eldiario.es

Menú

Cultura

Mostrar nuevas propuestas, el objetivo de Juan Gaitán, comisario de ArcoColombia

- PUBLICIDAD -
Mostrar nuevas propuestas, el objetivo de Juan Gaitán, comisario de ArcoColombia

Mostrar nuevas propuestas, el objetivo de Juan Gaitán, comisario de ArcoColombia

La apuesta de Juan Gaitán, comisario de la participación de Colombia en ARCO como país invitado de honor, ha sido arriesgada pero, a la vista de lo que está ocurriendo, muy acertada.

Las diez galerías seleccionadas y sus artistas se han convertido en uno de los atractivos de la feria, que inauguraron oficialmente hoy los Reyes Felipe y Letizia.

Cuando Carlos Urroz, director del certamen, le invitó para que seleccionara galerías y artistas, Gaitán pensó "en cómo hacer esta presentación, teniendo en cuenta que hay creadores de mucho recorrido que están presentes habitualmente en la feria".

El comisario recordó, durante una entrevista con Efe, que decidió que "lo importante sería tener un grupo de artistas muy jóvenes, con menos recorrido, menos conocidos y que cuando la gente acudiera a las galerías, se sorprendiera y descubriera nuevas propuestas. Creo que ha sido un acierto".

Director del Museo Tamayo de México, Gaitán cree que normalmente, el arte colombiano tiene una interpretación previa, "lo que hace que incluso los comisarios, yo incluido, tendemos a buscar un tema y sobre él, una serie de obras o artistas. En este caso me pareció que lo mejor era ir en la dirección opuesta".

Por ello, seleccionó un grupo de artistas con unas propuestas diferentes "algunas las conocía y otras menos pero me interesaba también empezar a tener más relación con sus obras. Fue a partir de los artistas por lo que seleccione a las galerías".

La idea de Juan Gaitán es que, a través de ARCO, estos creadores jóvenes tengan acceso a otros medios "y ojalá desarrollen una proyección internacional. La feria es una buena plataforma y Madrid es un punto de entrada a Europa".

Durante años, la guerra y la violencia han sido temas predominantes; está temática sigue estando presente, pero no en todos los artistas ni de la misma forma.

"Los artistas de La Oficina, situada en Medellín, la tienen muy presente ya que es una ciudad rodeada de violencia, mientras que otros, como Catalina Jaramillo y Angélica María Zorrilla, de la galería Sextante, presentan dibujos con un interés mucho más personal e íntimo".

Joven pero con una importante trayectoria, Gaitán cree que, tras haber visto varias generaciones de artistas colombianos, lo más interesante de la actualidad, y que ha tratado de mostrar en ARCO, es "la diversificación. Me parece importante que un campo artístico, cualquiera que sea, se abra a diferentes posibilidades y que no sea dominado solo por una línea o por una semántica".

Veterana entre las galerías colombianas, La Oficina fue creada por Alberto Sierra quien desde sus inicios planteó un proyecto en el que dio voz a sus artistas. Pablo Gómez e Iván Hurtado han sido las apuestas del comisario para ARCO.

Ambos arquitectos, tratan la violencia, la guerra y sus consecuencias de diferentes formas. A Iván Hurtado le interesa reflejar "los resultados de la guerra, el hábitat destruido, las vidas truncadas", comentó a Efe el galerista.

Y lo hace convirtiendo en objetos de arte "elementos malditos de la guerra como las minas unipersonales. Colombia está llena de estas minas," que el artista lleva a sus dibujos y a sus esculturas, junto a otras consecuencias de la guerra", como puentes u oleoductos destruidos.

"Lo que le interesa es que, a través de estos objetos y de su visualización, se cree una conciencia", señaló Alberto Sierra, quien consideró que para salir de la situación de violencia "hay que reflexionar sobre la misma".

El proyecto de Pablo Gómez se titula "Gordon demolition". Con este nombre, y en un homenaje al artista Gordon Matta Clark, ha creado legalmente una empresa de demolición, a través de la que reflexiona sobre las ciudades y su futuro.

Gómez ha reproducido en cartón todos los útiles necesarios para una empresa de este tipo, que incluso ha recibido una petición para demoler el Palacio Botero de Medellín.

Completamente alejada de esta temática si sitúa Adriana Marmorek, en La Oficina. Su trabajo gira sobre el deseo y la energía sexual "la más potentes y la que más afecta a nuestras relaciones", según la artista.

Esculturas, vídeos, móviles sirven a la joven creadora para expresar unos sentimientos que también se reflejan en la pieza, ya vendida, que registra todos los tuit en los que aparece la palabra amor.

Las útiles de pintura convertidos en arte por Jorge Magyaroff y la reflexión de Manuel Calderón sobre el espacio reducido en el que habita el hombre contemporáneo a partir de las proyecciones en cajas de madera, ambos en la galería El Museo, destacan también en el recorrido por el arte colombiano.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha