Las trabajadoras de atención domiciliaria de Barcelona van a la huelga para reclamar mejoras laborales

Trabajadoras del SAD, en la manifestación del primer día de huela

ACN


0

Unas 200 trabajadoras del Servicio de Atención Domiciliaria (SAD) de Barcelona han salido este lunes a la calle para reclamar mejoras laborales. Se trata de la primera jornada de huelga convocada para esta semana, durante la cual también se esperan paros el miércoles 7 y el viernes 9.

¿Quién cuida al cuidador?: Unate y Fundación PEM ponen en marcha la Escuela de Cuidados

¿Quién cuida al cuidador?: Unate y Fundación PEM ponen en marcha la Escuela de Cuidados

Entre las reivindicaciones destaca disponer de un convenio laboral propio en la ciudad que se adapte mejor a las condiciones de Barcelona. Reclaman cuestiones como turnos definidos, jornadas completas de 35 horas semanales, plus de antigüedad o percibir el 100% del salario en caso de incapacidad temporal. Según lo sindicatos convocantes, en el SAD trabajan más de 4.000 personas, en su mayoría mujeres, que atienden a 24.000 usuarios.

Denuncian que su situación es de una “precariedad alarmante” y exigen condiciones dignas. “No somos niñas serviciales, sino profesionales esenciales”, tal como se lee en una de las pancartas que se han desplegado durante la primera jornada de huelga.

“Estamos hartas, no llegamos a ganar 1.000 euros y así es imposible [vivir] en Barcelona”, ha explicado Àngels Muñoz, trabajadora del SAD del Ayuntamiento de Barcelona. Muñoz ha recalcado que uno de los objetivos es hacerse “visibles” para la sociedad, sobre todo después del impacto de la pandemia en el colectivo, uno de los más contagiados, pero “sin reconocimiento social ni económico”.

Las manifestantes señalan que el SAD es un servicio público “en manos privadas” y que el concurso lo ganan las empresas que ofrecen el servicio “a más bajo coste”, lo que se traduce en un “cambio constante” de empresas y profesionales, que atienden en unas condiciones “cada vez más precarias”.

Esta situación deriva en la paradoja que muchas de las trabajadoras del SAD son, a su vez, usuarias de Servicios Sociales. Por eso, Muñoz mira al futuro con preocupación, alertando que, cuando se jubilen, ellas mismas serán mujeres “dependientes”.

Las trabajadoras han realizado una manifestación que ha partido del Institutos Municipal de Servicios Sociales y pasará por la sede de algunas empresas subcontratadas que prestan servicios.

Según los sindicatos, el colectivo ha tenido problemas con los servicios mínimos en esta primera jornada, ya que se les enviaron las comunicaciones durante el fin de semana y con papeles escritos a mano.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats