La portada de mañana
Acceder
España se asoma al colapso sin que haya llegado aún el impacto de la tercera ola
La extrema derecha violenta, sobre el futuro después de Trump: "Estamos solos"
Opinión - 14F, un 'spin-off' malo de octubre del 2017, por Neus Tomàs
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Tony Cokes reta en el MACBA a una reflexión crítica sobre el consumo de imágenes

Tony Cokes reta en el MACBA a una reflexión crítica sobre el consumo de imágenes
Barcelona —

0

Barcelona, 22 oct (EFE).- El artista visual norteamericano Tony Cokes, inventor de los denominados "videoensayos", reta al visitante del MACBA, hasta el próximo 7 de febrero, a reflexionar de forma "crítica" sobre cómo se "consumen y digieren" en la actualidad las imágenes, a partir de una veintena de sus obras.

En la primera exposición monográfica que se organiza en España del creador de Richmond, "Música, texto, política", el público podrá descubrir una veintena de vídeos, dos obras gráficas y tres grandes cajas de luz, con un total de más de cuatro horas de vídeo, desde el año 1988 y hasta 2019, con temáticas que incluyen desde el uso de la música como arma de tortura a la visibilidad o invisibilidad de la comunidad afroamericana.

La comisaria adjunta Anna Cerdà Callís ha reconocido este jueves en una visita al museo barcelonés con periodistas que se trata de una obra "compleja", de diversas capas, aunque "de entrada, es sencilla y atractiva".

Considerándose más un editor que un artista clásico al uso, Cokes ha desarrollado un estilo visual "preciso, reducido y potente", en el que subvierte jerarquías, cuestiona el concepto tradicional de autoría, "explora los roles de lector y editor" y "pide la implicación del espectador".

Para Cerdà Callís, lo que plantea el norteamericano con sus "ensayos con vídeo" es una "reflexión crítica sobre la imagen, sobre cómo la consumimos, la integramos en nuestro día a día, mostrando sus componentes, cuestionando la jerarquía con respecto al texto y la música".

A su juicio, Cokes "pone en cuestión por qué siempre la imagen es preeminente, el texto es un argumentario y la música es un soporte, y por qué no podría ser al revés".

En esta subversión de los discursos culturales y políticos, en sus vídeos el autor afroamericano incluye desde la música pop, la electrónica, el arte, la televisión y el cine, con músicas que pueden ir de Aretha Franklin a Morrissey, y proclamas de Malcolm X a Donald Trump.

El recorrido expositivo en el MACBA, que se inicia en la planta baja y termina en la segunda, lo primero que muestra es "Black celebration", una de sus obras más conocidas, de 1988, que incluye imágenes de disturbios por motivos raciales en diversas ciudades de Estados Unidos.

Esta pieza, junto con "Fade to Black", de 1990, le sirve para analizar cuestiones relacionadas con la representación racial y el capitalismo.

A la vez, ya cuestiona la forma en la que el espectador ve películas o cómo son el periodismo televisivo y los videoclips y la publicidad.

Autodefiniéndose como un "posconceptualista", Cokes se reconoce influenciado por diferentes artistas conceptuales, como Art &amp, Language, Adrian Piper, Lawrence Weiner y Jenny Holzer.

Ya en la segunda planta, en una pieza como "Selma" habla de imágenes sin utilizar imágenes, a la vez que exhibe algunos de sus videoclips, en los que ahonda en la música pop.

Anna Cerdà ha subrayado que Cokes siempre ha querido "alejarse de la figura y el rol del artista tradicional y se ha reivindicado como un editor, porque lo que hace es unir y yuxtaponer, no en un orden lógico, sencillo y evidente, desde textos teóricos a letras de canciones".

Materiales que tanto provienen de la alta cultura como de la cultura más popular, mientras que en la obra más musical utiliza la técnica del "remix".

Cerdà cree que "enseña los trucos de la construcción de sus obras, da a conocer la trampa que hay detrás de sus vídeos para que el espectador reflexione si todo lo que habitualmente consume no tiene también una construcción, aunque nos parezca que viene dado y sea la verdad".

Los organizadores de la muestra piden a los visitantes que lleven sus propios auriculares para ir escuchando las diferentes propuestas de Cokes e incluso admiten que, guardando las distancias debidas, puedan bailarse algunas piezas, especialmente, una en la que Aretha Franklin es protagonista absoluta.

Tony Cokes, en palabras de Anna Cerdà, piensa que la música "tiene un componente afectivo y emocional muy grande, de manera que, si bien la usa para despertar al visitante, también quiere generar con ella una sensación placentera".

Etiquetas
Publicado el
22 de octubre de 2020 - 14:56 h

Descubre nuestras apps

stats