10 pescados buenos, bonitos y baratos que no te puedes perder este invierno

Pescados en la lonja

Claro está que un mero o un rodaballo salvaje pueden ser caros, pero no así todos estos pescados azules, con sus recomendables cantidades de Omega 3 o los semigrasos, que están a medio camio entre los blancos y los azules y constituyen la base de un plato único junto con una buena guarnición de patatas o verduras. 

Diez sencillos consejos para comer pescado evitando los metales pesados

Diez sencillos consejos para comer pescado evitando los metales pesados

En este artículo indagamos en diez especies de pescado cuyo valor nutritivo y calidad gastronómica es más que interesante, pero que no tienen un precio prohibitivo. 

Pescados azules, abundantes y nutritivos

1. Caballa

También llamada sarda, verdel o verat, la puedes hallar en conserva, pero es más económica fresca. Su temporada es de febrero a mayo, se obtiene por pesca extractiva del Mediterráneo o del Mar del Norte y tiene un rango medio de espinas, solo la central y algunas pequeñas en los laterales. 

Para que te hagas una idea del sabor, se asemeja al jurel y al bonito. Pídela destripada y podrás cocinarla a la plancha, al horno, en escabeche, en salazón, cocida y en ensalada. A 3,95 euros el kilo.

2. Jureles

Se venden enteros porque no son muy grandes, y pídelos destripados si no te gusta limpiar pescado. Es otro pescado azul proveniente de pesca extractiva durante los meses de abril a octubre en el Mar Mediterráneo y se hace frito o a la plancha. Un kilo te saldría por 4,5 euros.

3. Sardina

La niña bonita del mar por su valor nutricional y su sabrosura. Se pesca de forma extractiva de mayo a octubre, en el Mediterráneo o en el Golfo de Cádiz, pueden ser más grandes o más pequeñas, las cuales concentran más su potente sabor y sus espinas, si están bien fritas, te las puedes comer. También están espectaculares a la brasa, a la plancha, al horno o en escabeche. Suelen costar unos 3,95 euros el kilo

4. Boquerón

Se pesca extractivamente en el Mediterráneo de febrero a noviembre y también puede ser de diversos tamaños: los pequeños se comen rebozados y fritos, al estilo andaluz que te desvelamos en este reportaje. Los grandes sirven para la plancha; y los medianos son perfectos en vinagre o adobados. En los supermercados, frescos, cuestan unos 5,50 euros el kilo.

5. Trucha

Otro pescado azul de la familia Salmonidae que desarrolla buena parte de su vida en aguas costeras y regresa al río para su reproducción. En la pescadería, la encontrarás como trucha común, reo, de lago, trucha arcoiris, blanca o asalmonada; y de sabor es más terrosa que el salmón. Pídela destripada para la plancha o incluso ya fileteada para escabecharla. El kilo puede salir por 7 euros.

6. Salmón

El más jugoso de los pescados azules lo puedes comer a lo largo de todo el año porque se cría en piscifactorías, por eso es más económico que el salmón noruego salvaje. Las espinas son grandes y visibles, pídele al pescadero que te separe la cabeza para fumet para la paella y la espina central para tostarla a la plancha, que tiene un montón de carne. 

Si lo congelas previamente durante cinco días, te sirve para hacer tartar o sashimi o sushi; está delicioso marinado como te indicamos aquí y a la brasa o a la plancha. Sale más barato entero, a 7,50 euros el kilo, que a rodajas sueltas, pues subiría a 11,95 euros el kilo.

A caballo entre el pescado blanco y el azul, los semigrasos

7. Corvina fresca

Es un pescado semigraso, de carne blanca, que puedes comer todo el año porque se fomenta su reproducción siguiendo técnicas de acuicultura en agua dulce o salada. Como es grande, se distingue muy bien su espina central y debes pedirla destripada, escamada y con la cabeza, útil para fumet. 

Suele hacerse a la brasa, a la plancha o al horno, pero atrévete con ella para un ceviche como los de estas recetas. Si el peso aproximado de la unidad es de 1.500 g, a 7,95 euros el kilo, te sale por unos 11,93 la pieza.

8. Dorada y lubina

Dos pescados semigrasos disponibles todo el año gracias a la acuicultura mediterránea. También es muy fácil quitarles la espina central y están sabrosas a la brasa, a la plancha, al horno o a la sal. Para ello, has de pedirlas preparadas a la espalda, destripadas, escamadas y abiertas en libro. El peso aproximado de la unidad es de 500 g, a 6,50 euros el kilo, te costaría 3,25 cada una de ellas.

9. Morralla fresca

Digamos que no se llama morralla por casualidad sino porque son los pequeños peces de roca que no se pueden comercializar como tales, pero tampoco se van a tirar pudiendo hacer un caldo de pescado para paellas, fideuas o sopas, filtrando sus espinas una vez han soltado su sabor, claro. 

Ahora bien, las morrallas de calidad enharinadas y bien fritas son una gozada. Puedes encontrar cintas, cangrejos blancos, arañas, galeras, escórporas de la familia del cabracho, gallinetas, etc. a un precio medio de 6,96 el kilo, es decir, unos 250 g te costarán 1,74 euros.

10. Bacaladilla

La bacaladilla es un pescado blanco, mediano, de textura blanda y muy sabroso, que se pesca en el Mediterráneo y el Cantábrico. Es perfecta para fritura, horneada o en filetes a la plancha. Y cuesta menos de 3 euros el kilo.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
14 de noviembre de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats