Anciano, con movilidad reducida o dependiente: pasar la cuarentena en solitario con comida a domicilio y atención telefónica

Una pareja de ancianos espera en un centro.

El pasado viernes, adelantándose a la decisión del consejo de Ministros, la Generalitat Valenciana decretó a través de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas el cierre de los centros de atención día para personas dependientes, centros ocupacionales, centros de atención temprana, puntos de encuentro familiar; así como los centros ambulatorios, la Red Centros Mujer y Orienta. La medida se tomó como forma de prevención ante el incremento de los contagios del nuevo coronavirus, que se ceba con las personas mayores o con patologías existentes.

No obstante, el departamento que dirige Mónica Oltra continua garantizando las atenciones domiciliarias que prestan los ayuntamientos con la subvención de la Generalitat como hasta ahora y ha comenzado a reforzar algunos servicios para colectivos vulnerables. La prioridad de los Servicios Sociales valencianos es que ninguna persona usuaria de los servicios sociales se quede sola en su domicilio por no tener una red familiar que pueda cuidar de ella. Para las personas que habitualmente acuden a un centro de día o necesitan algún tratamiento, atención que ha tenido que suspenderse, el departamento baraja opciones como buscar plazas en residencias o enviar al personal de los centros de atención que permanezcan cerrados para garantizar la atención domiciliaria.

"El objetivo es detectar aquellos casos en que no exista red familiar o en los que la interrupción del tratamiento que siguen pueda ser perjudicial para las personas usuarias. En estos casos se está trabajando para que la atención siga siendo domiciliaria", señalan fuentes de este departamento.

La Generalitat mantiene activos los servicios de asistencia domiciliaria, atención a la dependencia, o el servicio 'menjar a casa'. En el caso del servicio de ayuda a domicilio se van remitiendo las instrucciones que llegan por parte de Sanidad, advierte la conselleria. El servicio 'menjar a casa', así como los anteriores, están previstos para los usuarios de los servicios sociales valencianos, dentro del catálogo de prestaciones. En concreto, este consiste en la entrega diaria en el domicilio del usuario -con autonomía para elaborarlas- de las comidas de lunes a viernes y busca garantizar una nutrición adecuada a las personas mayores de 65 años.

Las personas que ejercen de cuidador profesional de un familiar pueden seguir desplazándose y realizando la actividad con normalidad, ya que son algunas de las excepciones que el Gobierno central permite para desplazamientos, al considerarse fuerza mayor.

El personal que tenga a su cargo menores o mayores dependientes y se vea afectado por el cierre de centros educativos o de gente mayor, así como el personal que por sus condiciones de salud pueda ser considerado especialmente vulnerable, tendrá que comunicar esa circunstancia al Servicio de Personal, acompañado de una declaración responsable a los efectos de que se les puedan aplicar las medidas previstas en la resolución de la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública del 14 de marzo de 2020, señala este departamento.

Cruz Roja: atención domiciliaria y ayuda en la compra

Las asambleas locales de Cruz Roja han incrementado el trabajo de sus voluntarios para mantener contacto telefónico diario con personas de riesgo. En la entidad, algunos voluntarios se han movilizado para realizar compras a domicilio de las personas mayores y evitar su exposición al virus. Según sus datos, en la Comunitat Valenciana hay 56.000 personas vulnerables que requieren de un seguimiento y atención exhaustiva, tarea en la que se volcarán sus 24.000 voluntarios.

"Actualmente se busca promover el voluntariado para la realización de llamadas a la población vulnerable (seguimiento telefónico para informar, ayudar y detectar necesidades), y para el reparto de artículos básicos en los hogares (distribución de alimentos, kits de higiene y medicamentos)", señala en sus redes sociales.

La entidad social mantiene activos sus servicios de asistencia telefónica, asistencia domiciliaria, acompañamiento en transportes, la unidad de respuesta a personas sin hogar y las unidades de emergencias. 

Las personas que no sean usuarias de los servicios sociales pueden consultar iniciativas de reparto de comida a domicilio. Cadenas de supermercados como Carrefour aseguran que priorizan el reparto para personas mayores, mientras que Consum y Mercadona, en el territorio valenciano, siguen su reparto "con normalidad".

Etiquetas
Publicado el
16 de marzo de 2020 - 22:35 h

Descubre nuestras apps

stats