El fiscal pide dos años de prisión para un policía nacional por agredir a un fotoperiodista

El fotoperiodista Jordi Borràs, tras la agresión

La Fiscalía ha pedido dos años de cárcel y una indemnización de 7.500 euros por un presunto delito de lesiones para el agente de la Policía Nacional que supuestamente agredió al fotoperiodista Jordi Borràs en julio de 2018, según ha informado El Món, medio para el que trabaja Borràs.

Los testigos exculpan al fotoperiodista Jordi Borràs y coinciden en que fue el policía quien lo agredió

Los testigos exculpan al fotoperiodista Jordi Borràs y coinciden en que fue el policía quien lo agredió

Los hechos ocurrieron el pasado 16 de julio al lado de la comisaría de Vía Laietana, después de que Borràs cubriera la presentación de la Crida, el partido de Carles Puigdemont, en el Ateneu Barcelonès. Según la denuncia del fotoperiodista, el policía lo reconoció y lo golpeó a gritos de "¡Viva Franco!" y "¡Arriba Franco!", causándole una fractura en la nariz acreditada por un parte médico.

El agente, inspector del servicio de información, también denunció a Borràs, en su caso acusándolo de iniciar la pelea a gritos de "¡Puta Polícia!" y "¡Puta España!" y golpearlo en la frente.

Los testigos que presenciaron la pelea explicaron ante la jueza que no vieron al fotoperiodista agredir al agente, sino que, por el contrario, fue el policía quien golpeó repetidas veces, primero de pie y luego en el suelo, a Borràs. De ahí que, según Borràs, el fiscal haya pedido archivar la causa contra él. Borràs también estaba imputado en el caso tras la denuncia cruzada del policía.

La Unidad de Régimen Disciplinario de la Jefatura Superior de Policía abrió una información reservada que quedará a expensas de la resolución judicial del caso. Si el policía resulta finalmente condenado será sancionado por la Jefatura Superior, mientras que si es exculpado se archivará el expediente sin sanción.

Etiquetas
Publicado el
20 de mayo de 2019 - 18:48 h

Descubre nuestras apps

stats