eldiario.es

9
Menú

Compromís acusa al vicepresidente de la Diputación de obstruir la investigación sobre la trama Fitur de Alicante

La coalición valencianista ha reclamado al también presidente del Patronato de Turismo Costa Blanca, por tercera vez, 70 facturas de cinco empresas con este organismo

Observan una "voluntad maliciosa" de Eduardo Dolón de "dilatar el acceso a la información", un "exceso de burocratización sospechosa" para "dificultar la labor de fiscalización"

- PUBLICIDAD -
Eduardo Dolón (en el centro) en un acto en Fitur 2017

Eduardo Dolón (en el centro) en un acto en Fitur 2017

Compromís ha reclamado de nuevo al presidente del Patronato de Turismo Costa Blanca y vicepresidente de la Diputación de Alicante, el popular Eduardo Dolón, las facturas de cinco empresas que facturaron con el organismo autónomo y que actualmente está bajo investigación de la Fiscalía Anticorrupción. Es la segunda reclamación en este sentido que la coalición hace en el plazo de dos semanas para obtener este listado de más de 70 facturas; la tercera desde diciembre.

La coalición, "como es costumbre, se vuelve a encontrar con trabas burocráticas para acceder a la información del organismo que patrocina el turismo de los pueblos alicantinos y que podría haber alimentado conscientemente ( 3,2 millones) a una trama ilícita de empresas vascas durante la organización de ferias turísticas al menos entre el 2004 y el 2008".

La formación valencianista ha vuelto a presentar por registro de entrada un escrito reclamando una relación de facturas de empresas que trabajaron con el Patronato Costa Blanca en los últimos 10 años después de que el pasado 15 de marzo le fuera denegada el acceso a una documentación ya solicitada el 8 de marzo.

En la denegación del 15 de marzo, el texto firmado por el director del patronato José Francisco Mancebo apunta que “transcurridos 40 días sin haber procedido a su consulta por el Servicios de Documentación se remitió a su archivo al considerar que estuvo suficiente tiempo a su disposición sin proceder a su revisión”. El escrito pide a Compromís que vuelva a realizar la misma solicitud y está firmado siete días después de su  última petición.

La primera solicitud de estas facturas se remonta al 21 de diciembre de 2016, cuando Compromís pidió toda la facturación del Patronato y se le contestó telefónicamente que no existía la posibilidad de hacer copia de dicha documentación, a lo que los valencianistas respondieron que se haría una criba y se concretarían las facturas deseadas. Una vez recabada toda la información para la redacción de la denuncia ante la fiscalía, Compromís realizó una selección de facturas y contratos que podrían tener vínculos con la investigación y reclamó el 8 de marzo las facturas de nuevo por escrito. Fue entonces cuando el Patronato las denegó, sin perjuicio de que se puedan volver a solicitar.

Exceso de burocratización sospechosa

“Pedir por tercera vez las mismas facturas en apenas tres meses es un exceso de burocratización sospechosa. Observamos una voluntad maliciosa de dilatar el acceso a la información; primero nos dijeron que no nos podían hacer copia de todo y que hiciéramos una criba, una vez hecha la selección nos responden que ya han archivado y que nos deniegan la copia 'sin perjuicio de que la volvamos a pedir', todo esto no tiene mayor sentido que el de dificultar la labor de fiscalización”, ha considerado el portavoz Gerard Fullana.

Retrasos y prescripciones

La coalición entiende esta petición como un abuso de la burocracia encaminado a decelerar la labor fiscalizadora. Desde que Compromís comenzó a investigar al Patronato se ha encontrado con trabas desde la administración que dirige el diputado Eduardo Dolón, de quien los diputados de la formación valencianista sospechan que su función no es otra que "retrasar la labor fiscalizadora de la oposición y conseguir la prescripción de aquellos presuntos delitos que puedan haberse cometido en el Patronato Costa Blanca".

Compromís recuerda como Dolón "intentó cerrar en falso la investigación del Patronato de Turismo en relación con el presunto caso de corrupción PP Costa Blanca de las empresas vascas, afirmando que él desconoció dichas implicaciones con las empresas". Los valencianistas destaparon posteriormente que el vicepresidente "tenía copia desde diciembre de toda la documentación solicitada y se le había informado de posibles irregularidades y no solo eso sino que facturas por valor de más de un millón de euros se habían validado por el pleno y la junta de gobierno de Torrevieja mientras él era primero concejal y luego alcalde".

La coalición ha insistido en que el vicepresidente de la Diputación deje su cargo por haber intentado que el caso no salga a la luz dada su posible implicación directa en Torrevieja ya que “mientras Eduardo Dolón esté al frente del Patronato de Turismo, el organismo está en cuestión, ni es ético ni es adecuado para su gestión, no puede seguir siendo el máximo responsable de turismo en la Diputación una persona que ha mentido y que estuvo trabajando con la presunta trama en su propio municipio”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha