eldiario.es

9

CATALUNYA

Pelotas de goma y mucho más

El pasado martes una representación de Amnistía Internacional Catalunya (AIC) comparecía ante la Comisión de Estudio del Parlamento de Catalunya sobre modelos de seguridad y uso de materiales antidisturbios. Más allá de la cuestión de prohibir o no las pelotas de goma, está en juego la necesidad de lograr mayores garantías democráticas y nuevas medidas de rendición de cuentas de las actuaciones de la policía para evitar nuevos abusos.

El contexto actual de manifestaciones en la calle por los efectos de la crisis y contra los recortes y las políticas de austeridad han provocado que en los últimos tiempos hayamos asistido a algunas actuaciones policiales que han vulnerado derechos. Amnistía Internacional ha documentado numerosos casos de uso excesivo de la fuerza y ​​malos tratos por parte de fuerzas policiales en Catalunya y en el resto del estado. Recientemente, la organización también ha publicado el informe 'Actuación Policial en las Manifestaciones en la Unión Europea', donde se recogen casos documentados sobre el uso excesivo de la fuerza, la utilización indebida de armas "menos letales " como las pelotas de goma o los gases lacrimógenos, la obstrucción del acceso a asistencia médica y la detención arbitraria en países como España, Grecia o Rumanía.

Entendiendo siempre que la actuación policial en las manifestaciones no es nada fácil, hay que entender también que ésta, siempre y sin excepción, debe respetar el derecho internacional. Hay normas internacionales y directrices sobre buenas prácticas que la policía debe cumplir y que recuerdan, por ejemplo, que el uso de la fuerza policial sólo se hará cuando sea estrictamente necesario y siempre deberá ser proporcionado. Y no siempre ha sido así.

Los hechos de Plaza Catalunya de mayo del 2011 con el movimiento 15M, por ejemplo, mostraron cómo se vulneraba el derecho básico a la manifestación pacífica. Todos tenemos todavía en mente las imágenes del uso excesivo de la fuerza con la que se desalojó a los manifestantes sentados ese día, o la utilización desproporcionada de pelotas de goma y gases lacrimógenos en las huelgas generales de 2012.

Los mismos hechos del 15M en Plaza Catalunya también demuestran la impunidad efectiva que en muchas ocasiones rodea la actuación policial. La mayoría de denuncias contra los agentes por malos tratos o abusos son archivadas después de una mínima investigación, que es interna y no independiente. Cuando son condenados, pocas veces, poco tiempo después llega un indulto gubernamental. Es el último eslabón de la impunidad.

Así, para AI son fundamentales las medidas efectivas de rendición de cuentas, que no deben verse como un intento de persecución y criminalización de las fuerzas de seguridad, sino como el cumplimiento de lo que establece la legislación internacional de derechos humanos.

En Catalunya, han sido frecuentes las denuncias de uso excesivo de la fuerza y malos tratos policiales. Aunque estos hechos no pasan de manera rutinaria, tampoco se pueden despachar como se suele hacer diciendo que son "casos aislados". Hay que darles respuesta. A todos. Y la razón por la que se siguen produciendo tiene mucho que ver con la escasez de medidas legislativas, judiciales y administrativas para impedirlos, por ejemplo, con investigaciones imparciales, exhaustivas y efectivas. Esto debe cambiar y la comisión del Parlament que estudia los modelos de seguridad en Catalunya haría bien en repensar las medidas con las que hoy contamos para evitar esta impunidad de facto.

Ante la comisión, desde AI, también recordamos la ausencia de un organismo independiente que persiga los abusos policiales. Sin mecanismos de este tipo, el corporativismo o el miedo del responsable político a enfrentarse con su cuerpo policial evitan que se investiguen y se castiguen los abusos de manera adecuada.

