eldiario.es

9
Menú

Cultura

Salvador Sobral: "Lo mejor de ganar Eurovisión fue cantar con Caetano Veloso"

- PUBLICIDAD -
Salvador Sobral: "Lo mejor de ganar Eurovisión fue cantar con Caetano Veloso"

Salvador Sobral: "Lo mejor de ganar Eurovisión fue cantar con Caetano Veloso"

Ganador de Eurovisión 2017 con una de las mejores canciones de la historia del concurso y una honestidad interpretativa que traslada a sus entrevistas, Salvador Sobral, héroe nacional en Portugal a su pesar ("lo viví como un trauma", reconoce), visita España para ofrecer una larga gira de conciertos.

"Eso y cantar con Caetano Veloso es lo mejor que me ha dado el festival", señala en una charla con Efe celebrada hoy en Madrid este joven músico que cosechó con la romántica "Amar pelos dois" la primera victoria lusa en el peculiar evento televisivo-musical.

Y eso que, según reconoce este confeso "autocrítico", "esa noche pensaba que había cantando muy mal".

Aquejado entonces de una dolencia cardíaca que requirió un trasplante, hoy ha dicho encontrarse "muy bien" tras "unos momentos horribles que ya pasaron".

"Es un proceso lento, pero estoy feliz y me siento sano", ha asegurado Sobral (Lisboa, 1989) en una rueda de prensa previa al encuentro con Efe, no exenta de ciertos momentos de tensión con los fotógrafos, en los que ha llegado a ausentarse brevemente.

De vuelta, se ha disculpado. "Las fotos me estresan, no sé por qué", ha dicho una vez que ha podido aferrarse al piano e interpretar una breve pieza en lugar de posar estático.

Quizás tenga que ver con esa necesidad imperiosa e inconsciente de no mostrarse forzado, la misma que le lleva a "hablar dos veces antes de pensar".

"¿Por qué habría uno de ser falso?", se pregunta retóricamente el mismo hombre que minutos antes confesaba: "No me siento gran compositor, soy un buen intérprete, quizás un día me entre una luz de inspiración increíble".

Es un Sobral sin filtros, como muestra su a veces intensa gestualidad al cantar. "La música me lo pide. No soy consciente ni de lo que hago", asegura.

La honestidad brutal de la que hace gala a veces le ha jugado malas pasadas, como cuando declaró que la entonces favorita para la victoria en Eurovisión 2018, "Toy" de la israelí Netta, no le parecía "muy buena".

La bola de esas declaraciones se hizo enorme y, al final, le tocó entregarle el premio como su sucesora. "Eso fue buenísimo, todo un baño de humildad", dice entre risas, antes de proclamar un dicho de su tierra sobre cómo se sintió en ese momento: "Por el culo caben tres piernas".

Sobral, que se dio a conocer en su país en un concurso de talentos musicales, terminó abominando de ellos. De hecho, asegura que "jamás en la vida" trabajaría como jurado en uno. "Antes, en el mundo de la restauración", subraya.

Sorprende por ello que, a propuesta de su hermana Luisa, autora de "Amar pelos dois", llegara a Eurovisión. "Es que la canción era preciosa", ha esgrimido.

"La contradicción es una gran parte del ser humano y hay que asumirlo. Fernando Pessoa lo hacía todo el tiempo. Me gusta ese lado ambiguo", declara.

Su victoria en el festival lo convirtió en un héroe nacional. "Lo llevé muy mal al principio, pero luego me fui acostumbrando", afirma Sobral, que tiende a huir a París cuando necesita anonimato. "En Madrid tampoco me reconocen, tendré que venir más", apunta después.

Ahora destaca las cosas buenas de su victoria, como la oportunidad de cantar junto al mismísimo Caetano Veloso en la última edición de Eurovisión. "Al inicio no lo disfruté. Era tanta la angustia que no me dejaba fluir, pero en el show me sentí más tranquilo porque me tomé dos copitas de vino", revela.

También le ha permitido tocar en espacios más grandes, como el Teatro Cervantes de Málaga el próximo miércoles, en claro contraste con otro concierto que dio hace tiempo en la ciudad, en un bar llamado El balneario, "con más músicos que público".

"Poder tocar ahora en lugares así supone una alegría enorme y un poquito más de dinero, pero también me gustaba cuando eran tres personas y, si esto resulta efímero y mañana vuelvo a tocar en bares, seré feliz igualmente", afirma.

Después de Málaga, en esta gira recalará el 5 de julio en el Festival Jardins de Pedralbes de Barcelona, donde hace años estudió en el Taller de Músics, y después en Valencia (Festival Internacional de Jazz, 7 de julio) y la localidad murciana de Cartagena (Festival La Mar de Músicas, 26 de julio).

Con un disco en el mercado, "Excuse me" (2016), presentará además sus nuevos sencillos, "Mano a mano" y el tema en español "Cerca del mar", que estrenará en breve.

Admirador de Benny Green y de Chick Corea, especial ilusión le hace formar parte del Jazzaldia de San Sebastián el 28 de julio, al que llegará antes de Pineda de Mar (14 de agosto), Madrid (Teatro Nuevo Apolo, 24 de septiembre) y Palma de Malloca (23 de noviembre, Festival Jazzvoyeaur), donde vivió y aún conserva muchos amigos.

Javier Herrero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha