eldiario.es

Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

Siete errores que cometes al hacer la maleta

Viajar con exceso de equipaje o sin lo necesario para disfrutar de tus vacaciones puede estropear tus días de descanso.

Aprende a organizarte para conseguir la maleta perfecta.

- PUBLICIDAD -
No cometas estos siete errores al hacer tu maleta.

No cometas estos siete errores al hacer tu maleta. Gtres

El mundo se divide en dos clases de personas: las que saben organizar perfectamente su equipaje y optimizan el espacio en la maleta, y las que acaban sentándose encima para poder cerrarla. Las que tienen claro qué es lo más importante para su viaje y llevan todo lo que tenían pensado, y las que no saben qué meter hasta el último momento… y, aún así, dejan en casa lo que de verdad necesitan. Si cada vez que sales de vacaciones temes enfrentarte al inevitable momento de hacer la maleta, te ayudamos a no repetir los errores más comunes de la mano de El Corte Inglés. Recuerda que vas a disfrutar de unos días de relax y desconexión, así que mejor tómatelo con calma y con cabeza.

1. No planificar lo que te vas a llevar

Es importante que antes de empezar a colocar la maleta saques y tengas a la vista todo lo que te vas a llevar. Resulta muy útil realizar una “check list” para que no te olvides de nada. No improvises sobre la marcha, olvídate de los “por si acaso” y ten en cuenta factores como la climatología que te espera, el medio de transporte en el que te vas a mover y las actividades previstas.

2. Elegir a maleta equivocada

Elegir bien la maleta depende de la duración del viaje. Si es una escapada de pocos días y vamos a coger un avión, necesitaremos un tamaño de cabina que cumpla con las medidas de 55x40x20 centímetros para no tener que facturar. Optar por otros formatos como mochilas, trolleys medianos o más grandes ya es cuestión de nuestras necesidades. Las hay rígidas, expandibles, ligeras con ruedas y asas e incluso maletas de tamaño XXL de más de 80 centímetros de altura y con capacidad superior a los 100 litros.

Escoge el tamaño de la maleta según tus necesidades y la longitud del viaje.

Escoge el tamaño de la maleta según tus necesidades y la longitud del viaje. STIL - Unplash

3. Doblar la ropa con arrugas

Gracias a la gurú del orden Marie Kondo, hemos aprendido a doblar camisetas en forma de rectángulo, y a enrollar los pantalones para que queden como paquetes y ocupen menos espacio. Con este método conseguiremos también que la ropa se arrugue menos dentro de la maleta.  

4. No escoger el neceser adecuado

Lo más importante es que el material del  neceser sea de un tejido impermeable por si se derrama algún líquido. Usa botes de plástico que cierren bien o incluso séllalos con cinta aislante. De todos los productos cosméticos y de higiene que existen, en el mercado podemos encontrar sus correspondientes minitallas para así llevar lo justo y necesario, sobre todo si no queremos sobrepasar en el aeropuerto la regla de los 100 ml como máximo en el equipaje de mano. Si vas a la playa, no olvides llevar  protector solar ni un botiquín con básicos como tiritas o analgésicos.

5. Distribuir mal el espacio

A la hora de colocar de manera eficaz la maleta, lo más pesado debe ir abajo. El neceser y también los zapatos, que pondremos cerca de las ruedas para que no aplasten el resto del equipaje y separados en bolsas para que no ensucien la ropa. Después guardamos los pantalones, las faldas y las camisetas, y en la capa de arriba lo más delicado. Un truco es envolver las prendas más delicadas en papel de seda para que lleguen como nuevas. La ropa interior, los bañadores y los bikinis es aconsejable llevarlos en una bolsa de tela.

Recuerda: lo más pesado de la maleta debe ir siempre debajo.

Recuerda: lo más pesado de la maleta debe ir siempre debajo. Arnel Hasanovic - Unplash

6. Olvidar en casa los artículos de ocio

Lo ideal es que descanses del móvil y de las redes sociales durante las vacaciones, así  que no olvides incluir en la maleta  esa novela que tantas veces te han recomendado. Además, no hay nada como un buen libro de bolsillo para evadirnos a la orilla del mar, el verano es la época ideal para sumergirnos en el placer de la lectura. También puedes aprovechar el viaje para engancharte a la  serie de moda de la que todo el mundo habla.

7. Viajar sin los imprescindibles

También hay que dejar espacio para una serie de  imprescindibles que no pueden faltar en nuestro equipaje cada verano: gafas de sol, sombreros, alpargatas... Podemos aprovechar los huecos libres para artículos pequeños como pañuelos o cinturones, que pueden ir estirados a lo largo del perímetro de la maleta. La bisutería y las joyas es mejor que vayan dentro de cajitas o pastilleros, y acuérdate de accesorios como almohadas de viaje, fundas para el pasaporte y documentos, identificadores para las maletas y cargadores para la cámara, el móvil o la tablet.

Porque no te mudas de casa y solo te vas de vacaciones, sé práctico, no te frustres y mete en la maleta solo lo que usarás ¡nada más!

Contenido ofrecido por El Corte Inglés.
- PUBLICIDAD -