La portada de mañana
Acceder
Solo el 5% de contagiados en España tenía la pauta completa
Los últimos días de la nobleza de Franco
Opinión - Demoler la cruz, por Antonio Maestre

Ángel Acebes: “El auditor nunca nos dijo que existiese algún problema”

Acebes a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar en el "caso Bankia". EFE

Las comparecencias ante el juez Fernando Andréu de los 33 imputados en el “caso Bankia” se grabaron solo en audio y no en vídeo, como es habitual. Uno de ellos, Ángel Acebes, exministro de Justicia e Interior del Gobierno de José María Aznar, declaró el 23 de noviembre de 2012 en su condición de consejero del Banco Financiero y de Ahorros (BFA), la matriz de Bankia. Nombrado el 27 de julio de 2011, justo después de la salida de la entidad a Bolsa, dimitió el 24 de abril de 2012, dos semanas antes de la reformulación de sus cuentas, que hizo que los 305 millones de euros de beneficios inicialmente declarados se convirtieran en 2.979 de pérdidas y con ello obligaron al Estado a intervenir.

Lo que sigue es una traslación prácticamente literal de su declaración (los cambios incorporados lo han sido exclusivamente para hacer más fácil su lectura). Acebes negó cualquier responsabilidad en la quiebra de la entidad y, como hizo también el resto de imputados, cargó en Francisco Celma, auditor de Deloitte, toda la responsabilidad de lo ocurrido al no haber informado en ningún momento al Consejo de Administración de la existencia de un desfase contable tan grande, ni advertir de que no fuese a firmar el informe de auditoría de las cuentas de 2011. El auditor desmintió posteriormente el testimonio de Acebes, a quien, dijo, había alertado de la situación en octubre de ese año.

Fiscal.- ¿Desea contestar a las preguntas de la parte querellante (UPyD) o de alguna otra acusación personal?

Ángel Acebes.- Contestaré a todas las preguntas que me plantee su señoría, el ministerio fiscal y mi abogado.

Fiscal.- ¿En qué fecha se incorpora usted al consejo de administración de BFA?

Ángel Acebes.- El 27 de julio de 2011.

Fiscal.- ¿No desde el primer momento, cuando se constituye en diciembre del año anterior?

Ángel Acebes.- No, cuando a mí me propusieron ya se había producido la fusión (de las siete cajas) y la salida de Bankia a Bolsa.

Fiscal.- Usted entró en el consejo en representación de Caja Madrid, ¿recuerda cuál era su remuneración?

Ángel Acebes.- No, no, yo entré como independiente. Mi retribución en 2011 fue de 162.000 euros brutos.

Fiscal.- ¿Presidió usted la Comisión de Auditoría?

Ángel Acebes.- Sí, el mismo 27 de julio el consejo de administración me nombró presidente.

Fiscal.- ¿Qué cualificación profesional tiene en relación con estas cuestiones de auditoría y contabilidad?

Ángel Acebes.- Bueno, yo soy licenciado en derecho, abogado colegiado desde 1983, y ahora ejerzo fundamentalmente en el área del Derecho Mercantil.

Fiscal.- ¿Cuál es la razón, en qué circunstancias entra usted a formar parte del consejo de administración de BFA?

Ángel Acebes.- Me propuso el presidente (Rodrigo Rato) a la junta general, que lo aprobó por unanimidad.

Fiscal.- Para entonces el folleto de salida a Bolsa ya estaba elaborado y registrado en la CNVV y Bankia cotizaba en Bolsa.

Ángel Acebes.- Yo no participé en la elaboración del folleto, ni lo firmé, ni tuve nada que ver con la salida a Bolsa, incluso la OPV (oferta pública de venta de las nuevas acciones) estaba liquidada desde el 22 de julio.

Fiscal.- ¿Qué sabe de la crisis del Banco de Valencia, de los problemas que se detectan en el grupo a partir del verano de 2011 por parte de los inspectores del Banco de España (BE) en el sentido de que el deterioro en las cuentas del grupo es superior al esperado. ¿Le pide el Consejo de Administración, como presidente del Comité de Auditoría, información sobre las observaciones del BE a las cuentas?

Ángel Acebes.- En absoluto tuvimos información, ni el BE nos dio traslado de un informe en el que apreciase que se estuviese produciendo el citado deterioro.

Fiscal.- ¿Recuerda si habló con algún alto cargo del BE de dicha problemática?

Ángel Acebes.- En ningún momento de los poco más de ocho meses que estuve en el consejo nadie del BE me llamó, ni tuve ninguna entrevista personal, telefónica o por escrito, ni nos hicieron ninguna advertencia.

Fiscal.- En septiembre de 2011 se produce la crisis del Banco de Valencia (el 40% era de Bancaja, una de las entidades fusionadas en Bankia), cuando se detecta un deterioro muy importante en los activos inmobiliarios. La solución final fue la intervención por el BE. ¿Se planteó por parte de éste a Bankia que se hiciera cargo del Banco de Valencia? (Bankia era el accionista más destacado al haber heredado la participación de Bancaja) ¿Se manejó otra solución diferente?

Ángel Acebes.- Que yo conozca no. En noviembre de 2011 (la intervención del Banco de Valencia por el BE tuvo lugar el día 21 de dicho mes) el presidente convocó al Consejo de Administración para dar cuenta de la intervención del Banco de Valencia, y al mes siguiente tuvimos una Comisión de Auditoría en la que propusimos el interventor general que nos hiciera un informa acerca del impacto que esta intervención podía tener en BFA. Este informe lo presentó en febrero de 2012 y en él afirmaba que desde diciembre de 2010 hasta finales de 2011 no había ocurrido ningún acontecimiento que hubiese producido ese deterioro. Lo trasladamos al Consejo de Administración, que decidió poner en marcha los mecanismos previstos en el contrato de intervención.

Fiscal.- Vamos a pasar a las cuentas anuales del 2011, al consejo inicial del 28 de marzo de 2012 (el que las aprobó), a la reformulación de las cuentas, a todas estas cuestiones que resultan un poco llamativas. Con anterioridad al citado 28 de marzo se reúne el Consejo de Auditoría que usted presidía ¿qué informe les dio el auditor externo (Deloitte), si les dio alguno?

Ángel Acebes.- Le explico. En octubre de 2011 la Comisión de Auditoría conoce la planificación que se va a hacer de la auditoría y en el mes de febrero de 2012 comparece el director general de Intervención y Contabilidad, que es el responsable de la contabilidad de BFA, el director general del grupo y el auditor interno para informar sobre las cuentas de 2011. Nos dan cuenta del balance, de la cuenta de resultados, y el interventor general nos dice que las cuentas son claras, relevantes y fiables. Nos dice que respecto a las de Bankia se ha sido conservador y el auditor interno nos traslada que el proceso de auditoría ha sido el adecuado pese a las dificultades por la fusión de siete entidades. Con esto, al mes siguiente, el 26 de marzo (de 2012), comparece el auditor externo, el señor Francisco Celma, acompañado del señor Alonso, que nos presenta las principales magnitudes de las cuentas, que coinciden exactamente con las que nos habían presentado los responsables contables. Los resultados son idénticos. No había ningún problema. Nos dice que hay algunas cuestiones pendientes (había que presentar un plan al BE para cumplir con el decreto 2/2012), que están en análisis con la dirección y de recibir alguna documentación, cosa que era normal porque se acababa de producir una nueva reforma legislativa (el citado real decreto).

Fiscal.- Entre las cuestiones pendientes de análisis ¿les informa el señor Celma que se podía modificar el informe final del auditor?

Ángel Acebes.- Nos trasladó absoluta normalidad. En la Comisión de Auditoría el señor Celma jamás, en ningún momento, nos dijo que existiese ningún problema, que no fuese a firmar el informe, ni que fuese a haber un informe con salvedades. Todo lo que trasladó fue absoluta normalidad.

Fiscal.- De alguno temas que sí surgen en la reformulación de las cuentas son las acciones que BFA tenía en Bankia, cuyo valor contable había caído como consecuencia de que la salida a Bolsa había sido inferior al mismo ¿se trató este tema?

Ángel Acebes.- La participación de BFA en Bankia se contabilizó por el valor real de la inversión que BFA había hecho ese año. El valor técnico tiene que ver con la estrategia para generar resultados, es un valor en función de la estimación que se hace de cómo va a evolucionar la cotización en Bolsa, de las previsiones que se tienen a futuro. En el plan que se presenta al BE se tiene en cuenta esta estimación.

Fiscal.- El 28 de marzo de 2012 se presenta el avance de las cuentas anuales de 2011 ¿Quién presentó estas cuentas y se las explicó al consejo? (BFA reconocía unas pérdidas de 439 millones de euros y Bankia unos beneficios de 305, que tras la reformulación elevaron las pérdidas de BFA hasta los 7.263 millones de euros y los beneficios de Bankia se convirtieron en pérdidas de casi tres mil millones)

Ángel Acebes.- Las cuentas las presenta el director general de Intervención y Contabilidad de la corporación, y son coincidentes con los que nos había presentado el auditor externo, que habla de absoluta normalidad; que se han realizado los saneamientos necesarios durante el año; que hay más dinero, y que la evolución es positiva. La Comisión de Auditoría no tiene ninguna responsabilidad en la elaboración de las cuentas y en la auditoría de las mismas, se limita a que se aprueben a tiempo (tenían que estar antes del 31 de marzo de 2012).

Fiscal.- Pese a la coincidencia en las cuentas entre el auditor interno y el externo de que habla, lo cierto es que Deloitte no realiza el informe por esas cuestiones pendientes a las que usted se ha referido, ¿qué previsiones les dio respecto a la conclusión del informe?, porque quedaba un plazo muy corto, hasta finales de abril, para presentarlas en la CNMV, ¿les generó inquietud que el informe del auditor externo no estuviera terminado, qué explicación les dio?

Ángel Acebes.- Nunca dijo, desde luego a mí, que no fuese a firmar el informe de auditoría. Nunca nos dijo que tuviese problemas con el informe ni con nada. No había ninguna preocupación porque las cuentas se habían aprobado el 28 de marzo, el plan de la dirección se aprueba el 17 de abril, y 23 de abril lo aprueba a su vez el BE. El día 24 dimití y me fui muy tranquilo.

Fiscal.- ¿Por qué dimite?

Ángel Acebes.- Porque ese mismo día me habían nombrado consejero de Iberdrola, y como BFA tenía participaciones decidí dimitir.

Fiscal.- El último día de abril se presentan las cuentas en la CNMV sin el informe de auditoría, cuando usted está ya fuera del consejo, pero ¿tiene algún conocimiento a través de alguna persona del consejo?, ¿pregunta usted por qué no se presentan las cuentas con el informe de auditoría?

Ángel Acebes.- Desde el 23 de abril dejo de formar parte del consejo y ahí terminan mis responsabilidades; después he hecho un seguimiento a través de lo que se ha publicado en los medios.

El auditor Francisco Celma es convocado al consejo que BFA celebra el 28 de mayo de 2012 (Acebes lleva ya un mes fuera de la entidad) y expone que ya en octubre de 2011 advirtió a la Comisión de Auditoría (la presidía Acebes) que para cerrar las cuentas de ese año era imprescindible que BFA reconociera la pérdida del valor de su participación en Bankia, de la que poseía un 45%. BFA había contabilizado ese activo con un valor de 12.000 millones cuando en Bolsa su valor no superaba los 2.000 millones, y el auditor sólo estaba dispuesto a reconocer un máximo de 8.500 millones. Además, Deloitte había alertado de otro agujero potencial: la multimillonaria sobrevaloración de los llamados “activos por impuestos diferidos” (ventajas fiscales no utilizadas que quedan pendientes de aplicar en la liquidación de los impuestos sobre beneficios). Todo ello queda reflejado en el acta del consejo de ese día.

Fiscal.- Respecto a la reformulación de la cuentas de Bankia, ¿tiene conocimiento o información para tener una opinión sobre las nuevas cuentas?, ¿quiere hacer alguna manifestación al respecto?

Ángel Acebes.- No tengo nada que ver con esas cuentas. Si me pide una opinión, creo que la reformulación se produce por un cambio en las estimaciones sobre la generación de resultados a futuro.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats