El 64% de las personas que van a centros de mayores sienten soledad

La sensación de soledad aumenta entre los mayores.

ACN

0

El 64,1% de las personas que asisten a los centros de mayores en Catalunya sienten soledad, según un estudio de la Fundación la Caixa. En el conjunto del Estado, la cifra asciende al 68,5%, del que el 53,7% corresponde a soledad moderada, el 10,3% grave y el 4,5% muy grave. El dato de Catalunya se extrae de una muestra de 4.450 usuarios de los 192 centros propios y adheridos en convenio con las administraciones públicas, entidades y centros del programa 'Mayores' de la fundación. El estudio determina que el soledad social, que es la falta de conexión social y relaciones de apoyo, es ligeramente mayor que la soledad emocional, que son los sentimientos de abandono, vacío y ausencia de seres queridos.

La soledad emocional aumenta a medida que la persona se va haciendo mayor. En cuanto al género, afecta a hombres y mujeres de manera similar: el 662% de los hombres y el 69,4% de las mujeres sufren soledad. Sin embargo, la manera de experimentarla y vivirla tiene algunos matices. Por ejemplo, en los hombres se caracteriza por un déficit relacional focalizado en la ausencia de personas con las que relacionarse y, especialmente en una falta de relaciones de confianza. En cambio, en las mujeres, se añaden sentimientos de vacío y abandono, con matices esenciales de una soledad más compleja.

Las personas casadas son las que refieren menos soledad, mientras que las viudas son las que más, con diferencias en torno al 10%. Sin embargo, no hay un patrón claramente definido de más o menos soledad pe hecho de vivir solo o acompañado. Por otra parte, cuanto más bajo es el nivel educativo mayor es la soledad emocional. A pesar de esta sensación de soledad, alrededor del 65% de las personas manifiestan que están satisfechas con su vida y que viven una vida con sentido y significado. Hay un 33% que no opina de este modo.

Los datos recogidos en esta encuesta son anteriores a la pandemia de la COVID-19, durante la que se ha sumado el aislamiento social. Para conocer esta situación, el Programa Mayores de la Fundación la Caixa ha hecho el seguimiento de personas usuarias de centros de mayores de todo el Estado confinadas en su casa. Entre las conclusiones extraídas, destaca que son las personas con una visión más positiva y proactiva de la soledad las han que han llevado mejor el confinamiento.

El informe concluye que las personas que no sufren soledad afrontan la vida de manera proactiva y han forjado una visión positiva de la misma. En cambio, el enfrentamiento pasivo, con resignación, es más propio de personas con altos niveles de soledad. Por ello, se apunta que empoderar y capacitar a las personas para modificar estas estrategias es fundamental para el éxito de las intervenciones para reducir las situaciones de soledad.

La encuesta principal se realizó entre los meses de octubre y noviembre del 2018, a 14.832 personas que asisten a la red de más de 600 centros de mayores propios de la Fundación la Caixa y en convenio con las administraciones públicas. De estas, el 31,1% son hombres y el 68,9% son mujeres. El 40,89% de las personas encuestadas conviven con su pareja, mientras que el 33,91% viven solas, y el resto, con otros familiares o amigos. El 49,2% de las personas encuestadas disponen de estudios primarios y el 25% del total tienen estudios secundarios.

La escala utilizada para medir la soledad es la escala de soledad de De Jong Gierveld (1987), que se fundamenta en la idea de que la soledad es la discrepancia entre las relaciones sociales deseadas y las que efectivamente se tienen, es decir, en el modelo de la discrepancia cognitiva, en el que cuanto más la diferencia entre lo que se espera y la realidad, mayor es la soledad experimentada.

Etiquetas
Publicado el
23 de julio de 2020 - 17:29 h

Descubre nuestras apps