El debate de la comisión del Parlament se ha centrado mucho en la utilización de las pelotas de goma por parte de los Mossos. Es lógico y comprensible que haya sido así por la alarma que han provocado los últimos casos de personas gravemente heridas en Catalunya y el impacto de sus testimonios personales. Desde Amnistía Internacional no tenemos una posición clara sobre estas armas (tampoco la tenemos sobre posibles alternativas como los cañones de agua). No lo hacemos simplemente porque la legislación internacional permite la utilización de estas armas; incluso permite el recurso de la policía a las armas de fuego en caso de defensa de la propia vida o para salvar otras vidas. Y porque, de hecho, todas las armas pueden ser letales y peligrosas: incluso una porra puede provocar la muerte.

Las cuestiones clave son, primero, el uso que hacemos y, segundo, ¿qué ocurre cuando se utilizan inadecuadamente y provocan abusos de derechos humanos?

Lo que nos preocupa es que las fuerzas de seguridad utilicen estas armas sin que éstas hayan sido evaluadas por órganos independientes encargados de determinar los efectos para la salud y las consecuencias de su uso indebido. En Catalunya, a pesar de la proliferación de casos de personas heridas de los últimos años, se ha continuado haciendo uso de las pelotas de goma sin las suficientes garantías para evitar su uso abusivo.
Es necesaria, pues, una revisión urgente de la utilización de las pelotas de goma, así como la introducción de directrices estrictas sobre el diseño y el uso de este equipamiento.

Por lo tanto, analizamos y revisamos si es necesario los dispositivos policiales que permiten el uso actual de pelotas de goma, pero vamos mucho más allá. Hay que recuperar mecanismos como el Código Ético de la policía. Hay que crear un organismo externo e independiente con competencias para investigar las denuncias de violaciones de derechos humanos y abusos por parte de la policía. Hay que pensar en las víctimas de abusos y malos tratos policiales para proporcionarles una reparación adecuada. Hay que cumplir la normativa vigente sobre identificación de los agentes policiales y evitar que los abusos queden en el anonimato, la puerta abierta hacia la impunidad.

Las fuerzas de seguridad tienen una labor complicada. Pero tienen también una obligación clara, establecida por la legislación internacional: deben proteger los derechos de los manifestantes pacíficos, todos los derechos, y no actuar en contra. Como las manifestaciones en la calle continuarán, la no profundización en los mecanismos de rendición de cuentas de la policía abre la puerta a nuevos abusos y una impunidad efectiva.

Seguir leyendo »

Las entidades sociales actúan de antídoto contra la malnutrición infantil

El Banco de Alimentos repartió 10 toneladas de comida en 2012.

La intensidad y dureza del desplome de la actividad económica está incrementando la pobreza y el riesgo de exclusión social de miles de personas que, en Cataluña, ni tan siquiera, pueden cubrir sus necesidades alimenticias básicas. Es un problema que afecta a dos de cada diez familias y ha acabado repercutiendo en una carencia alimentaria de muchos niños y de jóvenes en edad escolar.

Mientras el Govern de la Generalitat insistía en negar los problemas de nutrición relacionados con la pobreza severa, diversas entidades del tercer sector alertaban sobre la gravedad y alcance de la situación. En 2012, el Banco de Alimentos, mediante 253 entidades colaboradoras, repartió más de 10 toneladas de alimentos, y Càritas también aumentó el reparto de productos alimenticios: “Donde antes solo dábamos merienda, ahora también damos cenas y, al mismo tiempo, ayudamos económicamente. Procuramos que los niños puedan evadirse de la realidad”. Es el objetivo de la asociación Amunt!, que este verano ha organizado estancias para alimentar a niños que podrían haber sufrido las consecuencias de falta de alimentación, a la vez que les proporcionaban una "distracción" mediante actividades de ocio y culturales (ver pieza separada).

La pobreza no distingue entre inmigrantes y autóctonos y las personas que acuden a esta organización son familias de todos los orígenes y estratos sociales, todas ellas afectadas por una situación de desesperación, explica Mercè Darnell, responsable de Programas y Servicios de Càritas en Barcelona.

Seguir leyendo »

"En Colombia la gente está perdiendo el miedo"

Entrevista a Erika Torregrossa.

El pasado lunes, y en medio de una huelga general indefinida de los agricultores, el Gobierno colombiano dimitió en bloque. Ahora, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha rehecho el gabinete para recuperar la imagen perdida a raíz de estas protestas. Francisco Estupiñán, que apenas llevaba cuatro meses al frente del ministerio de Agricultura, ha sido víctima de la remodelación. Su sustituto será Rubén Darío Lizarralde, gerente durante 18 años de la Industria Agraria La Palma, Indupalma.

La revuelta de los colombianos tiene su origen en las duras condiciones de vida en que han caído los últimos tiempos, como consecuencia de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio. Por ello han convocado a un "Paro Agrario Colombiano" , que ha contado con múltiples muestras de solidaridad internacional. En Barcelona se ha creado una Plataforma de apoyo a este paro, que convocó una concentración en la plaza de Santiago el viernes 30 de agosto. Erika Torregrossa es la portavoz.

¿Cuándo y por qué se convoca este "Paro Agrario Colombiano"?

Esta protesta comienza el 19 de agosto. A partir de entonces se han sucedido una serie de manifestaciones pacíficas de apoyo a los campesinos colombianos que han sido víctimas de la política agraria y que han provocado esta huelga indefinida. Hay que tener en cuenta todos los antecedentes. Todo esto viene del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos que se firmó en abril de 2012. El presidente Obama fue a Colombia a firmarlo y se presentó como la panacea de la producción agrícola, la semilla del progreso del país. En realidad, cuando Obama volvió, dijo a los empresarios de su país que a partir de entonces se cultivaría en Colombia con semillas certificadas y salidas de los Estados Unidos.

El Tratado del Libre Comercio desprecia a los agricultores colombianos, que ancestralmente habían guardado la mejor parte de la cosecha para replantarla a la siguiente, y ahora se encuentran con que hay una Ley (la Ley 9/70 derivada de este Tratado de libre Comercio) que condena a cuatro años de cárcel a los agricultores que no cultiven las semillas certificadas y procedentes de Estados Unidos.

¿En Colombia tiene mucho peso la agricultura?

Colombia es un país inmensamente rico. Es el único país de América del Sur que tiene salida a los dos océanos. No tiene una cordillera de los Andes, sino que se divide en tres. Tiene una cantidad de minerales y recursos naturales impresionante, más que cualquier otro país de América del Sur en proporción a su extensión. La agricultura, por la fertilidad de la tierra, es uno de los motores principales del país. Colombia es el primer productor y exportador de café. Es el segundo exportador mundial de patatas - papas, que llaman allí. Pero a un campesino cultivar un kilo de papas le cuesta 86.000 pesos pero sólo cobra 6.000 cuando lo vende. No hay beneficios. Es insostenible.

¿Y por qué Colombia firma este Tratado de Libre Comercio si perjudica los intereses de sus agricultores ?

No fue Colombia. Fue única y exclusivamente su presidente actual, Juan Manuel Santos, previa consulta y negociación de su antecesor, Álvaro Uribe, con Estados Unidos. ¿Por qué ? Los agricultores han sido siempre desprotegidos por su Gobierno. No existían. Siempre han sido castigados por el gobierno y las políticas agrarias. Los movimientos revolucionarios, que luego fueron tergiversados ​​y denigrados, nacieron, hace cuarenta o cincuenta años, precisamente con el objetivo de hacer una reforma de la política agraria. Seguramente habrá muchos intereses detrás de la firma del Tratado. ¿Te suena Monsanto? Las semillas transgénicas que obligan a cultivar ahora en Colombia vienen de las empresas de Estados Unidos, léase Monsanto.

Hay quien vincula esta protesta con las negociaciones de paz del Gobierno con las FARC. El presidente Santos dice que la protesta está infiltrada por las FARC, por grupos violentos.

La revuelta, el paro agrario, la huelga indefinida ha sido convocada únicamente por el movimiento de los agricultores, que siempre han sido invisibilizados. Se han producido manifestaciones pacíficas en las carreteras. La respuesta del presidente Santos ha sido, desde el primer momento, enviar las fuerzas antidisturbios a aplacar las mismas. Esto ha provocado que otros grupos se hayan añadido para reclamar sus reivindicaciones de forma violenta. Incluso se habría podido producir un segundo Caracazo (cuando en Venezuela se sumaron varias protestas que se desarrollaron violentamente). Esto no ha pasado en Colombia. Sí es verdad que, además de las manifestaciones pacíficas de los campesinos, se ha añadido otras protestas violentas. El movimiento campesino condena esta violencia.

Acusan las personas que protestan de violentos , terroristas, pero los campesinos no son terroristas. Hacen una reivindicación legítima de la reforma agraria y del blindaje de sus cosechas en detrimento de las empresas de los Estados Unidos. Decir que son violentos o terroristas es mentira. Los campesinos que se manifiestan, así como los estudiantes, los sindicalistas, los movimientos sociales ... son pacíficos y los incidentes violentos que ha habido no tienen nada que ver con la reivindicación original de las protestas.

Hemos visto imágenes que ponían en evidencia la actuación de infiltrados policiales provocadores en las manifestaciones.

Se ve claramente en las imágenes distribuidas por Internet. Se ven miembros de las SMAT (las fuerzas antidisturbios) que dan la vuelta a su uniforme para que no les identifiquen y se ponen a repartir leña por todas partes. Y se ve también cómo salen de las zonas donde hay manifestaciones y en casas de gente aterrorizada de los alrededores y una fuerza que debería proteger la ciudadanía se dedica a romper cristales, insultar, entrar en los domicilios y realizar detenciones arbitrarias.

Las imágenes de Internet y las redes sociales identifican y acusan claramente algunos miembros de la SMAT. Pero el presidente Santos lo niega y dice que si se producen estas acciones no son responsabilidad de las fuerzas de orden público sino que son los campesinos o grupos terroristas. Todo eso es una falacia.

Sorprende la respuesta de militarizar Bogotá a raíz de las protestas de los campesinos.

Es una respuesta totalmente desproporcionada. Es, incluso, una violación del principio de respeto a los derechos humanos. Entrar en una ciudad con tanques cuando vienen los campesinos con azadas es una respuesta exagerada. Si hay algo bueno en esta situación es que ha hecho surgir un gran movimiento de solidaridad. No son sólo los campesinos colombianos los que están reivindicando. Son los estudiantes, movimientos sindicales, funcionarios incluso, que nunca habían podido decir nada. Hay todo un movimiento que está generando este paro agraria. Interno y externo. En Colombia, históricamente, nunca había podido decir nada. Por miedo.

Hubo hace unos años un movimiento estudiantil que tenía cuatro líderes y que sacó 8.000 estudiantes a la calle para protestar contra el aumento de las tasas para estudiar que había subido el presidente Uribe, que hacían imposible estudiar. De los cuatro líderes estudiantiles, dos fueron asesinados, uno está exiliado y el cuarto ha podido sobrevivir y ahora es congresista del Partido Verde, y tiene como principal reivindicación la reforma agraria y el apoyo a la población juvenil y los estudiantes.

Esto es lo que pasa en Colombia. No se puede hablar. Yo viví de pequeña, en Colombia, el exterminio de un movimiento político de izquierdas, la "Unión Patriótica". Uno por uno fueron asesinados. Era un movimiento de extrema izquierda, revolucionario pero legítimamente constituido y todos sus miembros fueron acallados . Uno por uno. Y yo lo vi de pequeña. Y pensé que cuando fuera mayor querría formar parte de un movimiento tan valiente porque no nos maten, porque cuantos más seamos, más nos escucharán.

En Colombia, históricamente, nadie había dicho nunca nada. Y, en este momento, la gente está perdiendo el miedo, está saliendo a la calle, está apoyando a los campesinos y las campesinas de Colombia que están viendo cómo, por una política agraria que los denigra, que los desprecia, se están muriendo de hambre.

El apoyo internacional a este "Paro Agrario" ha sido notable .

Desde todos los continentes. Es una cosa muy buena. Ha habido un apoyo internacional muy importante. En Europa, en Londres, en Berlín, en Copenhague, en Barcelona. En Barcelona hemos creado una Plataforma catalana de apoyo al "paro agrario", que es la suma de muchas organizaciones sensibilizadas en la causa campesina de Colombia, federaciones de colombianos, ONGs, movimientos que se han creado para defender y apoyar esta causa. Hemos sido pioneros en la creación de esta Plataforma, que apoya las causas justas que hay en Colombia, que son muchas. Hemos hecho la concentración más importante de toda Europa: alrededor de 200 personas en la plaza de Sant Jaume. No me lo podía creer, la convocamos en 36 horas . Y éramos cuatro personas las que dijimos que había que hacer algo para visibilizar , hacer ver al mundo que los campesinos y las campesinas colombianas no están solos .

Siendo realistas, ¿como puede evolucionar esta protesta?

Depende de la voluntad política que haya. No se puede negociar cuando hay hambre y desesperanza. Los campesinos tienen hambre y desesperanza. La pelota está ahora en manos del presidente Santos, el mismo que firmó el Tratado de Libre Comercio.

Hace dos años, ya hubo unas protestas similares de los campesinos. No llegó a la huelga indefinida. El presidente Santos se sentó con los campesinos y les prometió que dedicaría 30.000 millones de pesos colombianos a inversiones en el campo, en política agraria. No han visto ni un peso. Cuando se levantaron de la mesa de negociaciones, el presidente Santos ya no volvió a reunirse nunca más con ellos. En las siguientes reuniones fue primero el ministro, después el viceministro, luego el secretario, luego el funcionario ... y nunca más se volvieron a reunir.

La voluntad política para poder llegar a un acuerdo, en Colombia es mínima. Nosotros, desde todos los lugares donde haya un colombiano reivindicar, protestaremos, manifestaremos nuestro apoyo... pero todo depende sólo de una voluntad política que parece que no existe.

Seguir leyendo »

La atención a la discapacidad en Cataluña alerta de un retroceso de décadas

Los centros especiales de trabajo en Cataluña alertan de un retroceso de décadas. A la imagen, algunos de los trabajadores del centro de Asproseat.

La tarea que realizan los centros especiales de trabajo (CET) con las personas discapacitadas en Cataluña se ve seriamente comprometida por la situación económica que viven la mayoría de entidades del sector. En conjunto, acumulan una deuda cifrada en más de siete millones, debido principalmente a la reducción de la subvención que el Estado abonaba a cada trabajador con discapacidad y al impago de las ayudas de la Generalitat a las entidades del Tercer Sector.

Las políticas de austeridad se han convertido en una pesada losa para las personas más desfavorecidas. Si a los problemas de supervivencia de las entidades que acogen y dan trabajo a las personas con discapacidad le añadimos los recortes en las prestaciones, el incremento de los precios de los servicios que necesitan y el aumento de las dificultades económicas que afectan a familias enteras, el panorama es de un retroceso social de más de tres décadas para decenas de miles de personas.

Al menos así lo ve la asociación Discapacitat Intel·lectual de Catalunya (Dincat), organización sin ánimo de lucro que agrupa a más de 300 entidades que trabajan con este colectivo. A nivel presupuestario, las entidades estiman que han sufrido un recorte de 53 millones de euros a partir de los tijeretazos acumuladas del año 2012 y la prórroga de los presupuestos de 2013, lo que en conjunto consideran un retroceso de cerca de 30 años. A este recorte, además, se le suma la incertidumbre de posibles ajustes futuros si finalmente se aprueba un nuevo presupuesto para 2013: "Cada vez que la consejera [Neus Munté, de Bienestar Social y Familia] dice que nos quiere ver temblamos", afirma Rosa Cadenas, presidenta de Dincat.

Seguir leyendo »

Malala Yousafzai: "Ha llegado la hora de levantarnos y defender nuestros derechos"

Malala, durante un discurso en la ONU

Con sólo 16 años, la joven Malala Yousafzai ha recibido este viernes el Premio Internacional Cataluña, lo que constituye un nuevo reconocimiento de su lucha por el derecho de las niñas a la educación. Conocida sobre todo por el atentado que sufrió a manos de los talibanes en 2012, Malala quiere que se la conozca por otros motivos. "¿Quién soy yo? ¿La niña que fue disparada por los talibanes? No quiero ser esa niña, quiero ser Malala, la chica que lucha por el derecho de toda niña y todo niño a la educación, es lo que persigo".

El atentado ocurrió en octubre del año pasado en el valle de Swat, en el norte de Paquistán, de donde es originaria. Ella llevaba ya unos años denunciando en varios blogs el cierre de las escuelas de chicas por parte de los talibanes y había tenido incluso el reconocimiento del presidente paquistaní. El 9 de octubre de 2012, un talibán subió al autobús, pidió quién era Malala y le disparó en la cabeza, dejándola en estado de coma. La chica terminó recuperándose pocos meses después.

En su breve intervención, Malala también ha denunciado la actuación de los talibanes en el Valle de Swat: "estaban en contra de la educación, contra la libertad de las mujeres de ir al mercado, mataban a gente en nombre del Islam", ha proclamado. "El pueblo del valle de Swat tuvo que hacer sacrificios", agregó. Ha denunciado también otras cosas como el hecho de que "la pobreza no deja que la gente vaya a la escuela" pero ha hecho un llamamiento al compromiso para intentar revertir estas situaciones". "Ha llegado la hora de levantarnos y defender nuestros derechos. ¿Qué pasa con nosotros? ¿Por qué dejamos de hacer cosas? ¿Por qué no me fijo en mí misma? ¿Por qué no levanto la voz? Ha llegado la hora de hablar. Tu voz puede cambiar el mundo ", ha concluido.

La otra galardonada de este premio, que se entrega cada año desde 1989, ha sido la ex primera ministra noruega Gro Harlem Brundtland, que fue pionera en la elaboración del concepto de "desarrollo sostenible". Como miembro de la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo, fue la encargada de redactar el informe que lleva su nombre y que desarrollaba este nuevo concepto.

El Premio Internacional Cataluña reconoce anualmente a aquellas personas que han contribuido decisivamente con su trabajo creador a desarrollar los valores culturales, científicos o humanos en todo el mundo. Entre los galardonados de los años anteriores se encuentran Vaclav Havel, Jacques-Yves Cousteau y Aung San Suu Kyi.

Seguir leyendo »

La mitad de los usuarios de la Cruz Roja están en riesgo de perder su vivienda

Se disparan en dos años los desahucios entre personas beneficiarias de la Cruz Roja. /CARMEN SECANELLA

Dos de cada tres personas atendidas por la Cruz Roja -un 66% - asegura tener dificultades para pagar su piso, y un 48% de los usuarios de la entidad manifiesta directamente que está en riesgo de perder su vivienda. La emergencia habitacional que viven muchas familias en Cataluña queda reflejado en el quinto estudio elaborado por el Observatorio de la Vulnerabilidad de la Cruz Roja, que a través de 820 encuestas entre las familias a las que suelen atender han llegado a conclusiones tan crudas como que el 11% de los encuestados, es decir, uno de cada diez, ya no puede pagar el alquiler o la hipoteca.

"La precariedad está aumentando", alerta Josep Marquès, presidente de la entidad. El 41% de las familias usuarias de la Cruz Roja, según el estudio, acumulan impagos relacionados con su vivienda, y los desahucios se han multiplicado por cuatro sólo en los últimos dos años. Si en 2011 un 3,8% de los beneficiarios de la entidad habían sido expulsados ​​de su casa, ahora son el 15%. Personas y a veces familias que se ven obligadas a alquilar habitaciones, a reocupar viviendas o a malvivir en infraviviendas, como apunta el informe.

