Los independentistas buscan el cuerpo a cuerpo con Illa en el debate más bronco de la campaña

Los candidatos, antes del debate

Duelo de alta tensión entre Pere Aragonès (ERC) y Laura Borràs (Junts) contra el cabeza de lista del PSC, Salvador Illa. Los candidatos independentistas con más opciones han buscado la confrontación constante con el socialista en el debate celebrado este jueves en La Sexta, conscientes de que el socialista lidera las encuestas. Junts y ERC han cargado contra la gestión tanto sanitaria como económica que hizo el Gobierno central en el que Illa fue ministro. “Usted promete ahora lo que no han hecho desde el Gobierno central”, le ha dicho Aragonès, quien ha considerado que el Estado no ha dado suficientes ayudas a los sectores económicos, un argumento que también ha esgrimido Borràs. Por su parte, Illa ha sacado pecho por el avance de la vacunación y ha asegurado que la economía catalana necesita ser “rescatada de los independentistas”.

El quinto y último debate entre los candidatos a la presidencia de la Generalitat se ha celebrado en La Sexta a tres días del 14F y ha sido el más bronco de los celebrados hasta ahora. Los partidos llegan con un escenario más abierto que nunca y con un triple empate en la primera posición entre el PSC, ERC y Junts que ha guiado prácticamente toda la campaña. Aunque la carrera hacia el 14F comenzó fría, entre otras cosas por las restricciones impuestas por la pandemia que han impedido celebrar mítines multitudinarios, en los últimos días las formaciones han bajado al barro y la campaña ha tomado tintes más emocionales. Este ha sido el escenario de este jueves, donde los reproches a gritos han motivado llamadas a la calma de la conductora, Ana Pastor, y han generado que por momentos los intercambios dialécticos fuera ininteligibles.

Los vetos cruzados entre independentistas y no independentistas han quedado más patentes que nunca en el debate, que se celebraba después de que los primeros hubieran plasmado su negativa a pactar con el PSC en un documento firmado. Illa ha incidido en esta cuestión blandiendo una reproducción de ese manifiesto, con las firmas de ERC, Junts, la CUP y el PDeCAT, que ha tildado de “la foto de Colón de los independentistas”. “Menos superioridad moral y menos humos”, le ha rebatido Aragonès, que le ha apuntado que el PSC ha rechazado durante toda la campaña pactar con ninguna formación independentista. “Dialogar dentro de la ley y el reencuentro que es lo mas contrario a firmar por escrito que no se va a pactar con nadie”, ha reiterado Illa. “Aquí están la antigua y la nueva foto de Colón”, ha señalado.

También la candidata de los 'comuns', Jéssica Albiach, se ha lanzado contra ERC por su veto a los socialistas. “Ustedes están anclados a Junts, no pueden hacer políticas de izquierdas junto a ellos”, ha interpelado al vicepresident. “Nosotras queremos estar en el Govern porque es desde donde podemos hacer políticas progresistas”, ha dicho la candidata de En Comú Podem, quien ha augurado que ERC “terminará haciendo president a Joan Canadell (JxCat)”. “Con la derecha no pactaremos”, ha sostenido, “ni con el PP, ni con Cs, ni con Junts, que se las da de progresista pero quiere acabar con reforma fiscal donde ricos pagan mas y convertir Catalunya en un paraíso fiscal como Ayuso”.

El candidato de ERC ha respondido a Albiach que sus propuestas en materia de vivienda y políticas sociales han encontrado mayorías en el Parlament catalán pero no en el Congreso. “¿Propuestas sociales con señor Espadaler [número tres del PSC], que está en contra del matrimonio homosexual o del aborto, con el que los 'comuns' quieren compartir Govern?”, le ha rebatido.

Por su parte, Carlos Carrizosa ha pedido dar “carpetazo al procés maldito y empezar a reconstruir Catalunya”. El candidato de Ciudadanos ha asegurado que Illa no es una alternativa al independentismo porque, a su juicio, su intención es formar un tripartito. “Illa niega el tripartito, pero es como cuando negaban el tripartito con Montilla hace años”, ha exclamado.

El número uno del PP, Alejandro Fernández, se ha enfocado contra Vox, a quien ha pedido que aclare si quiere acabar con las autonomías, lo que supondría “eliminar la administración de Ayuso y darle todo el poder a Sánchez”. Mientras, la candidata del PDeCAT, Àngels Chacón, ha defendido un programa de corte liberal y se ha encarado con su antigua compañera de filas, Laura Borràs, a quien ha acusado de que el Govern no apoyó suficientemente a las empresas.

Otra de las cuestiones más polémicas de la cita de este jueves ha sido el rechazo del exministro a realizarse una prueba PCR o de antígenos para garantizar no ser portador de la COVID. Borràs le ha reclamado que se pusiera una mascarilla por “respeto”, una exigencia a la que también se ha sumado Alejandro Fernández y Aragonès. Illa, por su parte, ha asegurado que no se hacía la prueba porque había recomendado a los ciudadanos no realizarse estos tests sin sufrir síntomas. “La ejemplaridad es rechazar privilegios y sobreactuaciones”, ha asegurado el candidato del PSC.

Pese a que Borràs y Aragonès se han centrado en buscar el contraste con Illa, en un momento del debate han chocado entre ellos. “Ya ha aparecido el tripartito”, se ha quejado el republicano, que ha pedido a Borràs que “no se equivoque de rival”. “Su rival no soy yo, al que ha estado criticando toda la campaña, mi rival es el señor Illa, si hubiéramos querido un acuerdo con PSC en alcaldía de Barcelona lo hubiéramos hecho, como ustedes eligieron pactar con el PSC en la Diputación”, le ha dicho. “Cuando ustedes en el Congreso han tenido que escoger entre Junts o PSOE han elegido PSOE, nunca 23 votos sirvieron para tan poco”, ha respondido Borràs, que ha asegurado que ERC ha “desertado” de defender Catalunya. En este momento, el vicepresident se ha revuelto: “Quien ha desertado es la mitad de su grupo parlamentario”, en referencia a la ruptura de Junts per Catalunya.

Al griterío general del primer bloque del debate han contribuído especialmente los candidatos del PP, la CUP y Vox. Los dos primeros han entrado al barro con acusaciones personales e intercambios lejos de los temas propuestos. En otro nivel se ha situado el candidato de Vox, Ignacio Garriga, que ha insultado a los presentes y ha hecho afirmaciones falsas tanto sobre varios de los presentes, como Pere Aragonès, Salvador Illa o la anticapitalista Laia Estrada, como sobre la inmigración. La mayoría de los rivales, en diferentes tonos, han optado por responderle, mientras que Laura Borràs ha anunciado que no entraría a debatir con el candidato de Vox. “El fascismo no es una opinión sino un crimen”, ha dicho la de Junts.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats