Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

El curandero Josep Pàmies reclama 1.000 euros al conseller de Salud por llamarle “estafador”

Josep Pàmies, en la Feria de la Alimentación y la Salud de Balaguer en 2018

Oriol Solé Altimira

Barcelona —

10

El curandero Josep Pàmies ha demandado al conseller de Salud de la Generalitat, Manel Balcells, al considerar una vulneración de su derecho al honor que el responsable de la sanidad catalana lo tildara de “farsante” y “estafador” por organizar un acto para tratar el autismo con clorito de sodio (MMS), la sustancia para usos pseudocientíficos que emplea el gurú.

Josep Pàmies es un agricultor leridano que se ha convertido en uno de los principales gurús de las pseudoterapias en España. Defiende la eficacia –no demostrada científicamente– de distintas plantas y del dióxido de cloro –que puede ser perjudicial–, como cura milagrosa de dolencias de todo tipo, desde el cáncer hasta el ébola, pasando por la malaria o la COVID-19.

Su insistencia en las pseudoterapias le ha valido una investigación de la Fiscalía, que se archivó, y varias multas de la Generalitat (algunas de ellas anuladas judicialmente). Ahora es Pàmies el que ha acudido a los tribunales al considerar vulnerado su derecho al honor.

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha admitido a trámite la demanda de Pàmies y ha fijado para este jueves una vista previa en la que ambas partes intenten llegar a un acuerdo o bien propongan las pruebas de cara a un futuro juicio.

Al tratarse de una demanda civil, Balcells no se expone a una pena de cárcel o indemnización en caso de ser condenado, sino tan solo a una sanción económica. Pàmies le reclama 1.000 euros por daños y perjuicios.

La controversia estriba en las palabras que Balcells dedicó a Pàmies el pasado mes de septiembre después de que la conselleria de Salud prohibiera un acto pseudocientífico del curandero para promover el clorito de sodio para curar el autismo.

Balcells cargó contra Pàmies y sus pseudoterapias y tildó al curandero de “farsante” y “estafador”. “Es un intrusista que lleva a cabo prácticas fraudulentas que ponen en peligro la salud de la población y como autoridad sanitaria no lo podemos permitir”, expresó el conseller, además de recordar que el clorito de sodio es lejía.

La nueva acción judicial supone para Pàmies un acelerón en su discurso anticientífico, ya que la empleará para mantener que los gobiernos, las farmacéuticas y la comunidad médica y científica están conchabados para aplastar las terapias naturales que defiende. Con esta retórica antiestablishment apuntala sus tesis, que llegan a miles de personas a través de sus perfiles en redes sociales y en los congresos en los que participa.

Etiquetas
stats