La portada de mañana
Acceder
Los conservadores europeos, en decadencia tras su mínimo en Alemania
Entrevista - Maixabel Lasa: "Perdonar tiene connotación religiosa y yo soy agnóstica"
Opinión - Algo pasa con Escrivá, por Esther Palomera

Sobre este blog

Los seres humanos hacemos la historia en condiciones independientes de nuestra voluntad.

El tiempo de la renovación se agota

El presidente del Supremo ve inadmisible decir que España reprime a políticos

53

El CGPJ no se renueva porque no quieren Pablo Casado primero y Carlos Lesmes, después. El primero justifica su posición de una manera y el segundo de otra distinta. Pero ambos comparten el mismo diagnóstico: con la composición actual de las Cortes Generales es preferible que no haya renovación. 

Bastaría con que uno cambiara de opinión para que la renovación fuera insoslayable. Pero mientras ese cambio de opinión no se produzca, el CGPJ continuará como está. 

Tanto el uno como el otro lo saben. Bastaría que Carlos Lesmes le comunicara a Pablo Casado su intención de dimitir de su cargo, para que se acabara el bloqueo. Si no lo hace, es porque prefiere continuar en la situación actual, que le permite proseguir haciendo discursos como el que ha hecho esta mañana en la apertura del año judicial.

La norma para la renovación del CGPJ en 2021 es la misma de la que se hizo uso en 2013. Es una norma aprobada por el PP, que tenía mayoría absoluta para poder hacerlo. Y es prácticamente seguro que el ministro de Justicia de entonces, Alberto Ruiz Gallardón, consultó con Carlos Lesmes el contenido de la misma. Ni Casado ni Lesmes tienen, en consecuencia, legitimidad alguna para exigir la reforma de la fórmula de elección como condición previa para la renovación.  

El tiempo de la renovación se agota. Quedan algo más de dos años para la convocatoria de las próximas elecciones generales. Cuanto más se aproxime la fecha de las elecciones más difícil será alcanzar un acuerdo para la renovación del CGPJ. O la renovación se produce antes de que acabe el 2021 o prácticamente podemos olvidarnos de que vaya a producirse. En 2022 empieza de nuevo el ciclo electoral con las elecciones andaluzas en diciembre y en 2023 hay elecciones municipales y autonómicas en mayo y generales en noviembre. ¿Se va a poder llegar a algún acuerdo en tales condiciones?

Y si se va a unas elecciones generales con un CGPJ sin renovar, ¿será posible hacerlo después? No es solamente la renovación, sino la propia supervivencia del CGPJ lo que se está poniendo en cuestión.

Pero es que hay más. Si no se renueva el CGPJ, no se van a renovar los cuatro Magistrados del Tribunal Constitucional con el mandato ya caducado, ni se va a producir la renovación del Defensor del Pueblo, ni del Tribunal de Cuentas. ¿Se podrá hacerlo después?

Solamente Pablo Casado y Carlos Lesmes pueden poner fin a la situación agónica en la que están entrando todos los órganos constitucionales para los que se exige mayoría cualificada en la elección de sus miembros. Porque de la renovación del CGPJ depende la de todos los demás.

Veremos. 

Sobre este blog

Los seres humanos hacemos la historia en condiciones independientes de nuestra voluntad.

Etiquetas
Publicado el
6 de septiembre de 2021 - 22:46 h

Descubre nuestras apps