El Parlamento Europeo da la aprobación final a los 672.000 millones de los fondos anticrisis de la UE

El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Domvrobskis, en el pleno de Bruselas del Parlamento Europeo, el 9 de febrero.

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

0

La Eurocámara da la aprobación final a la principal herramienta de los fondos anticrisis de la UE, a los 672.000 millones que gestionarán los Gobiernos a través de los planes de recuperación y resiliencia –582 votos a favor; 40 votos en contra y 69 abstenciones–. Eso sí, como ha recordado en el debate el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, los países deben acometer "lo antes posible" la ratificación del fondo europeo en sus parlamentos nacionales para que el dinero pueda empezar a "fluir" a empresas y ciudadanos.

Los eurodiputados, así, han ratificado este miércoles el reglamento del Fondo de Recuperación y Resiliencia (RRF), el pilar principal del plan anticrisis con 672.000 millones entre transferencias y préstamos –de los 750.000 millones que componen los fondos anticrisis: la diferencia, 78.000 millones, van a través de programas de la Comisión Europea incluidos en los presupuestos plurianuales de la UE 2021-2027–. Ahora bien, Bruselas no podrá captar fondos en los mercados con la emisión de deuda hasta que todos los países hayan ratificado la decisión de recursos propios –impuestos– y el nuevo techo de gasto del presupuesto plurianual de la UE. Hasta ahora, solo seis países lo han hecho: Francia, Bulgaria, Croacia, Chipre, Eslovenia y Portugal.

"Es esencial que los Estados miembros ratifiquen la Decisión de Recursos Propios lo antes posible para que la Comisión pueda empezar sus operaciones de financiación", ha afirmado Dombrovskis: "Tenemos que poner en marcha el RRF tan rápido como podamos porque el dinero europeo debe empezar a fluir a los Estados miembros para apoyar la recuperación, a las empresas y ciudadanos, y para reiniciar las economías en una dirección sostenible y resiliente".

"El 18 de febrero podría ser la fecha de publicación en el diario oficial de la UE de este reglamento", ha recordado el vicepresidente comunitario.

El reglamento aprobado establece algunas condicionalidades que recogen las directrices publicadas por la Comisión Europea, actualizadas tras las negociaciones por el reglamento. En las nuevas directrices, el Ejecutivo comunitario afirma: "Los Estados miembros deben acompañar cada solicitud de pago con la información necesaria para que la Comisión Europa pueda evaluar el cumplimiento de las condiciones de desembolso, y la Comisión podrá solicitar información adicional si es necesario. Si los objetivos y metas no se cumplen satisfactoriamente, se suspenderán los pagos y, eventualmente, se podría reducir la contribución financiera".

"Los Estados miembros", dice el Ejecutivo comunitario, "también acompañarán cada solicitud de pago con una declaración de gestión que confirme que los fondos se utilizaron para el fin previsto, que la información presentada con la solicitud de pago es completa, precisa y fiable y que los sistemas de control establecidos dan las garantías necesarias de que los fondos se gestionaron de conformidad con todas las normas aplicables, en particular las normas sobre prevención de conflictos de intereses, prevención del fraude, corrupción y doble financiación de acuerdo con el principio de buena gestión financiera; y un resumen de las auditorías realizadas, incluyendo el alcance de estas auditorías en términos de gasto cubierto y período de tiempo cubierto y un análisis de las debilidades encontradas y las acciones correctivas tomadas".

Así, afirma la Comisión Europea, "podrá suspender los desembolsos en cualquier momento si se evidencian irregularidades graves (es decir, fraude, corrupción, conflicto de intereses). En tal caso, la Comisión puede solicitar acceso a información más detallada registrada por el Estado miembro, incluidos datos sobre los beneficiarios finales de los proyectos o inversiones necesarias para alcanzar los objetivos y metas, y llevar a cabo, si es necesario, controles adicionales o una auditoría".

"Estamos pidiendo un fuerte compromiso para hacer reformas, y más detalles sobre objetivos y metas. Creo que estamos en la buena dirección con España, pero por supuesto tenemos que trabajar juntos todavía unos pocos días y semanas", dijo el comisario de Finanzas, Paolo Gentiloni, tras el último Eurogrupo

Según ha explicado Dombrovskis, 18 países han trasladado ya a las autoridades comunitarias un borrador completo o casi completo de sus planes: "Sin embargo, queda mucho trabajo por delante. Incluso los países con los planes más avanzados están trabajando para traducir las inversiones y reformas en objetivos operativos y en cumplir con otros requisitos del reglamento. Los planes no deben ser un mosaico de medidas pequeñas con poco impacto, tienen que reflejar una estrategia clara".

La socialista Eider Gardiazabal, ponente del Parlamento Europeo en las negociaciones del fondo anticrisis ha sostenido en el debate: "Este plan supone una doble respuesta, en primer lugar la recuperación. Y, por otro lado, la transformación: se trata de aprovechar para transformaciones sin precedentes. Este plan va a permitir avanzar en pocos años, lo que en otras circunstancias habrían supuesto décadas".

La jefa de la delegación del PP, Dolors Montserrat, ha afirmado en el pleno que "los europeos viven en una incertidumbre que necesita una respuesta rápida y eficaz".

"Es una inyección económica sin precedentes. Estos fondos pertenecen a los europeos, no son propiedad de ningún gobierno, no vamos a permitir que gobiernos populistas los vayan a utilizar para despilfarrar sin control creando redes clientelares, son para crear empleo, empleo y más empleo", ha dicho Montserrat: "Estaremos vigilando para que no se derroche ni un solo euro".

El eurodiputado de Ciudadanos y vicepresidente del grupo Renew Europe, Luis Garicano, ha defendido el mecanismo de recuperación y resiliencia: "Hoy aprobamos las reglas que van a permitir a nuestros países reconstruir sus economías. Si no ponemos remedio habrá una oleada de insolvencias. El reglamento requiere reformas e inversiones".

"Es un día histórico, vamos a poner en marcha los famosos eurobonos, deuda compartida para hacer transferencia", ha dicho el eurodiputado de Catalunya en Comú y vicepresidente de los Verdes, Ernest Urtasun: "Quedan atrás los años de la troika, todos los que estuvieron denunciando la austeridad pueden cantar victoria".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats