eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El grupo chino Kam Fung sondea la compra de Incarlopsa, proveedor cárnico de Mercadona

La operación estaría valorada en 1.000 millones de euros por la adquisición del 95% de la compañía propiedad de la familia Loriente Piqueras

La empresa cárnica conquense lo ha desmentido, según las fuentes consultadas por eldiarioclm.es

- PUBLICIDAD -
El grupo chino Kam Fung negocia la compra de Incarlopsa, proveedor cárnico de Mercadona

El grupo chino Kam Fung negocia la compra de Incarlopsa, proveedor cárnico de Mercadona Europa Press.

La firma de inversión china Kam Fung Group Company Ltd está en conversaciones con la cárnica española Incarlopsa, interproveedora de Mercadona desde hace más de 20 años, para hacerse con una participación mayoritaria de la compañía, que estaría valorada en 1.000 millones de euros.

En concreto, Kam Fung Group está estudiando, según ha informado la agencia de noticias 'Reuters', desembarcar en el sector de la alimentación con la compra de una participación de hasta el 95% en la firma española, que es propiedad de la familia Loriente Piqueras. Una información que desmienten las fuentes de Incarlopsa consultadas por  eldiarioclm.es

En una nota, Incarlopsa dice que "no está en ningún proceso de venta" y señala que "recibe y escucha a todos aquellos que se interesan por la compañía". La empresa dice sentirse "muy orgullosa del interés que está despertando, en los últimos meses, entre diferentes grupos internacionales (chinos, rusos, norte-americanos...). Las informaciones aparecidas sobre la venta o valor de la compañía sólo las podemos entender como maniobras de presión para influir en la posición de los accionistas".

La cárnica española tiene una deuda cercana a los 200 millones de euros y la operación podría estructurarse de tal forma que la familia conservase una participación minoritaria de la compañía.La interproveedora de elaborados cárnicos de Mercadona, que se fundó hace 40 años, cerró 2016 con unas ventas de 530 millones de euros, lo que supuso un incremento del 4%. 

Hay que recordar que Incarlopsa inauguró en 2017 las nuevas instalaciones de su  matadero de porcino en Tarancón (Cuenca). 16.520 metros cuadrados, 40 millones de euros de inversión y 500 nuevos empleos (ya trabajan en el antiguo matadero unas  2.100 personas) fueron las grandes cifras anunciadas por la cárnica, que ahora cobrarían aún mayor significado, de confirmarse la noticia. La empresa comentó entonces sus previsiones para “sacrificar en dos turnos a pleno rendimiento, entre 10.500 y 11.000 cerdos al día”. Algo que esperan poder hacer en un plazo máximo de cinco años.

En una entrevista concedida por Emilio Loriente a eldiarioclm.es, el empresario explicaba que el objetivo a medio plazo era poner en marcha explotaciones ganaderas,  con más de 2.000 cabezas de porcino, con el objetivo de llegar a una producción anual de 600.000 cerdos en 100 kilómetros a la redonda, tomando como referencia el matadero. 

La compañía se ha visto envuelta en un escándalo reciente cuando se informó que de que   no posee el  certificado europeo   Welfare Quality de bienestar animal tal y como había anunciado tras conocerse una sentencia del  Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha   (TSJCLM) que quitó la razón a la Junta de Castilla-La Mancha por expedientar a varios veterinarios que levantaron actas denunciando maltrato animal en el antiguo matadero porcino de Industrias Cárnicas Loriente Piqueras SA (Incarlopsa) y criticando que hubiera actuado a "dictado" de la cárnica.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha