eldiario.es

9

DESALAMBRE

ENTREVISTA | Óscar Camps, presidente de Open Arms

Óscar Camps: "No pueden venir 18 días tarde a decirnos que vayamos a España: es postureo mediático"

Óscar Camps carga contra la oferta del Gobierno español: considera que "llega tarde" y genera una "intromisión que obstaculiza todos los avances" para desembarcar en el puerto más cercano

"Que Carmen Calvo venga al barco a explicar su oferta cuando los rescatados se alejen de tierra y vuelvan las olas y los vómitos", dice Camps

El Gobierno afirma que Malta aceptó su desembarco y el barco se negó: "No es cierto. Quiere vendernos como los malos de la película", responde Camps

61 Comentarios

Oscar Camps, fundador de la ONG Proactiva Open Arms.

Oscar Camps, fundador de la ONG Proactiva Open Arms. Olmo Calvo

Lleva 19 días de un país a otro, llamada tras llamada, para abrir "todos los canales posibles" con el objetivo de desembarcar de manera segura al centenar de personas rescatadas por el Open Arms. Este domingo, Óscar Camps, el presidente de la ONG, no daba crédito de la oferta de Pedro Sánchez, conocida a través de los medios de comunicación. España, tras dos semanas, abría sus puertos a los 107 náufragos.

"Hemos repetido varias veces que no podemos más, la situación es insostenible, y  nos piden transportarlos a 500 o 1.000 millas más. ¿Qué parte no han entendido?", se pregunta el presidente de Proactiva Open Arms. Camps atiende a eldiario.es vía telefónica desde Lampedusa. Sus respuestas evidencian una profunda indignación ante una oferta que valora como "un obstáculo" más que como "una ayuda". 

El Gobierno español ha ofrecido el puerto de Mallorca para recibir al Open Arms. ¿Qué van a hacer?

Vamos a seguir haciendo lo que estamos haciendo. Soportar más tensión, más angustia, más presión. Porque, en vez de descargarnos de la situación, los estados de Italia y España quieren meternos más presión y responsabilizarnos de un transporte que consideramos peligroso. Me sorprende mucho que la Dirección General de la Marina Mercante emita en enero una resolución que nos dice que nuestro barco no puede garantizar la seguridad de los tripulantes, que los etiqueta de "pasajeros" y que carecemos de los certificados de buque de pasaje.

Ahora, después de 18 días de desgaste le dice a una organización tan pequeña como la nuestra, con unos recursos limitados, no solo que asumamos la responsabilidad de la vida de estas personas, que ya la tenemos, sino la seguridad de transportarlas a 500 o  1.000 millas más. Entendemos que no es la solución, tenemos la solución a 800 metros. 

El Ejecutivo español asegura que les proporcionarán "lo que sea necesario" para realizar el traslado de manera segura. ¿Qué necesitarían para poder aceptar? ¿les han dado ya alguna solución concreta?

La guardia costera nos ha ofrecido los recursos necesarios, incluso la escolta de sus barcos y llevar una parte de las personas a bordo. Todavía nos sorprende más cuando nos enteramos de que la escolta del Aquarius costó al erario púbico italiano 290.000 euros solo por uno de los barcos, el Diccioti. El otro no cuantificó lo que costaba. Un Airbus, que tiene más de 200 plazas, cuesta mucho menos. 

Nuestro barco no está capacitado para viajar a España. No podemos más. No nos vemos responsables de todo esto, llevamos desde el viernes alertando de la dramática situación a bordo. ¿Cómo nos piden que hagamos 1.000 millas con más de 100 personas a bordo? Si tienen un barco para acompañarnos, que los lleven a todos en unas condiciones de seguridad y dignidad. Yo los hubiese llevado en avión, que es más fácil que mover el Open Arms. Ayer se lanzaron al mar. ¿Y si pasa eso en marcha?

Diversos informes médicos han denunciado cuál es la situación a bordo. La Fiscalía italiana nos inspeccionó el sábado y comprobó que la situación a bordo era inhumana, inaceptable. Nos lo dijeron a bordo. 

¿La Fiscalía de Agrigento ha emitido ya su dictamen?

La Fiscalía está trabajando en la investigación, pero la intromisión de España en todo esto obstaculiza todos los avances para desembarcar en el puerto más cercano. Cuando el Centro de Coordinación de Salvamento había pedido el desembarco y una resolución hablaba de que estas personas debían ser atendidas, de repente aparece España y dice que se hace cargo. No sé hasta qué punto lo hace para que se aplauda la acción, que llega 18 días tarde. 

Lo que debería hacer España es, desde el principio, exigir a Italia a cumplir con sus obligaciones legales. Eso es lo que espero de mi Gobierno. Que no nos encargue la responsabilidad del viaje cuando no podemos garantizar la seguridad… 

Entonces, ¿ven en la oferta del Gobierno un obstáculo para lograr el desembarco en Lampedusa?

Claro. Ha paralizado todas las gestiones que se estaban haciendo para abrir el puerto de Lampedusa. Nosotros llevamos varios días alertando de la incapacidad para mover el barco en estas condiciones. Escribimos el viernes a Pedro Sánchez, Emmanuel Macron y Angela Merkel para decirles que no aguantábamos más. La situación era ingobernable y no nos hacíamos responsables de las personas a bordo.

¿Desde el Gobierno español les contestaron entonces o hablaron con la tripulación antes de realizar la oferta?

No, no nos respondieron entonces ni se pusieron en contacto con nosotros. Y ayer nos dijeron que vayamos a España. ¿Qué es lo que no han entendido? Que nos mande un magnífico barco de pasaje para llevar en condiciones de dignidad a estas personas. Así deberían llegar, no hacinadas en la cubierta donde llevan 19 días en una situación inhumana. Mantenerlos un día más no es a solución, sino desembarcarlos en Italia. Pueden permanecer en tránsito en un hotspot en Lampedusa y llevarlos a España en una avión, que cuesta menos de 40.000 euros. Es más económico que la gasolina de navegar hasta allí en barco. 

Se está utilizando como campaña política: Salvini de cara al posible adelanto electoral y Pedro Sánchez intenta rememorar un Aquarius, pero quiere que la fiesta la pague la ONG. Nos dejan la responsabilidad de lo que consideramos un peligro. 

Carmen Calvo ha afirmado que el Open Arms pudo entrar en Malta y se negó. ¿Es cierto?

No. Malta nos denegó el desembarco desde el primer momento. Tras el último rescate, Malta ofreció quedarse solo a 39 rescatados, cuando teníamos a bordo a más de 100 que llevaban 15 días a bordo y no quería saber nada de ellos. El resto se movilizó, estuvimos a punto de tener un motín a bordo cuando, 10 horas después del rescate, se acercó una patrullera maltesa. Se montó una revuelta a bordo porque se pensaron que iban a ser deportados a Libia cuando vieron la embarcación maltesa, que por lo visto son parecidas. El capitán solo podía frenar esa situación pero no podía realizar la transferencia, repito, de solo de 39 personas. Nunca se nos ofreció desembarcar al resto.

Lo que está haciendo Carmen Calvo es intentar meternos en su relato ganador y vendernos como los malos de la película. Está tergiversando la información para confundir a la opinión pública. No pueden venir 18 días más tarde a decir que vayamos a España. Esto es postureo mediático. Hemos agotado todos los recursos. No es cosa de agua y comida. Es una cuestión de recursos humanos, necesitamos revisar el barco, mantenerlo, cambiar la tripulación. Estamos agotados. Nosotros no somos los taxis del  mar.

Nuestra misión es proteger la vida humana en aguas internacionales donde no hay nadie y donde mueren centenares de personas.

Si España quiere recibirlos, debería venirlos a buscar. O que los traslade Italia en un buque en condiciones. También pueden fletar un avión, que vale poco: ¿por qué no los desembarcan aquí y luego los llevan a España en avión?

¿Por qué no se ven capacitados para llegar a Mallorca en estos momentos?

Cualquier movimiento va a suponer una revuelta. Somos 17 personas a bordo. Nueve se encargan de que el barco funcione. Las otras ocho personas restantes tienen que frenar peleas, atender crisis de ansiedad, asistir a quienes requieren asistencia sanitaria por las heridas, preparar la comida y mantener la vida a bordo. Es insostenible durante 19 días. Que vengan al barco para que sepan lo que está pasando aquí. 

Nuestra misión es volver a aguas internacionales cuanto antes, allí es donde deberíamos estar, salvando vidas. Hoy llegaron varias pateras a Lampedusa. Primero 19 personas y hace poco acaba de llegar otra de 32. Están llegando y se están saltando el cerco militar en el que tienen encerrado al Open Arms. Se tiran al agua, los tenemos que rescatar, mientras entran cada día varias pateras. 

Ha sido muy crítico con la falta de apoyo del Gobierno desde que empezó la crisis. ¿Cuál ha sido la respuesta del Ejecutivo desde los primeros rescates? Si en ningún momento el capitán pidió permiso para desembarcar en España, ¿qué le solicitaban?

Al Gobierno le pedimos que proteja los derechos de los ciudadanos españoles que tiene a su cargo la vida de 137 personas en un buque de bandera española. Estábamos en una situación de desamparo cuando Italia se negó a cumplir con la resolución del tribunal. Lo único que pedíamos era que recriminaran públicamente a Italia y Malta que no cumplían, que nos acompañasen al Tribunal de Hamburgo a denunciar esta mala praxis.

¿Francia y Alemania han tenido un papel más activo en la búsqueda de soluciones?

Las autoridades de Francia y Alemania se animaron a atendernos y recibirnos: el Gobierno español se ha puesto de perfil durante 12 días. Hace 12 días, Ada Colau ofreció el puerto de Barcelona. Si hubiese aceptado, esto se hubiese solucionado hace 10 días. 

Pero el capitán nunca ha llegado a solicitar el desembarco a España. ¿Por qué? 

No lo pedimos porque agotamos todas las vías legales posibles para que el país que al que le correspondiera atendiera a los convenios internacionales y obedeciera lo que marca la ley. Debíamos desembarcar en el puerto más seguro más cercano. Interpusimos un recurso contra el decreto de seguridad de Salvini. Se quejaban de la mala praxis italiana pero nadie hizo nada. Nos autorizó a entrar en aguas italianas, porque Italia es el puerto más seguro.

Teniendo un recurso a favor, ya era más fácil forzar a hacer cumplir las obligaciones del Gobierno italiano que responsabilizar a la ONG que ha hecho el esfuerzo de rescatarlas. Y en vez de protegernos, Ábalos se dedicó a dar entrevistas en las que nos atacaba. 

¿Cuál es la situación actual a bordo?

Peor que ayer, mejor que mañana. 107 personas están teniendo que hacer sus necesidades en un solo retrete porque se ha estropeado el otro. Comiendo arroz constantemente, cada vez tenemos menos dinero para ir a puerto a comprar fruta y verdura. Los ánimos están cansados. El calor de hoy aumenta aún mas la agresividad y la proximidad a tierra multiplica la desesperación. Se nos quieren tirar al mar y yo también lo haría. 

Carmen Calvo ha defendido su oferta y defiende que "una vez que ese barco esté bien y coja rumbo con todo tipo de ayuda y necesidades sanitarias, los migrantes estarán tranquilos de que navegan con certeza y seguridad". ¿Cree que es así?

Que venga ella al barco a explicárselo, que le pagamos el viaje. Que se lo cuente cuando pongamos rumbo al sur y dejen de ver la tierra. Que les cuente que serán dos o tres días más con las mismas olas y los mismos vómitos que hace unos días. Cuando  Malta e Italia nos negaron protegernos en sus aguas del temporal. Le repito a la vicepresidenta que no somos los taxis del mar.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha