El cooperativismo valenciano se moviliza para captar 842 millones de los fondos europeos de recuperación

Representantes del cooperativismo valenciano con el president Ximo Puig y miembros del Consell.

La Confederació de Cooperatives de la Comunitat Valenciana (Concoval) y la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo han movilizado al sector cooperativo valenciano para captar financiación europea por valor de 842 millones de euros del Mecanismo Europeo de Recuperación y Resiliencia, cuyo elemento central es el programa NextGenerationEU.

Las acciones planteadas abordan la transición energética, la digitalización y la economía circular, con las que se contribuirá a la modernización de las cooperativas valencianas y al mantenimiento de los cerca de 80.000 puestos de trabajo que generan, además de prever la creación de 1.947 nuevos empleos.

El trabajo realizado por la Dirección General de Emprendimiento y Cooperativismo junto a Concoval tiene su punto de partida en el Fent Cooperatives (Plan de Apoyo y Fomento del Cooperativismo de la Comunitat Valenciana), que fue presentado en noviembre de 2020 en sede de Presidencia de la Generalitat. El documento elaborado, que está alineado con la Estrategia de Recuperación de la Comunitat, se ha centrado en los retos de transformación del modelo productivo que marca la Unión Europea: transformación energética y ecológica, transformación digital y resiliencia.

Hay una gran expectación ante la inminente llegada de fondos europeos y probablemente está justificada, porque el programa Next Generation supondrá un punto de inflexión para la economía española. En este contexto, el presidente de la Confederació de Cooperatives, Emili Villaescusa, hace una llamada a la sensatez: “Esto va a requerir un esfuerzo importante del sector privado: el dinero no va a llegar gratis. Es importante estar preparados, porque el verdadero reto lo tienen nuestras empresas, que son las que han de asumir la necesidad de transformarse y hacerlo en clave de desarrollo sostenible, tanto desde el punto de vista económico como social y medioambiental”. También alerta el presidente de Concoval de la dificultad que entraña la gobernanza de las ayudas: “Los fondos tienen que llegar al núcleo de nuestra economía, que son las pequeñas y medianas empresas, segmento en el que se encuentran la mayoría de las cooperativas valencianas. Está bien que haya grandes proyectos con grandes empresas, pero la transformación será un espejismo si no se complementa con proyectos que alcancen a las pymes y, para ello, es imprescindible una gobernanza descentralizada que cuente con los recursos de las comunidades autónomas y que desarrolle las acciones en clave territorial”.

Por su parte, el conseller Rafael Climent ha destacado que “este documento ha supuesto un gran esfuerzo de colaboración, puesto que el sector cooperativo se ha unido para poder garantizar la capilarización a las cooperativas más pequeñas. La contribución del cooperativismo a la estrategia de recuperación valenciana se ha trabajado transversalmente y se ha ido adaptando a las diferentes manifestaciones de interés, como la referida en las comunidades energéticas locales, o el actual de digitalización”.

Proyectos del cooperativismo valenciano

El programa desarrollado incluye ocho proyectos: creación de comunidades energéticas locales; lucha contra el despoblamiento rural (reto demográfico); economía circular en el sector agroalimentario y de distribución comercial; transformación en cooperativas de trabajo asociado de empresas mercantiles en crisis (Salva tu Empresa); desarrollo de la colaboración público-privada con cooperativas (Base Viva); impulso de las cooperativas de plataforma; digitalización; y, por último, sistema integral de tratamiento y recogida de residuos textiles (Acción Circular).

El proyecto de mayor envergadura entre los presentados es el relacionado con las comunidades energéticas locales, que pretende movilizar 546 millones de euros en inversión y prevé generar 840 nuevos puestos de trabajo. La fórmula natural de la comunidad energética local es la cooperativa, porque da mayor seguridad jurídica y además es un modelo ya contrastado y en uso. El proyecto presentado plantea avanzar en la incorporación de las administraciones locales, pero la semilla para formar las comunidades energéticas debe ser la cooperativa existente en cada municipio.

Desde la Conselleria se ha impulsado también un proyecto en el que el cooperativismo se alía con otras fórmulas de economía social. Acción circular propone una visión integral del reciclaje del textil, el 80% del cual está siendo llevado a cabo actualmente en la Comunitat por las empresas de inserción, que deben de continuar actuando como un agente principal en el diseño e implementación de los futuros Sistemas de Responsabilidad Ampliada.  

Etiquetas
Publicado el
29 de abril de 2021 - 22:04 h

Descubre nuestras apps

stats