la única condición que pone el presidente de la Junta para acabar la legislatura, un requisito que directamente no se cumple.

Etiquetas
Publicado el
15 de octubre de 2021 - 09:10 h

Descubre nuestras apps

stats