También como consecuencia, la entidad calcula que un 39% de las familias encuestadas se ha visto obligada a cambiarse de piso en los últimos cuatro años, en la mayor parte de los casos para adaptarse a un alquiler más económico. Aún así, del total de usuarios encuestados sólo un 7% asegura estar recibiendo ayudas de la Administración para cuestiones de vivienda.

Seguir leyendo »

"Las becas comedor son fantásticas pero son sólo una tirita"

Gemma Salvador, nutricionista de la Dirección General de Salud Pública de la Generalitat de Catalunya.

La malnutrición, consecuencia de desequilibrios alimentarios que se agravan con la crisis, ha ocupado recientemente todas las portadas al conocerse que sólo en Barcelona hay más de 2.000 niños y niñas que la padecen. Esto teniendo en cuenta que en las escuelas de la capital catalana, de momento, no faltan becas comedor, a diferencia de otros municipios catalanes. Cada vez más maestros se quejan de que han visto como sus alumnos asistían a la escuela sin haber desayunado, o que desfallecían a media clase fruto de una dieta insuficiente.

Para ayudar a combatirlo, la Cruz Roja y la Generalitat han coordinado un programa para orientar a las familias a la hora de llenar la cesta de la compra, y asesorarlas para que puedan ahorrar al máximo sin tener que prescindir de alimentos frescos. Sin embargo, la coordinadora del plan, Gemma Salvador, nutricionista de la Dirección General de Salud Pública de la Generalitat, sabe que esto solo es un parche, como lo son también las becas comedor, dentro de un sistema que algo ha hecho mal cuando los más pequeños se convierten en los más vulnerables.

¿Cuando se considera que un niño está malnutrido?

Seguir leyendo »

"Pienso en la comida del verano y me tiemblan las piernas"

Las becas comedor son ya esenciales en Cataluña para garantizar al menos una comida saludable al día para muchos niños y niñas.

El curso escolar llega a su fin y, mientras algunas familias planean con ilusión sus vacaciones, Lluïsa Alarcón no quiere ni pensar en lo largos que pueden ser los meses de verano sin becas comedor ni dinero para pagar algun centro lúdico -los llamados casals de verano- para sus cuatro hijos. Los únicos ingresos que entran en su piso de Castelldefels son los 600 euros de sueldo de su marido, destinados íntegramente a pagar el alquiler. Por lo demás, dependen "como el aire que respiramos" de las ayudas alimentarias de la Cruz Roja y de las becas comedor.

La Generalitat viene asegurando desde que empezó la crisis que no ha reducido la partida que destina a becas comedor -alrededor de 30 millones anuales-, pero el problema es que cada vez son más las familias que dependen de ellas. Lluïsa cuenta que es un alivio que dos de sus hijos, los que están en edad escolar, tengan una comida saludable garantizada al día, en la que puedan comer alimentos frescos, más allá del arroz, las legumbres o el atún que vienen en el paquete quincenal -antes semanal- que les entrega la Cruz Roja. 

La familia de Lluïsa recibe para sus dos hijos en edad escolar la beca social de la Administración que cubre la mitad del precio del menú escolar -que es de 6,20 euros-, pero para hacer frente a la otra mitad necesita de una beca extraordinaria financiada por la Cruz Roja y Cáritas, y que ya llega a 670 familias catalanas cuyas necesidades no quedan satisfechas solo con la oferta de becas de la Generalitat. Las becas comedor son tan imprescindibles que la introducción este curso de la jornada compacta en los institutos catalanes se ha vivido como un auténtico drama en casa de Lluïsa, con una de sus hijas en edad de secundaria. Si no hay instituto por la tarde no hay comedor, y por lo tanto no hay beca.

Seguir leyendo »

Ingenio y estrellas por el Casal del Infants

Ferran Adrià monta un show en el Auditorio de Barcelona con los mejores cocineros de Catalunya para recaudar fondos para el Casal dels Infants del Raval. /CARMEN SECANELLA

Impulsor del show solidario –cocina y humor– montado en colaboración con Minoría Absoluta con el objetivo de recaudar dinero para el Casal del Infants, Ferran Adrià se quita la camisa de cocinero cuando termina el espectáculo, cruza la calle hasta el Museo de la Música y se convierte, también, en el maestro de ceremonias de la subasta de algunos objetos creados hace tan sólo unos minutos en su Fábrica de comida solidaria. Como los asistentes no se animan con las pujas, el cocinero coge el micrófono y, junto a la actriz Bea Segura, jalea a los asistentes. "Cuando Ferran se pone, se pone", comenta uno de sus colegas. Ha convocado para la ocasión a los mejores cocineros de Cataluña: Joan Roca, Carme Ruscalleda, Christian Escribà, Albert Adrià, Nando Jubany, Carles Gaig y Mey Hofman, entre otros.

Entre una cosa y otra, con todo el espectáculo, Adrià habrá ayudado al Casal a conseguir más de 125.000 euros. "Se trata de ser solidario con algo innovador", señala. "Además de recaudar dinero para el Casal de dels Infants, que es un proyecto maravilloso, con esta Fábrica de comida solidaria queremos demostrar que en un momento tan difícil por culpa de la crisis, se pueden hacer cosas. Se trata de ser innovadores" , continúa.

La de Adrià es una mentalidad más propia de otros países, sobre todo, de los Estados Unidos. "La sociedad civil debe ayudar. Yo no quiero llorar, quiero ayudar. Ya hay otra gente que se ocupa de pedir a la Administración. A nosotros, nos toca dar ejemplo, demostrar que se pueden hacer experimentos para recaudar dinero , actos que a nosotros también nos aportan cosas ", insiste. "En este espectáculo –donde cada uno de los cocineros ha preparado en público una de sus especialidades– hay solidaridad, riesgo, innovación... Si todos aportamos cosas, saldremos de esta. La gente es cojonuda, falla el sistema, pero el sistema lo tenemos que cambiar nosotros ", advierte el ex responsable de El Bulli.

Seguir leyendo »

Cáritas Barcelona también pone su mirada en el empleo

Cáritas Barcelona fijará también su mirada en el empleo.

Los parados de la provincia de Barcelona contarán, a partir del próximo otoño, con una nueva herramienta para intentar encontrar un trabajo. Se la proporcionará Cáritas Barcelona, con la puesta en marcha de un nuevo servicio de mediación para la ocupación, destinado a parados de larga duración. “Nuestro sistema tiende a reinsertar a los que cobran un subsidio. Nosotros nos ocuparemos de los más necesitados”, ha señalado este mediodía Jordi Roglá, director de Cáritas Barcelona.

Según ha explicado Roglá, el nuevo servicio estará especialmente destinado a personas que tienen familia a su cargo y no cuentan con ningún salario en el hogar. Y es que los datos que maneja Cáritas revelan que el 70 por ciento de personas en edad laboral que atiende la entidad están en paro. También, que, en el 28 por ciento de los hogares, no entra ningún ingreso económico. Este programa, similar al que ya funciona en materia de vivienda, tendrá como objetivo prioritario evitar la exclusión social laboral y que los desempleados de larga duración no sólo no pierdan su capacitación y sus habilidades laborales sino que, además, se conviertan en “empleables”, actualizando sus conocimientos y realizando prácticas.

“Acompañaremos a los parados de larga duración para que tengan una segunda oportunidad. Los bancos han tenido no sé cuántas, cuando son las personas las que se la merecen”, ha señalado Roglá. “Y también fortaleceremos el programa de empresas con corazón renunciando a donativos que nos hacían a cambio de que destinen esa cantidad a prácticas para esta gente en esas empresas”, ha añadido.

Seguir leyendo »