La Universidad de León confina su residencia donde se celebró una fiesta masiva y sancionará a los implicados

Colegio Mayor San Isidoro de la Universidad de León.

Carlos J. Domínguez / ileon.com

1

La residencia de estudiantes del Colegio Mayor San Isidoro de León, dependiente de la Universidad leonesa, en la que se desmanteló ayer viernes una fiesta de no menos de 40 alumnos sin respetar medida alguna anticontagio de coronavirus, será confinada durante varios días, posiblemente hasta el próximo jueves, a la espera de la realización de "pruebas masivas" de PCR a todos los jóvenes. Se ha establecido para todo el alumnado residente un confinamiento preventivo, se ha activado el Protocolo de Vigilancia y Actuación frente a la COVID-19 y su salud será objeto de seguimiento por el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de la ULe, lo que incluye realización de la PCR y evolución de la infección, si la hubiera. 

La Universidad de León ha mostrado su "profundo malestar" y los alumnos que participaron en dichos hechos serán sancionados con arreglo a sunormativa. "Cuando detectamos comportamientos sancionables, no evitamos la apertura de expedientes a nuestros alumnos, independientemente de que no se dé publicidad a ello", informa el centro a través de un comunicado después de la fiesta de más de 40 jóvenes residentes que fueron denunciadas particularmente por la Policía Local de León cuando tuvo que actuar para desmantelar la fiesta descontrolada en la azotea.

Unos 40 estudiantes estaban celebrando una fiesta en la azotea de una residencia universitaria de la capital leonesa sin portar mascarilla y sin guardar distancia social, además de incumplir la norma de la limitación numérica de grupos de personas no convivientes, entre otras irregularidades vinculadas con la pandemia.

La Policía Local ha abierto una investigación sobre estos hechos y, previsiblemente, en las próximas horas se darán a conocer más detalles. Además, ha dado traslado de esta actuación al Vicerrectorado de Estudiantes de la Universidad de León por si considera oportuno establecer algún tipo de medidas en contra de los afectados, que celebraban a pesar de las restricciones encuentros vinculados a las llamadas novatadas con algunos alumnos recién incorporados a sus respectivas carreras en la Universidad.

De momento, la vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la ULe, Ana Isabel García, explica a iLeon.com que si se inicia o no algún expediente, de expulsión o de cualquier otro tipo, dependerá del informe policial elaborado tras la intervención de ayer, y del que "no tenemos copia todavía", algo que se va a solicitar de manera formal "para poder obrar en consecuencia".

García, que se manifiesta "enormemente disgustada" por lo ocurrido, está reuniéndose en grupos reducidos con los alumnos de la residencia para, además de hacerles llegar su malestar, irles detallando estas primeras medidas a adoptar, y que sobre todo se encaminan a determinar si el irresponsable proceder de decenas de residentes ha provocado algunos contagios o no.

Contagios previos no vinculados

Según la propia responsable del Rectorado, previamente a esta fiesta se han registrado en el Colegio Mayor San Isidoro dos positivos por coronavirus, en uno de los casos ya superado, mientras que otra alumna que aún permanece infectada "ha estado en todo momento aislada en su dormitorio, atendida en comidas y en todo lo que ha necesitado sin mantener contacto alguno" con ninguna otra persona, rechazando así tajantemente que ayer participara en la aglomeración festiva que, aunque exterior, se produjo sin mascarillas y sin respetar distancia mínima alguna.

De momento, la Universidad leonesa esperará algunos días para que los PCR del Servicio Epidemiológico de la propia Universidad ofrezcan una radiografía concreta de la situación sanitaria del alumnado, porque "para que sean fiables los resultados hay que dejar pasar un tiempo", recuerda García, y "con los resultados decidiremos" el resto de medidas a adoptar desde este punto de vista.

149 alumnos positivos

Los alumnos incluidos en el sistema de vigilancia epidemiológica de la ULE han sido 630, 149 de ellos con PCRs positivas. A fecha de hoy, los casos activos con PCRs positivas son 81, con tendencia "clara" a seguir bajando, de los cuales ninguno es positivo en este momento en el Colegio Mayor. En ningún caso el contagio se ha producido en las instalaciones de actividad académica y las Consejerías de Sanidad y Educación reciben información continua de los casos seguidos.

La ULe cuenta con 9 estudiantes de último curso de Enfermería -que han recibido formación adicional- que hacen las funciones de rastreadores "y que están permanentemente supervisados por profesores expertos en Salud Pública". "Forman parte de la gran mayoría de alumnos que están comportándose de manera responsable dentro y fuera de las aulas y de los que la sociedad no puede tener queja porque están cumpliendo con todas las medidas de seguridad y con las restricciones de movilidad y contacto social que están establecidas", defiende la Universidad.

La ULe no considera "justo" que se culpabilice a los universitarios del incremento de contagios en la ciudad: "Aun siendo un colectivo mayoritariamente muy joven, en nuestros campus, los universitarios están cumpliendo escrupulosamente las medidas de prevención y seguridad como también lo está haciendo nuestro profesorado y personal de servicios".

"Aunque podría resultarnos ventajosa, consideramos desafortunada la comparación con otras universidades, pero no tenemos ninguna duda a la hora de afirmar que el control epidemiológico que estamos realizando es el adecuado y nos está permitiendo desarrollar con todas las garantías una docencia adaptada a la difícil situación que estamos viviendo", concluye la Universidad de León.

Etiquetas
Publicado el
17 de octubre de 2020 - 11:14 h

Descubre nuestras apps

stats