El Ayuntamiento de la ministra de Transportes criticó en julio los planes de Aena para ampliar El Prat

Documentación aportada por el Ayuntamiento de Gavà en las reuniones con Aena.

El Ayuntamiento de Gavà, gobernado hasta hace pocas semanas por la actual ministra de Transportes, Raquel Sánchez, reprochó el 15 de julio a Aena las "carencias" en la planificación y la documentación aportada para el proyecto de ampliación del aeropuerto de El Prat. Ante la falta de concreción, este consistorio propuso incluso prorrogar durante seis meses la situación actual hasta que se aportara más información por parte de Aena, cuyo 51% está en manos del Gobierno.

Reunión secreta en Madrid entre Gobierno y Generalitat para negociar la ampliación del aeropuerto del Prat

Reunión secreta en Madrid entre Gobierno y Generalitat para negociar la ampliación del aeropuerto del Prat

"No estamos en disposición de hacer un pronunciamiento técnico", aseguró el Ayuntamiento de Gavà en la reunión de la mesa técnica de mediados de julio, según la documentación aportada por los diferentes consistorios a la que ha tenido acceso elDiario.es. También afeó la "carencia en la documentación técnica aportada" y aseguró que esto impedía al consistorio "definir una posición elaborada".

La postura del Ayuntamiento de Gavà, un municipio de 47.000 habitantes gobernado por el PSC, fue probablemente la más dura de los tres consistorios socialistas de la zona. Si bien Sant Boi y Viladecans expresaron algunas dudas, el equipo liderado hasta hace poco por la ministra de Transportes fue tajante durante la mesa técnica convocada el 15 de julio, solo tres días después de la toma de posesión por parte de la nueva ministra. 

Los reproches de Gavà fueron en varias direcciones: falta de propuestas sobre qué hacer con los terrenos agrícolas que se verían afectados por la ampliación, ausencia de análisis del sistema hidrológico de drenaje del delta del Llobregat, falta de estudios ambientales, omisión de aportaciones por parte de las entidades locales...

La postura durante esa reunión, celebrada hace apenas tres semanas, contrasta con el pronunciamiento del Ayuntamiento de Gavà el lunes después de anunciarse el acuerdo para destinar 1.700 millones a ampliar el aeropuerto. La nueva alcaldesa, Gemma Badia, aseguró sentirse "satisfecha" con el anuncio a pesar de que su equipo había criticado pocos días antes el proyecto de Aena. 

Tres reuniones técnicas con divergencias

El pasado 8 de julio, Aena presentó su proyecto para ampliar el aeropuerto de El Prat a los representantes técnicos de la Generalitat, del Estado y de los Ayuntamientos afectados. Aena explicó en ese encuentro la necesidad de ampliar la tercera pista del aeropuerto y trasladó una propuesta de medidas compensatorias a los municipios.

Algunos representantes locales quedaron descontentos con lo que les mostraron. "No aportaron ni un solo informe detallado, solo un powerpoint y un estudio sobre la posible generación de empleo", señalan fuentes conocedoras de la reunión. Fuentes de Aena recuerdan que era un "primer documento" al que había que añadirle "sugerencias y mejoras".

Una semana después, el 15 de julio, tocó a los consistorios responder a la presentación de Aena. Ante la ausencia de documentación presentada por esta empresa, el Ayuntamiento gobernado hasta hace poco por Raquel Sánchez propuso prorrogar durante 6 meses el actual DORA (Documento de Regulación Aeroportuaria), que caduca en breve, hasta que Aena presentara los "estudios necesarios" para poder pronunciarse a nivel político sobre la propuesta.

"Gavà planteó la necesidad de disponer de más tiempo para analizar la propuesta de Aena, pero siempre ha manifestado la necesidad de garantizar en todo momento la dotación presupuestaria para tirar adelante las mejoras que el aeropuerto requiere", señalan ahora desde el consistorio, preguntados por este cambio de opinión durante los últimos días. 

Los reproches de Gavà al plan de Aena también estaban relacionados con la afectación de los terrenos protegidos de La Ricarda, un espacio natural que forma parte de la reserva Red Natura 2000. "Se deben plantear y evaluar ambientalmente alternativas viables aparte de la que se ha propuesto", espetaron desde este consistorio.

Según la documentación consultada, Gavà no fue el único ayuntamiento socialista que reprochó la falta de profundidad de la propuesta de Aena. Sant Boi afeó en su comparecencia que las expropiaciones de terrenos agrícolas planteadas no se habían analizado "con la profundidad necesaria". A su vez, señalaban que "no quedaba claro" quién debía hacerse cargo de la gestión de estos espacios y que tampoco se contemplaba ninguna actuación dirigida a compensar el aumento de las emisiones de CO2.

Tras el encuentro del 15 de julio se celebró una tercera reunión técnica el día 21 del mismo mes, en la que Aena aportó más documentación. En ese encuentro se empezó a redactar un "documento de síntesis" en el que iba a figurar la postura de cada uno de los participantes.

El documento todavía estaba perfilándose cuando el pasado 2 de agosto la Generalitat y el Gobierno mantuvieron un encuentro bilateral en el que se acabó de acordar la ampliación. Algunos municipios creen que la reunión de esta semana ha supuesto un "desaire" a la mencionada comisión técnica.

División en el territorio

El anuncio de la ampliación del aeropuerto de El Prat ha abierto una brecha entre los municipios de la zona, marcados tanto por su cercanía al aeropuerto como por el color político de sus gobernantes. 

La propuesta de Aena pasa por ampliar la tercera pista del aeropuerto, afectando al mencionado espacio natural de La Ricarda. La idea es compensar cada hectárea de esa zona afectada con 10 nuevas en otros terrenos colindantes. Esta opción ha disgustado a ayuntamientos como el de El Prat (Comuns) y el de Barcelona (con la excepción de los socios del PSC), pero para otros consistorios como el de Gavà (PSC) o el de Castelldefels (PSC) supondría una opción que reduciría la afectación sobre sus vecinos. 

Estos dos últimos municipios temen que, si finalmente no se puede ampliar la tercera pista, la solución sea un cambio en la operativa de los vuelos que conllevaría que los aviones pasen más a menudo y más cerca de las urbanizaciones de estos municipios cercanas a la playa, donde viven los vecinos más adinerados de estas localidades. 

La controversia de esta semana y las distintas posturas mostradas por los municipios de la zona ha demostrado que será difícil encontrar una solución que satisfaga a todas las partes.

Etiquetas
Publicado el
5 de agosto de 2021 - 21:31 h

Descubre nuestras apps