eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

España, a la cola mundial de la igualdad al frente de las grandes empresas: solo un 2,8% de los CEO son mujeres

A escala global, las mujeres ocupan un 4,9% de los puestos de alta dirección de las grandes compañías, según un informe

En España, solo diez empresas de las 139 compañías españolas que cotizan en bolsa tienen consejeras ejecutivas

De las empresas del Ibex 35, solo tres compañías cuentan con mujeres entre sus consejeros ejecutivos: Banco Santander, Bankinter e Indra

El IBEX 35 cae un 0,71 % a mediodía, lastrado por la banca

EFE

Únicamente un 4,9% de los puestos de alta dirección de las compañías cotizadas están ocupados por mujeres, según un informe de una consultora estadounidense. En España el escenario es aún más desalentador –un 2,8% de los puestos de alta dirección ejecutiva los ocupan mujeres– sin embargo, hay países en los que no hay cargos directivos ocupados por mujeres, como es el caso de Italia y Dinamarca. El estudio también recoge los datos de los países que mayor porcentaje de puestos de alta dirección ostentados por mujeres, como es el caso de Reino Unido (8,2%), Finlandia y Noruega (8%).

"El avance de las mujeres hacia puestos de dirección ha aumentado en los últimos años pero todavía no hay un crecimiento significativo en el número de nombramientos", afirma Anne Lim O'Brien, vicepresidenta de Heidrick & Struggles, compañía que ha elaborado el informe. En España, solo diez empresas de las 139 compañías españolas que cotizan en bolsa tienen consejeras ejecutivas, según los últimos datos publicados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).



De las empresas del Ibex 35, solo tres compañías cuentan con mujeres entre sus consejeros ejecutivos. Se trata de Banco Santander, con su presidenta Ana Botín; Bankinter, con la consejera delegada Dolores Dancausa e Indra, con Cristina Ruiz como consejera directora general de Tecnologías de la Información. Las 32 compañías restantes del Ibex no tienen a ninguna mujer en los cargos ejecutivos de mayor poder.

En España no existe información clara sobre qué políticas adoptan las empresas enfocadas a la igualdad de género. Según los datos de un informe de la auditora Thornton Women In Business 2018, los empresarios encuestados aseguran que lo que les motivó a implantar políticas de igualdad en sus empresas fue atraer y mantener profesionales (36%), cumplir con sus valores corporativos (22%), mejorar el rendimiento de la compañía (18%) y en último lugar, cumplir con la legislación (15%).

"Si les exigimos a las empresas que implanten medidas fiscales o medioambientales, ¿por qué no van a tener que aplicar también medidas que tienen que ver con la igualdad?", afirmaba a eldiario.es Thorstein Víglundsson, exministro de Asuntos Sociales de Islandia, país referente mundial en igualdad.



La coherencia en las decisiones en materia de igualdad de género también es objeto de debate entre fundaciones que fomentan una mayor participación de mujeres en el área corporativa. "Es incoherente incorporar a tres consejeras en la administración de una empresa y no fomentar la diversidad en el resto del equipo", indica Mamen Gómez, consejera de Ezentis en una mesa de debate.

"No tener una política de diversidad impide crecer a la empresa", afirma José Bogas, presidente de Endesa, compañía con una única mujer en su alta dirección. Aunque esta situación se repite de manera similar en muchas entidades, los expertos apuntan que las organizaciones que ya llevan a cabo iniciativas de igualdad de género son más eficientes de manera económica y contribuyen a mejorar la confianza de los inversores.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha