eldiario.es

9

CATALUNYA

Reaccionar y obedecer no es ser uno mismo

El marco constitucional surgido de la transición, del miedo, fue creado por los herederos del dictador y encuadernado hasta el día de hoy en el espectáculo de circo que se hizo en el parlamento aquel 23F

Me gusta que coincida la fecha del 23F con el primer concierto en Barcelona que proclama la actitud que me he propuesto tener ante cada situación de injusticia que encuentre en mi día a día. Quiero hacer la Revolución y volverla a hacer constantemente. Las situaciones que cada día me achaca la vida por hacerla, me las quiero tomar como verdaderas oportunidades. Sí, a menudo me sube la sangre al cuello, es así. Y el trabajo de poner bridas que tengo con cada una de estas bocanadas es lo que yo llamo hacer la revolución. Esta revolución empieza por reconocer mi vulnerabilidad. Sí, a mí, las bestias de todas las selvas del mundo, se me suben a los ojos en actitud de ataque, de 0 a 100 en un segundo. Hoy voy al juzgado a acompañar a mis padres al juicio por las preferentes con Bankia. Sí... Ya estoy sintiendo como se me agolpan en la boca las palabras del grito ahogado Que le corten la cabeza! de la reina de Carroll. Hoy seré tentada, porque iré a las Cortes como si fuera al teatro, a ver el espectáculo de ley de los poderosos por los poderosos. En este espectáculo, mi padre y mi madre tienen un papel predeterminado: mi madre representa la obediencia y mi padre la violencia. El mío, por carácter, es decidir entre reventar y perder los papeles o hacer la Revolución, es decir, observar, pensar, decidir y actuar en dirección a sumar fuerzas con el resto de afectados que somos el 99% de la población restante, para confrontar el abuso, la mentira y la traición legalizada. Cada vez más me dan ganas de entrar en las Cortes o al Parlamento a gritar ¡Basta!

La compañía de teatro que hizo aquel espectáculo telonero del discurso del reyezuelo, era buenísima. Hicieron exactamente lo que se les pidió. Piense que la obediencia ciega al director, al ejército, lo es todo. Cuanto más obediente, más bueno. Eso sí, para garantizar el éxito de la obra, a escena, hay que tener en cuenta el ritmo, las dinámicas, los golpes de efecto y, por ello, la técnica y la educación perfecta es la que está basada en la relación de acción-reacción. Por ejemplo. Acción pánico: representas un golpe de estado. Reacción salvación: haces salir por la tele el reyezuelo.

El marco constitucional surgido de la transición, del miedo, fue creado por los herederos del dictador y encuadernado hasta el día de hoy en el espectáculo de circo que se hizo en el parlamento aquel 23F. El discurso del domador de fieras gangós afianzó los cimientos de la perfecta dictadura que tendría apariencia de democracia. Me refiero al padre de la criatura, heredera de toda esta farsa, que le quitó el balón de las manos al niño y le dijo: "Y ahora, esto que te he hecho yo, tú lo harás a los demás y ya te diré cómo.Tu no pienses y obedece. "

La Revolución es el trabajo de reconocer la posibilidad infinita de identificarse conmigo misma, de ser yo, en lugar de ser obediente y reaccionaría. Es la faena de buscar la felicidad una y otra vez.

Porque así lo he querido, porque lo he buscado y, por suerte, sé profundamente, inestablemente, inspiradoramente que todo lo que no es Amor no es nada. La facilidad de obedecer, y la reacción a la acción de otro, no es ser uno mismo, no es amor. Y sin ser yo, sin ser Amor, sin el riesgo inédito que implica estimar, no puedo aspirar a la verdadera felicidad. El consumo, el entretenimiento, la falsa seguridad, la servidumbre, la esclavitud y la reacción violenta, no dan sentido a la vida, a la muerte.

El 23F Pau Figueres y yo hicimos otro espectáculo, el de proclamar la felicidad de ser Yo, única y en relación de Amor con los demás. Cuesta y, también, da y llena de sentido la vida, por eso haremos la revolución y la volveremos a hacer. Porque estamos vivos y nos toca.

Pd: ¿Sabéis? Desde que pienso estas cosas y en cada bocanada estoy atenta de hacer tanto como puedo el proceso y las acciones orientadas en esta dirección, la certeza de que la muerte se acerca día a día es un estímulo para ser quien soy cuando antes mejor, y tengo menos miedo a perder cosas. Debe ser porque esta orientación me hace ganar indisociablemente en dignidad y calidad de relaciones.

No puedes desmontar la casa del amo con las herramientas del amo.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha