eldiario.es

9

La candidata de Ciudadanos dice que, si tienen suma de votos, van a promover "el cambio" en Castilla-La Mancha

Emiliano García-Page no desveló su preferencia a la hora de llegar a posibles acuerdos de gobierno: "El pacto que quiero es con la gente".

García Molina, Núñez y Arias dejaron claro lo obvio: El primero con un rotundo 'No' a las derechas y los dos últimos "ni con comunistas ni con socialistas"

Foto: Ismael Herrero

Foto: Ismael Herrero

En los últimos compases del debate a cinco, el primero en la televisión pública de Castilla-La Mancha, se producía la obligada pregunta de posibles pactos post-electorales, ante la previsible falta de mayorías absolutas. 

El presidente de Castilla-La Mancha y candidato del PSOE, Emiliano García-Page, no ha desvelado su preferencia en cuanto a posibles pactos, si bien ha avisado de que Ciudadanos pide el voto para que los socialistas no pacten con Podemos, y viceversa.

"Por definición tengo que escuchar a todo el mundo. El pacto que quiero es con la gente. No es lo mismo pactar porque no queda remedio que tener vocación, y yo la tengo", ha dicho. En todo caso, ha recalcado que, según las encuestas, o preside él o "el heredero de Cospedal".

José García Molina, el candidato de Unidas Podemos y también parte del Gobierno actual en la región, reprochó a Emiliano García-Page haber dicho “públicamente” que “va a pactar con Ciudadanos”. De todos modos, no quiso negar un posible pacto con el PSOE, pero sí con partidos como Vox o PP. “Nos gustaría gobernar en solitario, pero ese tiempo de las mayorías absolutas ha pasado y no creo que vaya a volver. Se ha impuesto una política de negociación y de acuerdos”, afirmó. De todos modos, ha asegurado que “no van a permitir ni por activa ni por pasiva que gobiernen las derechas” y defendió el voto a Unidas Podemos como “garantía para un gobierno de progreso”.

El primer pacto de Vox, afirmó su candidato Daniel Arias, será con las personas. “Nos voten o no”, afirmó el aspirante a la presidencia de la Junta de Comunidades, que aseguró que deben gobernar “para toda Castilla-La Mancha”. Eso sí, una cosa es segura: Vox no pactará ni con el “comunismo ni con el socialismo”. “Tenemos muy claro lo que no queremos para Castilla-La Mancha.  No queremos más atrasos, no queremos gasto público, no queremos una deuda pública per cápita de más de 7.000 millones de euros”, concluyó.

La candidata de Ciudadanos, Carmen Picazo, ha resaltado que el “enfrentamiento entre PP y PSOE nos ha llevado a la región a estar siempre en el vagón de cola” y acusó de este modo a “los extremos” a “amenazar con romper la convivencia”. Por eso, abogó por una “España unida” y que necesita de una Castilla-La Mancha también unida, “con un proyecto común”. Y, de este modo, resaltó que si los votantes les dan “la confianza y nos dan la suma, nosotros vamos a producir ese cambio”. “Vamos a reforzar la comunidad, contra los sablazos de Sánchez y contra sus socios que quieren romper la comunidad. Vamos a poner a Castilla-La Mancha por delante”.

El ‘popular’ Francisco Núñez advirtió de que la gente está “muy pendiente”, pero que él es una persona “muy honesta y que “siempre ha cumplido con su palabra”. En este sentido, aseguró que no pactaría ni con Podemos ni con PSOE, rescatando las fotos de José García Molina con Oriol Junqueras y la de García-Page con una mujer con un burka, en Toledo. “Quiero cambiar Castilla-La Mancha, quiero que nos den su confianza, sus votos y su apoyo para hacer un verdadero gobierno en coalición con la sociedad”. 

El minuto de oro

El debate se cerró con el 'minuto de oro' para los cinco candidatos y que abrió el candidato socialista, Emiliano García-Page. "No pido agradecimiento por lo que hemos hecho", decía a la audiencia, sino que su acción de gobierno en los últimos cuatro años "me sirve de aval para pedir otros cuatro años".

Pidió a los castellano-manchegos "terminar" la labor de "reconstruir" así como "estabilidad" para evitar que "pueda terminar pasando como en Andalucía"

"Tengo muy claro, clarísimo, que las personas van por delante, las personas que más lo necesitan y esperan empleo, ayudas a la discapacidad,mejoras en sanidad, educación y, en definitiva, mejoras para todos los servicios que nos hacen mejores personas y más iguales".

José García Molina, en su última intervención ha apelado a los indecisos y a aquellos que piensan que las elecciones “dan igual” para recordar que el mandato de las urnas hace cuatro años fue “echar a Cospedal y gobernar para cambiar”. “Obedecimos y ahora la gente de izquierdas debe estar más unida que nunca”, ha concluido.

El candidato del PP, Paco Núñez, apeló a sus orígenes y a su gestión como alcalde. "He trabajado  muchísimo para pagar mis estudios en el bar familiar donde aprendí que la honestidad, el trabajo y el esfuerzo lo era todo". 

También invocó a su condición de "padre, marido y amigo" y declaró su intención de "dedicar su vida a trabajar por Castilla-La Mancha" y "dejarse la piel" recorriendo pueblos y ciudades en los que aplicar "modernidad y vanguardia". 

Ha reconocido que en el PP "hemos cometido errores, pero hemos aprendido la región" y sostiene que "hay sitio" para todos los que quieran confiar en "un proyecto de cambio para Castilla-La Mancha" y llevar a la región " a las mejores cotas". 

La candidata de Ciudadanos, Carmen Picazo, señaló de entrada los motivos personales de llegada a la política. “Muchos me preguntaron: ¿Estás loca? Y lo hice precisamente porque tenía tres hijos”.

“No vine a tenerle miedo a la política, sino porque creo en el futuro”, decía, insistiendo en el mensaje de que Ciudadanos quiere “una Castilla-La Mancha del siglo XXI” y el voto para la formación naranja es el voto a la “modernidad”. Para lograr su objetivo, prometía, “me voy a rodear del mejor equipo posible para llevarlo a cabo” porque “creo en Castilla-La Mancha, en ustedes”. Terminó con el ya conocido slogan de la formación: “¡Vamos Ciudadanos! ¡Vamos Castilla-La Mancha!”

Daniel Arias ha comenzado su 'minuto de oro' afirmando estar "muy contento" de haber acudido a Castilla-La Mancha Media (CMM) a pesar de que su formación defendía el cierre de la cadena pública si alcanzaba el poder. Ha señalado que el probable gobierno socialista que se forme en España para la próxima legislatura hace necesario que los que se generan en "las comunidades autónomas sean un dique de contención". "Hemos venido para servirles -a los ciudadanos- y hemos salido de nuestros trabajos para estar con ustedes. Sabemos lo que es la vida real", ha defendido Arias, que ha dicho que "Vox viene a dar lo más importantes que puede dar un gobierno: libertad y confianza".

Esta noticia se ha elaborado con informaciones de Alicia Avilés Pozo, Fidel Manjavacas, Francisca Bravo y Carmen Bachiller

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha