La portada de mañana
Acceder
Defensa asume el gasto en sueldos de los 1.500 efectivos de la Guardia Real que sirven a la monarquía
Carpetazo a la Kitchen del PP, por Ignacio Escolar
La batalla por el legado de John McAfee
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El MACBA cancela una exposición por contener un retrato "inapropiado" del rey Juan Carlos

Haute Couture 04 Transport |  © Leo Eloy / Fundação Bienal de São Paulo

El Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA) ha cancelado una exposición La Bèstia i el Sobirà por "desavenencias" entre el equipo comisario y la dirección del centro, Bartomeu Marí. La manzana de la discordia es una escultura de la artista austriaca Ines Doujak y el británico John Barker titulada La bestia y el soberano donde se reproduce una imagen de un pastor alemán, la activista boliviana  Domitila Barrios y el rey Juan Carlos de forma que a la dirección le ha parecido inapropiada. La inauguración estaba programada para hoy martes y la dirección encontró la manzana el lunes.

Las cinco claves del escándalo del MACBA

Las cinco claves del escándalo del MACBA

Es la primera vez en más de 25 años que pasa algo así en el Macba, un museo que ahora mismo reproduce la Exposición Internacional de Arte en Solidaridad con Palestina que se inauguró en Beirut en 1978un monográfico del argentino Osvaldo Lamborghini que, según el propio museo, permite "comprender la punzante radicalidad de este artista aún no cartografiado por los relatos estéticos de los años ochenta". La punzante radicalidad de La bestia y el soberano -título copiado del último seminario de Jacques Derrida- ha sido demasiado para Bartomeu Marí, que vió la exposición ayer lunes por primera vez y "se dio cuenta que había una obra que no tenía que estar y pidió que se retirara".

La censura ha sido demasiado para los comisarios -Hans D. Christ, Iris Dressler, Paul B. Preciado y Valentín Roma- y los artistas, que se han negado a que la muestra se inaugure sin la obra programada. La exposición, una coproducción con la Württemberg Kunstverein de Stuttgart (WKV) con el apoyo de Kulturstiftung des Bundes, explora cómo las prácticas artísticas contemporáneas cuestionan y deshacen la definición de la soberanía política y cuneta con 30 artistas internacionales.

La exposición exploraba, según anunció el MACBA, cómo las prácticas artísticas contemporáneas cuestionan y deshacen la definición occidental y metafísica de la soberanía política a través de obras de los artistas internacionales más relevantes de los últimos quince años. Según Marí "las obras de arte son mensajes y hay determinados mensajes que no son apropiados que la institución emita" y que "las exposiciones deben estar de acuerdo con la línea editorial del museo". Esta obra se había presentado sin polémica en la 31 Bienal de Sao Paulo. Paradojiicamente, la alegoría en la que se basa la exposición consiste en la bestia, que supuestamente desconoce el derecho, y el soberano, el poder del cual reside precisamente en su capacidad de suspender el derecho.

Marí asegura que "he defendido, apoyado y estimulado esta exposición", con la que ha negado tener problemas. No ha querido dar su nombre ni explicar su contenido a la prensa. "Como las exposiciones son fruto de acuerdos entre artistas y comisarios e instituciones, que en este caso no han existido". Después ha recordado que el MACBA tiene una perspectiva "muy abierta" con relación a todos los temas estéticos y de la vida de nuestro tiempo, pero que en este caso considera que "no se adecuaba".

También ha dicho que lamenta mucho la situación porque en más de 25 años trabajando en el mundo del arte nunca antes había visto una cosa similar, y ha incidido en que, aunque ha tenido muchas discusiones con comisarios y autores, es la primera vez que no llega a un acuerdo. El director del MACBA ha reconocido que todavía no ha hablado con la artista y que tiene previsto hacerlo en breve para tratar de esta situación, que le parece lamentable, y explicarle personalmente los hechos, además de remarcar que el desacuerdo es entre el museo y los comisarios, y que como es el responsable ultimo, ha tomado una decisión con conocimiento de lo que implica y que lamenta muchísimo.

Sobre la exposición, ha dicho que se empezará a desmontar hoy mismo y que las obras de los 30 artistas que se iban a mostrar se devolverán a los prestadores, a los que se darán todas las explicaciones necesarias. Según el museo, los trabajos que se exponían en La Bèstia i el Sobirà, comisariada por  y que ayer ya suspendió su presentación ante la prensa, proponían otra forma de entender la libertad y la emancipación como procesos de redistribución de la soberanía.

Etiquetas
Publicado el
18 de marzo de 2015 - 13:07 h

Descubre nuestras apps