eldiario.es

9

CATALUNYA

Ada Colau revalida la Alcaldía de Barcelona con los votos de PSC y Valls

La alcaldesa recibe los votos de 'comuns', socialistas y tres concejales de Barcelona pel Canvi-Ciudadanos para lograr la mayoría absoluta frente a Maragall

Colau reconoce que "no es la investidura que hubiese imaginado" y defiende que no será una alcaldesa "independentista ni anti-independentista"

Un Quim Forn (JxCat) ovacionado le reprocha haber sido el "instrumento útil" de los "poderosos" y Valls le advierte: ""Sin nuestra decisión valiente no sería alcaldesa" 

MAPA | Así quedan los ayuntamientos de las principales ciudades de España

63 Comentarios

Ada Colau, reelegida, muestra la vara de alcaldesa al pleno

Ada Colau, reelegida, muestra la vara de alcaldesa al pleno Ajuntament de Barcelona

Ada Colau ha conseguido ser reelegida como alcaldesa de Barcelona con el apoyo de los ocho concejales del PSC y tres de la candidatura de Manuel Valls, que sumados a sus 10 le ha dado la mayoría absoluta. La líder de Barcelona en Comú ha revalidado el cargo después de varias semanas de negociaciones a dos bandas con los socialistas y ERC, cuyo candidato ganó las elecciones municipales imponiéndose por 4.800 votos. 

La actual alcaldesa, con un semblante más serio que en 2015, ha recibido la simbólica vara que le permite gobernar cuatro años más tras conseguir los 21 votos justos que dan la mayoría absoluta en el consistorio, por encima de los 15 que han votado al líder de Ernest Maragall (los de ERC y JxCat). Los tres concejales del PP han votado a su candidato, Josep Bou. Y la coalición Barcelona pel Canvi-Ciudadanos se ha dividido: sus tres independientes, capitaneados por Valls, han votado a Colau, mientras que los otros tres, con carné del partido naranja, han votado en blanco.

Los 'comuns' acudían a la investidura seguros de revalidar la alcaldía después de que sus bases avalaran el pacto con el PSC y se negaran a dejar la Alcaldía al republicano Ernest Maragall. Gracias a esa alianza, a la que se le suman los tres concejales controlados por el que fuera primer ministro francés, Manuel Valls, Colau ha podido mantener la vara municipal barcelonesa con los mínimos votos necesarios. A partir de ahora, según el mandato de las bases de Barcelona en Comú la alcaldesa deberá negociar un gobierno de coalición con Jaume Collboni, que los socialistas reclaman "paritario".

"No es la investidura que hubiésemos imaginado"

En su discurso de tras ser proclamada alcaldesa, Colau ha empezado reconociendo que para ella este no era un día feliz. "Es una investidura difícil, que se produce de una forma que no hubiésemos imaginado", ha expresado sobre unos votos de Valls que ha admitido que le "incomodan". "En las situaciones difíciles encuentras contradicciones y te debes preguntar cómo servirás mejor al conjunto de la ciudadanía, por eso hemos dado este paso", ha explicado.

Como ha venido diciendo estos días, ha lamentado que ERC y PSC no hayan querido formar un tripartito de izquierdas, y ha asegurado que ella no será una alcaldesa "ni independentista ni anti-independentista". Sí ha dejado claro sin embargo su rechazo a la prisión preventiva en la que se encuentra el concejal Quim Forn, presente en la sesión de investidura, y le ha prometido mantener el contacto durante el mandato.

En una intervención más breve que en 2015, Colau ha mandado un "fortísimo y tierno abrazo" al Madrid "antifascista" y del "15M" y ha realizado también un alegato feminista. "Durante estos cuatro años he escuchado a mucha gente diciendo que debería de vender verdura, pescado o ser azafata. Con todo el respeto para estas profesiones imprescindibles, ocupo la alcaldía de Barcelona con todo el orgullo y la firmeza, porque las mujeres hemos venido a mandar y a ocupar espacios de poder sin tenernos que justificar", ha proclamado entre aplausos.

Valls advierte: "Sin nosotros no sería alcaldesa"

El candidato de Ciudadanos, Manuel Valls, ha felicitado a la alcaldesa recién elegida por haber dado el paso de presentarse a la investidura, pero le ha recordado que debe su cargo a los tres votos de su formación. "Sin nuestra decisión valiente usted no sería hoy alcaldesa", le ha advertido durante su intervención en el pleno como presidente de grupo, después de considerar que Colau también "ha elegido" al aceptar sus votos.

El exprimer ministro francés ha remarcado que son muchas las diferencias que le separan de la líder de Barcelona en Comú, pero también le ha extendido su mano para llegar a pactos a lo largo de la legislatura. "Tenemos una gran responsabilidad y por eso he asumido la parte que me corresponde", ha dicho. Una decisión en favor de Colau que Valls ha asegurado que está basada en "valores, principios y sentido de Estado, que no tiene nada que ver con el recurso retorcido de la "operaciones de Estado" ni de los poderosos".

Quim Forn, ovacionado y crítico con Colau

A las puertas del Ayuntamiento de Barcelona en plaza Sant Jaume, esta vez no había una multitud de simpatizantes de Colau, como ocurrió en 2015, sino que han sido los independentistas los que han ocupado el espacio. Concentrados para dar la bienvenida a Quim Forn y protestar contra el encarcelamiento preventivo del ahora concejal de JxCat, los manifestantes han arremetido también contra Colau al grito de "Colau es un fraude" o "vergüenza".

Como presidente del grupo de JxCat, Forn ha podido intervenir en el Saló de Cent y ha dedicado parte sus cinco minutos a arremeter precisamente contra Colau por haber aceptado ser alcaldesa con los votos del PSC y Valls. "Usted sabe tan bien como yo que responde a una operación política, dirigida por los que a usted le gusta llamar ‘los poderosos’. Usted ha sido el instrumento útil de estos ‘poderosos’ a quien tanto le gusta criticar cuando está en campaña electoral", le ha reprochado. 

Forn, que fue durante años concejal de CiU en el mismo consistorio, ha empezado su discurso con una referencia a sus compañeros encarcelados y a los que están en Bruselas. Ha apelado también al diálogo cuando ha afirmado estar "convencido" de que "la única forma que nos permitirá avanzar como ciudad y como sociedad es a través del diálogo y la búsqueda de consensos".

Conservar la alcaldía

Conservar la Alcaldía de Barcelona es un importante triunfo para una formación que ha visto reducido su peso municipal en toda Catalunya. En la capital catalana, los 'comuns' perdieron el pasado 26 de mayo cinco puntos de voto y el primer puesto en favor de ERC. Pero, aunque Colau la noche electoral reconoció la derrota, en pocas horas el PSC maniobró para evitar que un independentista se hiciera con la Alcaldía más visible de Catalunya, y la líder de Barcelona en Comú se lanzó a revalidar el bastón municipal.

El movimiento de Manuel Valls ofreciendo "a cambio de nada" sus votos a Colau acabó de redondear la maniobra. Con todo, Barcelona en Comú continuó asegurando que su prioridad era un pacto a tres con ERC y PSC, aunque sin descartar hacerse con la Alcaldía. Pero ni socialistas ni republicanos tenían interés en la suma que ofrecía la alcaldesa en funciones, que acabó celebrando una consulta interna entre sus bases para que eligieran alianza. El dilema planteado, que en la práctica ponía a Colau dentro o fuera de la Alcaldía, fue respondido por el 71% de las bases 'comuns' a favor del pacto con el PSC.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha