Julio Martínez: "A pesar de la crisis los Centros Especiales han creado 2000 empleos desde 2011"

Julio,Martinez, presidente de la Fecet

Julio Martínez es el presidente de la Federació de Centres Especiales de Treball de Catalunya (Fecetc). Tiene 67 años. Toda su vida profesional la ha dedicado al trabajo de inserción mediante actividad económica de personas con discapacidad a través de los Centros Especiales de Empleo (CEE). Julio es educador social y desde siempre se ha dedicado a generar actividad económica a través de la economía social.

El síndrome de Down y la ilusión contagiosa por trabajar

El síndrome de Down y la ilusión contagiosa por trabajar

Usted ha estado relacionado toda la vida en el ámbito de los Centros Especiales de Trabajo y ahora preside la Federación, la Fecetc.

Una vez terminé mi actividad profesional, la junta de la federación me propuso si me interesaba presidir la entidad, y yo dije que encantado, porque hay proyectos que vale la pena seguir adelante. Por ejemplo, la definición del modelo de los centros catalanes de trabajo especial.

La próxima pregunta casi me la dicta usted: ¿qué es la economía social?

Es sencillo, es otra forma de hacer economía. Al servicio de las personas, una economía democrática, de participación.

Dígame de entrada ¿que es la Fecetc?

La Fecetc, Federació Catalana de Centres de Treball Especial, es una patronal, de un tipo de empresas donde el 70% de sus empleados son personas con alguna discapacidad. Un Centro Especial de Trabajo es una empresa, que opera en el mercado. La ley catalana, la Ley de Integración Social del Minusválido (LISMI), que es de 1985, define claramente lo que son los CET.

¿Cuántos CET hay en Catalunya?

Actualmente en Catalunya hay más de 210 Centros Especiales de Trabajo. Nuestra federación agrupa 67.

¿Hay otras federaciones?

Sí, hay otra federación, que se llama Dincat, que agrupa a unos 100 o 110 CET. Y ahora se ha constituido Feacem Catalunya, que es la patronal que representará todos los CET con domicilio social en Catalunya.

¿Y cuántos trabajadores hay contratados en los CET?

En Catalunya hay aproximadamente unas 13.000 personas que se ganan la vida en los CET.

Nosotros, la Fecetc representamos aproximadamente la mitad, se podría decir que nuestros centros son los medios - grandes, en cuanto a dimensión de empleo.

¿Cuál sería la facturación de sector, en conjunto?

No tengo el dato, pero haciendo un cálculo se puede pensar en unos 15.000 euros por puesto de trabajo, pero costaría mucho dar una cifra total, porque hay centros que están al mismo tiempo en dos o tres entidades.

Antes me hablaba del modelo catalán de CET, ¿puede desarrollarlo un poco más?

En Catalunya tenemos alrededor de 540.000 o 550.000 personas con discapacidad, de éstas con edad de trabajar y con capacidad para hacerlo, hay cerca de 220.000 personas. De estas 220.000 personas en Catalunya hay 28.000 contratos. El paro de las personas con discapacidad roza el 70%. Por tanto, el CET como empresa se revela como una de las más importantes formas de inserción socio-laboral. De hecho, en los CET la contratación de personas con discapacidad ha triplicado la que se ha producido en el conjunto de la economía catalana.

Por cierto, en Catalunya según la LISMI, las empresas deberían tener al menos un 2% de sus trabajadores con discapacidades. Esto, no parece que se cumpla.

La ley dice que en Catalunya unas 50.000 empresas deberían cumplir con la reserva del 2% de sus puestos de trabajo para discapacitados. El incumplimiento de la LISMI produce un déficit de miles de puestos de trabajo para personas con discapacidad que no se han cubierto. Por tanto, es importantísimo definir el modelo de los CET en Catalunya. Es decir, hasta que el mercado no cumpla la normativa legal que nos hemos dado en este aspecto los CET se revelan como fundamentales.

¿Los gobiernos en Catalunya muestran sensibilidad en este sentido?

En el año 2009, tal vez viendo la situación de crisis que se acercaba el gobierno del tripartito aumentó un 25% las subvenciones a los CET. Se hizo con una condición: que se estructura para tener una cierta homogeneidad con criterios de cierta colectivización: compras en grupo, economía de escala, etcétera. Entonces se constituyó una mesa donde estaban presientes todas las entidades representantes de CET, que no son sólo patronales.

¿Y que se decidió en esa mesa?

Llegamos a preacuerdos de mínimos para poder juntarnos y presentar una alternativa colectiva. Sin embargo, se acaba el tripartito y comienza la época de Artur Mas y la tabla de CET no se ha vuelto a reunir. Lo hemos exigido reiteradamente, pero ha sido imposible poder encontrarnos de nuevo y continuar trabajando en esta línea de homogeneización y trabajo conjunto. Hemos perdido dos legislaturas de evolución y de posible avanzada. Lo único que hemos podido hacer es la constitución de Feacem.

La crisis ha llegado y supongo que os ha golpeado de manera dura, ¿verdad?

La crisis ha afectado, hasta el punto de que algunos CET han cerrado. Antes de la crisis seríamos unos 220. La crisis ha afectado mucho a aquellas entidades pequeñas, sin estructuras de gestión innovadoras, muy dependientes de la subvención.

¿Puede poner ejemplos?

Sí, y también cifras. En estos momentos hay algunos CET que contablemente estarían en quiebra técnica. No se cierran por su contenido social. Y también por la problemática social que se produciría si se cerraran. No se puede decir al alcalde de un pueblo: tu CET es ruinoso, se debe cerrar. Pero, si estuvieran coordinados todos los CET, sí se podrían reabsorber estos tipos de centros que están en la situación que describo. Y vamos a las cifras, un CET sería sostenible a partir de 100 puestos de trabajo ya partir de una facturación de 24.000 euros por puesto de trabajo. La realidad es que hay algún CET que factura sólo 2.500 euros por puesto de trabajo / año.

Por lo tanto, para mantener estos centros ¿como se hace?

Pues, con ayuda de los padres, apoyo de los municipios, subvenciones, etcétera. Y la crisis aquí ha sido decisiva. Sin embargo, en la crisis ha incrementado el número de trabajadores contratados. Si se miran las cifras, hay cerca de 2.000 trabajadores más. El crecimiento se ha producido a pesar de que las ayudas se congelaron en mayo de 2011. Por lo tanto, ahora hay muchas personas trabajadoras en CET que no reciben ninguna subvención, sólo la bonificación de la Seguridad Social.

¿Los CET tienen muchas subvenciones?

Hoy sólo tienen dos. Antes tenían menos cinco. Hay que decir que en España se mantienen los cinco tipos de subvenciones, pero aquí sólo quedan dos. Aquí en concreto, las ayudas son el 50% del salario mínimo y la subvención de la Seguridad Social.

¿Supongo que en estos momentos el CET deben sufrir por falta de financiación?

La situación aquí es que muchos CET han comido prácticamente los activos. Esto quiere decir que hay mensualidades que no se pagan o se pagan cuando se puede. Hay algunos mecanismos de financiación solidario, tipo Coop 57 o Fiare, que ayudan en algo, pero realmente es muy complicado salir adelante. Me consta que en algunos centros la financiación proviene de avales que suscriben familias, o profesionales que trabajan en estas entidades. Es una situación que va en detrimento de la amortización de las inversiones y hace los centros cada vez más improductivos.

¿Lo que me cuenta se contradice con el crecimiento que antes me indicaba?

No está en contradicción porque en estos tiempos ha crecido la responsabilidad social de las empresas ,. Hay que decir que en algunos casos ven los centros como mano de obra barata, y en otras su mirada tiene que ver con la cooperación y la responsabilidad social.

¿Tengo entendido que tiene un problema con la Generalitat respecto a las subvenciones que se le deben?

Es que la Generalitat no reconoce una deuda si no está en papel. Nuestra federación argumentamos que hay leyes que fijan con claridad lo que debe recibir cada puesto de trabajo. Si esto no se cumple, no se cumple. La respuesta es la que he dicho, sólo se reconocen las deudas si antes ha habido un documento en este sentido.

Porque, ¿como se financian las subvenciones públicas a los CET?

El dinero se decide en la Conferencia Sectorial, donde están todas las comunidades autónomas. Este organismo destina una cantidad económica en políticas activas. Y de esta partida se desprende una segunda que se dedica a colectivos con especiales dificultades. Si esto se aplica a los CET y se divide la cantidad destinada por el número de trabajadores totales salen unas subvenciones determinadas. Sin embargo, si este cálculo se aplica en Catalunya, resulta que llegan menos dinero. Este es un tema de negociación, quien en Madrid, como se negocia, todo ello, el de siempre.

Escuche, parece que una vez hecha la LISMI, que dice que las empresas deben contratar al menos un 2% de trabajadores con discapacidad, luego se crean todo de mecanismos para obviar este objetivo.

En Catalunya el déficit son 13.000 puestos de trabajo. Si sumamos el incumplimiento de la LISMI de empresas públicas y privadas sale la cifra que he dicho. La LISMI la cumplen menos del 50% de las empresas. Sin embargo, se han creado medidas alternativas para cumplir la normativa. Y aquí hay una contradicción, porque mientras que la empresa ordinaria es la que incumple la ley, quien debe realizar toda la tramitación, presentar las memorias, todo, son los CET. Porque se trata de hacer una alianza entre una empresa y un CET pero es el CET quien tiene que hacer todas las tareas burocráticas que, a veces no se pueden asumir por estructuras débiles como las de los centros.

La alternativa a esta situación, ¿cuál sería?

Por ejemplo, aplicar las cláusulas sociales. Aplicar este principio, que haría que, las administraciones y las empresas convencionales tuvieran que contratar una parte de su actividad con la economía social, daría salida a buena parte de la problemática que nos ocupa. Cláusulas de este tipo se han hecho en el ayuntamiento de Barcelona a través de un decreto de alcaldía, pero podrían aplicarse desde muchos más lugares.

Explique la característica de ser una agrupación de Centros de Trabajo y reivindicarse como una patronal.

De entrada hay una anomalía porque nosotros nos consideramos parte de la economía social y este sector no está reconocido como interlocutor social, que no está representado en ninguna mesa de negociación. Pero nosotros como conjunto de empresas incluidas en la denominación de CET, pero que son originalmente empresas ,. Ahora bien, como las relaciones laborales se rigen por convenios colectivos que son los que fijan la mayor parte de aspectos de la relación laboral. Por este motivo, para hacer valer la especificidad de nuestro ámbito, participamos en las negociaciones para evitar que la desregulación convirtiera nuestro ámbito en un terreno abonado para las locuras. Curiosamente en Catalunya hay dos convenios en los CET, uno de los psíquicos, y el segundo de físicos.

Hemos trabajado más y hemos llegado a formar parte de la junta de Fomento, primero estábamos de forma indirecta pero ahora ya estamos de pleno derecho, lo que nos permite trabajar en favor de la responsabilidad social, la visibilidad de los CET, que son reconocidos hoy como empresas que trabajan con discapacitados, pero que son empresas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats